Sábado, septiembre 18, 2021

Opacidad y oportunismo le dieron al PSI dos diputaciones pluris

Destacadas

La próxima semana pasará por Tehuacán la Carrera Antorcha Guadalupana, la dedicarán a la memoria del  padre Gustavo Rodríguez, defensor de los migrantes

Tehuacán. La Carrera Antorcha Guadalupana, en su edición XXI, pasará nuevamente por la Diócesis de Tehuacán la próxima semana....

Advierten organizaciones culturales que no permitirán que el INAH se lleve esculturas del Museo Sitio de la Zona Arqueológica Ndachijan

Tehuacán. Organizaciones culturales se unieron para anunciar que no permitirán que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)...

Se complicó la elección de Puebla por no dimensionar la carga de trabajo del IEE, admite el consejero Arturo Baltazar

El consejero Jesús Arturo Baltazar Trujano, quien forma parte de una ola de exfuncionarios del INE que arribó al...

Oportunismo y opacidad son los signos que distinguen al Partido Pacto Social de Integración (PSI), que ha dado la sorpresa de obtener dos diputaciones plurinominales, con un trabajo político-electoral muy pobre y siempre jugando al pragmatismo de cambiar de aliados en cada contienda.

Esas características son las que permitieron que María Fátima Taboada Meza pudiera llegar a la segunda diputación plurinominal que, de manera sorpresiva, obtuvo el PSI.

Fue una doble sorpresa porque hace poco más de un mes nadie apostaba a que el PSI pudiera sobrevivir al actual proceso electoral y porque la historia de María Fátima Taboada es una larga serie de deserciones políticas.

- Anuncio -

Esta mujer surgió en las filas del PRI, donde al no obtener ninguna posición relevante dejó las filas del tricolor y se enroló en el Partido Verde Ecologista de México, con el cual compitió hace tres años por la alcaldía de San Martín Texmelucan y su nivel de participación pasó sin pena ni gloria.

En el actual proceso electoral volvió a desertar para ahora aparecer en el PSI, donde se le postuló en una doble candidatura a diputada local, por la vía de mayoría y de representación proporcional.

Su campaña pasó desapercibida totalmente.

Ya que como el PSI hizo una alianza para apoyar a Edgar Salomón Escorza, como candidato a edil de San Martín Texmelucan por el PAN y el PRD, Fátima Taboada se colgó de la campaña del primero.

De tal forma que el equipo proselitista de Edgar Salomón Escorza aportó todo: el financiamiento, la operación electoral y las brigadas de promoción del voto para la candidata del PSI.

Sin embargo, el asunto no terminó ahí, pues resulta que, en la planilla de Abraham Salazar, el candidato de Movimiento Ciudadano a edil de San Martín Texmelucan –que a los ojos de muchos ciudadanos de este municipio es quien realmente ganó la contienda, pero le quitaron el triunfo mediante un fraude a favor de Morena–, apareció una hermana de Fátima Taboada como aspirante a regidora.

Se dice que al final Fátima Taboada dirigió el trabajo político del PSI para que sus pocos votos no fuera para la alianza encabezada por el PAN y el PRD, la de Edgar Salomón, sino se emitieran a favor de Movimiento Ciudadano, con la idea de que su hermana llegara al cargo de regidora.

Es decir, traicionó a Edgar Salomón y benefició a un partido ajeno a la fuerza política que representó.

Y la suerte le acabó sonriendo, pues de “panzazo”, logró colarse a una diputación plurinominal que hasta hace unos días parecía casi imposible conseguir.

Ahora a nadie debe de sorprender esta historia, menos en un partido tan opaco y oportunista como es el PSI.

El PSI es una fuerza política que surgió en 2005, bajo el cobijo del entonces secretario de Gobernación Javier López Zavala, bajo el membrete de Partido Esperanza Ciudadana y el control de Carlos Froilán Navarro Corro.

Dos años después dicha agrupación perdió el registro como partido político local en la elección intermedia del sexenio marinista.

Para volver a resurgir en 2013, a la mitad del sexenio morenovallista, ahora con el nombre de PSI, otra vez bajo la batuta de Navarro Corro y la sospecha de que atrás estaba la mano de López Zavala, quien utilizaba a este partido para crear una disidencia dentro del PRI, como parte de una revancha de haber perdido el manejo del tricolor, luego de que fue el hombre más poderoso en el periodo marinista.

El PSI se acabó alineando al morenovallismo y se convirtió en un partido satélite del PAN, lo cual le permitió construir una importante militancia de más de 40 mil afiliados.

Navarro Corro nunca ha negado la amistad que lo une con Javier López Zavala, aunque niega que el político priista sea quien controle el PSI.

Argumenta que su crecimiento ha sido por su arduo trabajo en las bases del partido, una versión difícil de creer ya que el PSI sólo surge cuando hay elecciones.

Ahora de manera poco entendible ha conseguido dos diputaciones plurinominales.

Y seguramente, el debate interno que ha de haber en el PSI es si en la siguiente legislatura se alinea con Morena con el PAN, para poder sobrevivir otro trienio.

- Anuncio -

Ultimas

El INAH se compromete a regresar a Tehuacán cuatro esculturas prehispánicas que se exhibirán en la exposición Grandezas de México

Tehuacán. Juan Manuel Garibay López, coordinador nacional de Museos y Exposiciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH),...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -