Operan en Puebla de manera impune cinco negocios de licencias de conducir apócrifas

En Puebla capital y sus alrededores operan a plena luz del día y de manera impune por los menos cinco negocios que tramitan licencias de conducir, placas y tarjetas de circulación apócrifas,  a cargo de personas que se hacen pasar falsamente por gestores de gobierno.

La actividad se ha extendido a distintas partes del estado y el país por la promoción de esos servicios en redes sociales, donde han tenido una alta demanda pese a que la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMT) del estado aclaró a La Jornada de Oriente que no usa intermediarios porque los trámites se realizan de manera presencial en las oficinas gubernamentales.

En noviembre pasado, el titular de la SMT, Guillermo Aréchiga Santamaría, alertó la detección de 200 licencias apócrifas en sólo tres meses, sin embargo, a casi un año de distancia, la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha intervenido en el funcionamiento de esos negocios, pese a que han sido objeto de denuncias promovidas por ciudadanos defraudados.


De acuerdo con el artículo 253 Bis del Código Penal del estado, es punible la elaboración o alteración sin permiso de la autoridad competente de una placa, engomado, tarjeta de circulación o demás documentos que se expiden para identificar vehículos automotores o remolques, con una sanción que puede ir de los cuatro a los ocho años de prisión y una multa de 300 a 2 mil días de salario mínimo.

En el caso de la licencia de conducir, el artículo 252 del Código Penal contempla cárcel de dos a ocho años y multa de 200 a mil días de salario, por tratarse de un documento público.

Las acciones penales no sólo pueden iniciarse contra las personas que elaboran las licencias de conducir, placas y tarjetas de circulación apócrifas, sino también contra aquellos automovilistas que las portan, ya que estarían incurriendo en uso de documento falso que el Código Penal castiga con las mismas sanciones que la falsificación.

En ese contexto, la SMT hizo un llamado a la población a no dejarse engañar por personas que ofrecen facilitar el trámite de esos documentos, ya que éste sólo puede realizarse de manera presencial en las instalaciones de la Secretaría de Planeación y Finanzas (SPF), así como en los Centros de Integración de Servicios (CIS) de los distintos municipios.

Funcionan negocios sin ningún disimulo  

Es fácil detectar la operación de los negocios que se dedican a falsificar todo tipo de documentación relacionada con el manejo de vehículos, pues la mayoría se encuentran instalados en calles principales de la zona metropolitana donde promueven sus servicios con fachadas cubiertas en su totalidad por lonas llamativas de colores rojo, amarillo y verde.

En los anuncios se puede leer en letras monumentales “Placas $2,900”, “Licencias $600”, “Reemplacamos tu auto sin importar adeudos ni documentos” y “Tramitamos refacturaciones, cambios de propietario, reposición de tarjetas de circulación, permisos para circular”.

La Jornada de Oriente confirmó la existencia de tres negocios en el municipio de Puebla, los cuales se localizan en la avenida 16 de septiembre, a la altura de la calle Venustiano Carranza; en el cruce de la calle 24 sur y Circuito Juan Pablo II; así como en el bulevar Xonacatepec, entre las calles Perote y Pico de Orizaba de la colonia Villa Guadalupe.

Además, recibió reportes de la operación de un local con la misma actividad en la calle Miguel Hidalgo número 32 del Barrio del Bajío, del municipio de Cuautlancingo, así como de otro más en la Gasolinera Zoquiapa, del municipio de Coronango.

Las redes sociales amplifican el problema

Las redes sociales han ofrecido otra vía para enganchar ciudadanos que buscan agilizar la expedición de la licencia de manejo y del resto de la documentación vehicular. En facebook se promueven a través de las páginas “Gestoría Vehicular YUSAM”, “Ub Aldo”, “Gestor Moreno” y “Gestoría Vehicular San Diego”.

Para la elaboración de la licencia de conducir, los únicos requisitos que solicitan es el nombre completo del interesado, una foto del rostro de frente con fondo blanco, una firma en hoja blanca, así como una foto de la credencial para votar por ambos lados.

El costo del servicio varía y en ocasiones llega a ser superior al fijado por la autoridad. Mientras en las oficinas gubernamentales la licencia auténtica de tres años tiene un precio de 790 pesos, la de cinco años de mil 165 pesos y la permanente de 2 mil 345 pesos, esos mismos documentos los llegan a ofertar los negocios en 2 mil pesos, 2 mil 500 y 3 mil pesos, respectivamente.

La Jornada de Oriente se contactó con la FGE para conocer el avance que ha tenido la institución en el seguimiento de las denuncias promovidas por ciudadanos que adquirieron una licencia de conducir apócrifa, sin tener una respuesta. De los tres números de carpeta de investigación que proporcionó este medio de comunicación, la fiscalía no dio razón de ninguno.