Pablo Rodríguez derrota a 7 yunquistas; los obliga a pagar gastos de un juicio

Como parte de la profunda división y confrontación que hay en la derecha poblana, hace unos días Pablo Rodríguez Regordosa en su calidad de ex presidente del Comité Municipal de la capital ha vencido en tribunales, por segunda vez, a un grupo de 7 destacados yunquistas de Puebla, en lo que ya parece ser una derrota jurídica sin retorno. Los integrantes del Yunque han sido sentenciados a pagar gastos y costas del juicio al exdirigente albiazul.

Dicha derrota tuvo dos componentes básicos: el primero que Pablo Rodríguez fue defendido por el jurista Carlos Meza Viveros, experto en litigios de alta complejidad, y los yunquistas fueron representados por Juan Carlos Espina von Roehrich, quien ha sido presidente estatal del PAN, legislador local y regidor de la capital, pero ajeno a la confrontación jurídica.

Y el segundo, que los yunquistas desconocen criterios jurisprudenciales y esa condición los llevó a emprender un litigio en el que tenían todas las posibilidades de ser derrotados. La razón jurídica no les asistía para emprender un juicio por daño moral contra Rodríguez Regordosa.


Al final quedan exhibidos como políticos incongruentes y carentes de respeto a la institucionalidad del PAN, pues todo inicia por su falta de cumplimiento de los estatutos de dicha fuerza política.

Las cuotas que no querían pagar

El morenovallismo provocó una profunda fractura –todavía no sanada– en la derecha poblana, en donde los llamados panistas tradicionales o yunquistas se sintieron relegados. Por esa razón, 7 regidores del ayuntamiento de Puebla, que fue encabezado por el entonces edil José Antonio Gali Fayad, decidieron rebelarse contra el dirigente del PAN en la capital, Pablo Rodríguez Regordosa.

Esos panistas –cabe aclarar que en la planilla de regidores de Gali no todos eran del PAN– son Juan Carlos Espina; Gabriel Oswaldo Jiménez, actual diputado local; Adán Domínguez Sánchez; María Guadalupe Arrubarena García, quien es en el presente la secretaría del Comité Municipal del albiazul en la capital; Marcos Castro Martínez; Miguel Méndez Gutiérrez, que ya fue dirigente del partido en la Angelópolis; y Myriam de Lourdes Arabian Couttolenc, quien ahora es líder en Puebla del fracasado partido México Libre del expresidente Felipe Calderón .

Como parte de esa rebelión, los entonces regidores dejaron de cumplir con la norma estatutaria de pagar cuotas al Comité Municipal del PAN, una condición que tiene un mayor grado de exigibilidad hacia los militantes que tienen cargos públicos.

En un afán de obligarlos a responder a sus deberes estatutarios, el entonces líder de PAN en la capital, Pablo Rodríguez –quien era parte del morenovallismo–, optó por hacer público que regidores se negaban a cubrir sus aportaciones económicas y esa lista de deudores apareció en medios de comunicación.

Los 7 regidores se sintieron lastimados en su decoro, honra y dignidad, por lo cual presentaron una demanda por daño moral contra Pablo Rodríguez, misma que fue radicada en el juzgadoTercero Especializado en Materia Civil del distrito judicial de Puebla, en donde perdieron el litigio en primera instancia.

¿Por qué fueron derrotados?

Porque existe una jurisprudencia en materia de protección de la libertad de expresión y principios doctrinales, conocida como “sistema dual”, en donde se establece que todos los personajes de la vida pública y de la política están obligados a soportar críticas en un amplio umbral de tolerancia, sin importar que esas expresiones en apariencia sean cáusticas, agresivas, oprobiosas u ofensivas.

Es decir, un personaje público debe ser tolerante a las críticas y debate de las ideas, siempre y cuando sea en el terreno de asuntos públicos, como es la vida de un partido político.

Por esa razón, el pasado 12 de octubre la Tercera Sala en Materia Civil del Tribunal Superior de Justicia, dio cumplimiento a una sentencia de amparo en la toca de apelación 2327/2019, en donde los 7 yunquistas vuelven a recibir una sentencia adversa y ahora, se les está obligando a pagar los costos y costas del juicio en cuestión a favor de Pablo Rodríguez Regordosa.

Los yunquistas y ex regidores podrían recurrir a la vía del amparo para intentar revertir los dos fallos anteriores, pero es ya casi imposible que logren ganar. Mejor que vayan buscando que venden o empeñan para cubrirle a Pablo Rodríguez lo que le deben.