En operativo, Comercio Exterior decomisa 15 toneladas de ropa ingresada ilegalmente al país

La dirección de Comercio Exterior de la Secretaría de Finanzas realizó alrededor de las 11 de la mañana de ayer un operativo en el tianguis de San Isidro, ubicado al sur de la ciudad de Puebla.

La operación tuvo como finalidad el decomiso de mercancía de contrabando, es decir ingresada ilegalmente al país, sin pagar ningún tipo de impuesto, concretamente ropa de paca.

Con la participación de la Guardia Nacional, las secretarías de Seguridad Pública (SSP), de la Defensa Nacional (Sedena) y de Seguridad Ciudadana, se decomisaron aproximadamente 15 toneladas de prendas de vestir de procedencia extranjera que ingresó al país de forma ilegal.


Las corporaciones policiacas y el personal de Comercio Exterior detectaron que en dicho tianguis estaban instaladas carpas y lonas en las que se anunciaba la venta de ropa de diferentes marcas que no contaban con la documentación que avalara el ingreso legal al país, por lo que se procedió a su aseguramiento.

La mercancía decomisada quedó a disposición de las autoridades de Comercio Exterior para cuantificarla y llevar a cabo las diligencias correspondientes.

La circulación fue interrumpida por agentes de tránsito en ambos sentidos de la 14 Sur, desde el bulevar Las Torres.

Aunque hubo momentos de tensión debido a molestia de los comerciantes a los que les recogieron su mercancía, no se registró algun altercado con las fuerzas de seguridad que se encontraban en el lugar.

Es el segundo operativo de este tipo que se realiza en la presente semana. El primero ocurrió el pasado martes en el mercado de La Cuchilla.

En ese centro de abasto personal de Comercio Exterior decomisó aproximadamente 12 toneladas de discos compactos y casi 200 grabadores en torre, conocidos popularmente como “quemadores”.

También fueron desmantelados tres locales que se utilizaban como laboratorios para la producción de discos pirata.

Además, en el área de estacionamiento del mercado, ubicado al norte de la capital poblana, se localizaron y detuvieron dos vehículos: una camioneta Lincoln Navigator con reporte de robo, así como un Chevrolet Astra que tenía placas pertenecientes a un auto que fue hurtado.

Dentro de esta última unidad se hallaron cuatro armas largas y una corta: un fusil AM–15 y otro AR–15, dos subametralladoras UZI, una pistola calibre .9 milímetros y más de medio centenar de cartuchos útiles.

También nueve bolsas pequeñas, de las cuales en cinco el producto que contenían pareciera ser droga conocida como cristal, dos más con características similares a la heroína y el mismo número con un material con la apariencia de cocaína.

La camioneta fue puesta a disposición de la Fiscalía General del Estado, mientras que el auto con las armas y el producto con apariencia de droga a la Fiscalía General de la República.