Miércoles, julio 24, 2024

Nombramiento de Genoveva Huerta como presidente del PAN es legal, pero no legítimo

Destacamos

En la visita a Puebla –de mañana– que hará Marko Cortés Mendoza, en su calidad de candidato a presidente nacional del PAN, los líderes de la disidencia panista le expresarán su malestar por la forma en que se eligió a la morenovallista Genoveva Huerta Villegas como nueva dirigente del Comité Directivo Estatal del albiazul, bajo la definición de que: puede que sea legal su designación, pero carece de legitimidad.

Los argumentos que se utilizarán para cuestionar la elección de Huerta Villegas, quien ayer fue ratificada por el Comité Ejecutivo Nacional del PAN, son los siguientes:

Primero: no se permitió la libre competencia en el proceso electoral del PAN, ya que se impidió el registro de Rafael Micalco Méndez –quien ya fue presidente del partido y ahora coordina una parte de la campaña de Marko Cortés– bajo el falso argumento de que estaba sancionado por un quebranto económico al partido y pese a que se demostró que era falso ese señalamiento, no se le otorgó el registro como contendiente.

Micalco Méndez ha recurrido a los tribunales electorales para denunciar que sus derechos políticos fueron violentados en el reciente proceso interno del PAN.

Segundo: Genoveva Huerta para buscar convertirse en la nueva dirigente del PAN poblano sostuvo encuentros a modo con grupos morenovallistas, pero en general ignoró a la militancia del partido. El grueso de los integrantes de este instituto político nunca han cruzado palabra con la ex diputada federal y poco o nada saben de sus proyectos para dirigir a la segunda fuerza política en el estado de Puebla.

Tercero: es reprobable que la formula encabezada por Genoveva Huerta Villegas y Neftalí Salvador Escobedo Zoleto, quien será el próximo secretario general del partido, haya sido votada solamente por los integrantes del Consejo Estatal del PAN poblano y se marginara al resto de los panistas.

Dicha situación contrasta con lo ocurrido con la anterior elección, en la cual solo hubo una planilla, formada por Jesús Giles Carmona y Martha Erika Alonso Hidalgo, pero fue votada por la militancia del albiazul.

Cuarto: Huerta Villegas pertenece al morenovallismo que ha sido una fuerza política represora y excluyente, situación que se observó en el último proceso electoral constitucional en el cual el grueso de los candidatos del PAN son personajes ajenos al partido o eran del grupo del ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, lo cual significó marginar a la militancia de las nominaciones a aspirantes a legisladores y alcaldes.

La queja podría tener una fuerte repercusión en la gira de Marko Cortés, porque quienes la van a formular participan en la misma campaña del aspirante a dirigente nacional, como son los casos de Rafael Micalco Méndez, Juan Pablo Piña Kurczyn y Humberto Aguilar Coronado, entre otros.

En resumen, lo idea que buscarán dejar plasmada es la siguiente: Genoveva Huerta Villegas solamente será un títere del morenovallismo, pues quien va a tomar las decisiones en el PAN será Rafael Moreno Valle Rosas o su esposa Martha Erika Alonso Hidalgo.

Van a volver a insistir que en Puebla se instale una delegación, en lugar de la dirigencia del PAN, la cual sea controlada por el Comité Ejecutivo Nacional del partido y sirva para reorganizar la vida institucional del albiazul.

Más allá de que se manifieste el malestar que hay con la llegada de Genoveva Huerta a la dirigencia del PAN, lo interesante será saber la reacción de Marko Cortés, pues se enfrentará al dilema de:

O escucha a la militancia panista de Puebla y busca frenar los abusos en su contra, o en su defecto, mejor pondera pactar con Rafael Moreno Valle Rosas, quien representa una fuente de financiamiento para el panismo nacional.

Ultimas

Con 12 años, Talavera Cabaret apuesta por ser puente de comunicación de humor, respeto y cabaret

Encontrar y ser un puente de comunicación con las personas que no quieren escuchar, siendo la risa y el...
- Anuncios -
- Anuncios -