Aumentar a dos años de prácticas, el requisito para ser notario, propone Morena al Congreso

FOTO: esimagen / Daniel Casas

Los funcionarios que aspiren a una patente de notario tendrán la obligación de separarse del cargo con un año de antelación, así como de comprobar dos años de prácticas notariales ininterrumpidas para ser considerados en un proceso de selección, de acuerdo con una reforma que impulsa la bancada de Morena en el Congreso local. 

La diputada Tonantzin Fernández Díaz, responsable de la iniciativa, explicó que el objetivo de la enmienda es evitar que las notarías se asignen para pagar favores políticos a personas que no tienen la experiencia para desempeñar la función de fedatario público. 

La propuesta de reforma a la Ley del Notariado ingresó al Poder Legislativo en el marco de un proceso de revocación que inició el gobierno de Luis Miguel Barbosa Huerta contra 29 patentes que se otorgaron en el sexenio de Rafael Moreno Valle Rosas. 


“Nos dimos cuenta que en administraciones pasadas se entregaron a discreción notarías a personas que no reunieron los requisitos ni contaban con la experiencia que exige la ley, situación que es un tema muy grave”, expuso Tonantzin Fernández en entrevista con La Jornada de Oriente. 

 

La iniciativa de Morena, que se encuentra en comisiones a la espera de que los diputados inicien el proceso de dictaminación, reforma los artículos 34, 35, 36 y 42 de la Ley de Notariado.

“Lo más importante es la modificación al artículo 34, en el que se enlistan los requisitos para la obtención de una patente, ya que incrementa de uno a dos años el periodo de prácticas”, anotó Tonantzin Fernández. 

La práctica de dos años, abundó la legisladora del partido de izquierda, involucra un trabajo ininterrumpido de por lo menos cuatro horas diarias en una notaría.

Para darle mayor certeza al requisito de experiencia, Tonantzin Fernández indicó que las prácticas se comprobarán con una constancia del Colegio de Notarios, la cual se expedirá con previa evaluación y revisión, cuando en la legislación vigente dicha prueba documental corre a cuenta del titular de la notaría que recibió a practicantes. 

La reforma establece además que ningún funcionario público puede obtener una patente de notario titular, a menos que se separe de su encargo un año antes, y que el aviso de iniciación de prácticas deberá publicarse en los periódicos de mayor circulación.

“Con estas modificaciones ayudaremos y daremos más certeza para que todos los aspirantes compitan en igualdad de circunstancia”, aseguró la diputada.