Domingo, abril 11, 2021

Nuevas mutaciones en el Sars-CoV-2

Destacadas

Se concluyen en Puebla 8 de cada 10 investigaciones por delitos

El promedio de conclusión de las carpetas de investigación que se inician en Puebla por algún delito, es del...

CEN del PAN investiga denuncias de venta de candidaturas en Puebla

El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN investiga las acusaciones que enfrenta la dirigente del partido en Puebla, Genoveva...

Barbosa pide que SG intervenga para resolver conflicto con Bonafont en Juan C. Bonilla

La delegación de la Secretaría de Gobernación federal (SG) debe intervenir en el conflicto que hay con la planta...

Referirse al coronavirus SARS-CoV-2 es adentrarse en el terreno de lo incógnito, lo impredecible, lo misterioso y lo incierto. Esto obedece a que se trata de un agente biológico que constantemente estará generando mutaciones que se reflejarán indudablemente en su comportamiento ambiental, de contagio, replicación y, sobre todo, capacidad de dañar al ser vivo que parasite.

No es raro que los virus sufran mutaciones. El virus de la influenza, precisamente por esta razón, nos obliga año con año a vacunarnos por las nuevas cepas que circulan y que pueden provocar enfermedad. Con esto debemos entender que el vacunarse no protegerá totalmente del nuevo virus, pero generará una defensa denominada “inmunidad cruzada” que condicionará una respuesta de protección más favorable a aquella que se desencadenaría si no tuviésemos la vacuna.

El gobierno británico, el 14 de diciembre, informó sobre la detección de una nueva estirpe del SARS-CoV-2, lanzando una alerta de que esta variante poseía un número inesperadamente alto de cambios genéticos, que permiten la entrada a células humanas en una forma más efectiva; es decir que es más infecciosa, aunque no más capaz de incrementar la mortalidad.

- Anuncio -

Este nuevo linaje del virus fue denominado B.1.1.7 -también llamada VUI-202012/01, que quiere decir “primera variante investigada en diciembre de 2020”; cosa que, en lo particular, no me dice algo, pero que a los especialistas en virología los ha obligado a difundir estos cambios, de modo que ya se han ubicado cepas en otros países como Italia, Dinamarca, Holanda y Australia.

Pero el problema real de este nuevo coronavirus radica precisamente en que no es más mortal, pues si este fuese el caso, al matar al ser vivo que parasita, podría marcar su autodestrucción. El gran inconveniente de este agente biológico radica en el grado de enfermedad grave que, si bien no es en amplios grupos poblacionales, sí es extremadamente peligroso en mayores de edad, incrementando la mortalidad en la medida en la que existen enfermedades crónicas y degenerativas, que son el día de hoy particularmente frecuentes, no solamente en países desarrollados sino en lugares como el que habitamos los mexicanos.

Hasta ahora, no existen evidencias que sustenten el que esta variante del virus interfiera con los procesos de vacunación, pero tampoco se puede asegurar que esto pueda determinarse como una característica invariable. Es decir que, en cualquier momento, puede surgir una nueva cepa para la cual, será necesaria la elaboración de una nueva vacuna. Es aquí donde radica la mayor preocupación de los epidemiólogos y los especialistas en microbiología, pues si bien, el proceso de creación de un “antídoto” sería mucho más rápido que el actual, hablamos de algo realmente impredecible.

En efecto, hay riesgo de que el SARS-CoV-2 permanezca como hasta ahora, condicionando un efecto de extrema gravedad mundial, pero también existe la probabilidad de que se adapte a nosotros, disminuyendo su grado de peligrosidad.

Lo cierto es que la difusión de este nuevo coronavirus, podría ser, por tener un mayor alto grado de contagiosidad, más peligroso; pero indudablemente su difusión tan amplia obedece mucho más al relajamiento de las medidas de distanciamiento social, no utilizar el cubrebocas, toser y estornudar sin utilizar el pliegue del brazo, no lavarse las manos con frecuencia y acudir a lugares particularmente concurridos; esto, desde mi particular y humilde punto de vista.

