Ocho muertos habría sido el saldo de dos enfrentamientos entre el Ejército y el crimen organizado en Palmarito

Foto archivo

Ocho muertos, al menos 10 heridos y ningún detenido habría sido el saldo de dos enfrentamientos ocurridos la noche de este miércoles entre el Ejército Mexicano y bandas del crimen organizado dedicado al robo de combustible a Petróleos Mexicanos (Pemex), en la comunidad de Palmarito Tochapan, municipio de Quecholac.
Dos militares fueron asesinados por las bandas delictivas, y el resto fueron huachicoleros de la localidad, como resultado de la prolongación por más de tres horas de persecución con tiroteos en diferentes puntos de la comunidad.
Hasta el momento la Fiscalía General del Estado ni la Secretaría de Seguridad Pública han emitido una postura. En tanto, la Secretaría de Educación suspendió las clases de nivel escolar básico en Palmarito Tochapan.
La Secretaría de la Defensa Armada Nacional (Sedena) reveló que la población protegió a las bandas delictivas y utilizó como escudos humanos a niños y mujeres, para que los militares no respondieran a la agresión.


En un comunicado confirmó el deceso de los dos militares destacamentados en la 25 Zona Militar en Puebla, uno más herido que fue trasladado al Hospital Militar en la capital poblana, un huachicolero muerto y un agente de la Policía Estatal herido de gravedad.
Dio a conocer que el enfrentamiento inició a las 20:15 horas en la comunidad de Palmarito Tochapan, una población de apenas 3 mil habitantes que se ubica a un costado de la autopista Puebla-Orizaba, a escasos kilómetros del Arco de Seguridad de Palmar de Bravo.

La Defensa Nacional precisó que luego de recibir el reporte del hallazgo de una toma clandestina a ductos de Pemex en la comunidad, se trasladaron a la zona, pero fueron emboscados por las bandas criminales.


El saldo fueron dos militares asesinados por los huachicoleros.

Refirió que los militares fueron enfrentados por ladrones de combustible a disparos, y según los reportes los mismos pobladores de Palmarito Tochapan alertaron a los delincuentes sobre el arribo del Ejército a la localidad.

También se sabe que cuando los militares se dirigían a los terrenos de cultivo donde fue hallada la toma clandestina para su clausura, los pobladores los agredieron y retuvieron para frenar la detención de los responsables.

Minutos más tarde, bandas de huachicoleros llegaron al lugar y dispararon contra los militares, dándose el primer enfrentamiento entre ambos grupos.

Tras el choque, la comunidad cerró los accesos a Palmarito Tochapan a fin de frenar el ingreso del Ejército, la Policía Federal y Estatal.

Incluso, los lugareños impidieron los accesos a la población y de las ambulancias para la atención de los heridos, momento en el que se habría dado un segundo choque.

En Palmarito Tochapan, este mismo miércoles policías estatales ubicaron tres camionetas, dos con reporte de robo, que trasladaban 11 bidones abastecidos con 7 mil 360 litros de hidrocarburo de procedencia ilícita.

Mientras que este miércoles se logró decomisar 17 mil litros de combustible robado, y 10 vehículos en los municipios de San Pedro Cholula, Quecholac, Amozoc, Palmar de Bravo y en la carretera a Tecamachalco.