Recientemente acudí al Sector Salud para aplicarme la vacuna de la influenza. Pude percibir a personal de salud agotado, casi exhausto, cansado, y fatigado; pero recibí una atención particularmente puntual, responsable, estricta y por supuesto amable.

No tengo nada qué ver con el sector salud. La relación que tuve el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) solamente se generó durante mi Internado de Pregrado, Servicio Social y formación de especialidad. He de ser franco al expresar que siempre experimenté una sensación de frustración hacia la institución, pues siempre pensé que debían establecerse estrategias para mejorar un sistema que gradualmente se desmantelaba para orientar la promoción de un acceso a la salud privado, caro, con lujos innecesarios y sobre todo, inaccesible. Ahora percibo que esta apreciación no se ajusta la realidad. La atención que he recibido en el Sector Salud es de muy buena calidad.

Ahora, viendo las cosas “desde afuera” siento que es extremadamente fácil criticar; pero definitivamente no se puede menospreciar lo que todo el sistema de salud mexicano está haciendo para superar la pandemia que la sociedad, definitivamente, ha tomado en cuenta bajo una visión irresponsable, imprudente, inconsciente y, sobre todo, absurda.

Mientras con mi círculo cercano de familiares me mantengo bajo condiciones de aislamiento preventivo, realmente me genera un coraje inaudito ver los “amontonamientos” de gente que agravarán la condición de la pandemia.

Hay individuos ignorantes que creen que esto que vivimos forma parte de una conspiración mundial de características extraterrestres o de humanos que buscan un orden mundial caracterizado por la aniquilación de gente (como si el SARS-CoV-2 no les fuera a afectar). Influenciados por noticias falsas en redes sociales, en una forma irresponsable, se difunden informes absurdos que toman, como fuente verídica de manifestación (cualquiera puede “subir” información a una plataforma informática sin que necesariamente tenga un fundamento estrictamente revisado por comités de expertos), opiniones sin que necesariamente existan sustentos científicos rigurosos que validen la información.

En fin… debo de terminar con un razonamiento que he expresado infinidad de veces. La infección por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, se ha complicado más por el comportamiento humano que impulsa la epidemia y así continuará, independientemente de las mutaciones que se generen en este agente biológico          que nos está poniendo a prueba a pesar de todos nuestros avances tecnológicos y científicos, de los que erróneamente nos llegamos a sentir poderosos e invulnerables.

Comentarios: [email protected]

 

Nota aclaratoria:

El día 2 de enero de este nuevo año, recibí una nota aclaratoria que me permito transcribir, relacionada con el artículo que se publicó con mi firma, sobre los instrumentos “Stradivarius”:

Oscar Gerardo Romero Ramírez:

El violín Hércules de Antonio Stradivarius sí fue encontrado en 1925 en Paris por un violinista alsaciano, Carl Münch, que después cambió su nombre a Charles Munch cuando se dedicó a ser director de orquesta. Él se lo vendió al violinista legendario polaco-mexicano Henryk Szeryng en 1962 y en 1973 lo donó a la Filarmónica de Jerusalem para que el concertino de esa orquesta lo toque solamente. Tengo mis dudas porque se comenta en algunas fuentes que está perdido y nunca fue encontrado. Le adjunto mis fuentes sobre mis comentarios.

https://slippedisc.com/2018/02/the-virtuoso-who-gave-away-his-precious-violins/

https://phil-nsk.ru/en/o-nas/news/stradivarius-violin-will-play/

https://tarisio.com/cozio-archive/property/?ID=41564

Por supuesto agradezco infinitamente a Óscar Gerardo la aclaración, que definitivamente me brinda un conocimiento que valoro inconmensurablemente y por supuesto, lejos de sentir incomodidad, celebro que se haya tomado el tiempo de leer el artículo y enriquecerlo con su valioso comentario.

Atentamente: José Gabriel Ávila-Rivera.

- Anuncio -

Ultimas

Quienes abusan del poder y se coluden con grupos privilegiados son traidores: Barbosa

Los integrantes de las instituciones gubernamentales deben ser leales a los principios, a las convicciones y al cumplimiento de...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -