Sábado, mayo 25, 2024

No tiene la culpa el indio

El llanero solitario no precisa su tono: a ratos es comedia paródica, a ratos es sombría y a ratos tibio homenaje (por ende, fallido)
El llanero solitario no precisa su tono: a ratos es comedia paródica, a ratos es sombría y a ratos tibio homenaje (por ende, fallido)

A pesar de que El llanero solitario es una película con diversos inconvenientes, es innegable que uno se divierte con ella. La dirige Gore Verbinski (conocido por sus films de Piratas del Caribe) y lleva en su reparto a Armie Hammer –como John Reid y el alter ego del título– y a Johnny Depp como el comanche Toro, nombre que originalmente no es ese, sino Tonto, desfavorable por obvias razones. Aunque parte de la célebre teleserie de los 60, no se le parece; lo que no es problema para esa mayoría de cinéfilos nacidos después de esos años. Diferente y todo, de todas formas está la indispensable Overtura Guillermo Tell, aunque poco utilizada; está Silver, el caballo blanco del Llanero; están sus balas de plata, como elementos de peso en la trama; la máscara a–lo–mapache, motivo de broma de casi todos en la película; y está por supuesto la exuberante iconografía del western, muy maquillada (si para bien, no estoy seguro) por la virtualidad del cine moderno, que desconoce las más elementales leyes de la física. Pero en especial está la noción–tema sobre la que la película se construye: cuando la ley no significa justicia, uno tiene que procurársela. Me temo que esto sigue vigente, a más de siglo y medio del wild west.

Es Toro, ya anciano, quien cuenta la historia de El llanero solitario. Lo hace a un niño, desde el galerón de un museo de atracciones. Entonces, el recurso principal de Verbinski es el flashback, lo que refuerza el sentimiento de nostalgia que siempre permea al western. Es así como conocemos los motivos y sucesos que transforman al Abogado Federal John Reid en justiciero enmascarado; en mucho a instancias de Toro, a quien conoce dado que ambos persiguen al asesino Butch Cavendish (William Fichtner). Son los tiempos en que EU busca acceder al “progreso” gracias al ferrocarril, visto por sus impulsores más como un medio de poder que de unión nacional. Además, la frágil relación con los indios se rompe por la avaricia de delincuentes blancos –algunos portan pistola, otros traje y corbata– con lo que el entorno se hace un polvorín; el ámbito perfecto para leyendas justicieras y para contarlas en una película. El llanero solitario se empeña pues en eso: en que desdoble ante nuestros ojos la leyenda del ranger devenido en justiciero por culpa de las circunstancias. Todo desde la presencia pendular de Toro como conciencia detonante, compañero, testigo y apólogo.

Pero he aquí que El llanero solitario no precisa su tono: a ratos es comedia paródica, a ratos es sombría y a ratos tibio homenaje (por ende, fallido). Además, el personaje titular está escrito como para otra película –torpón, ingenuo, sin vena heroica– mientras que Depp desarrolla a Toro un mucho como el Jack Sparrow de Piratas del Caribe: como un performer aparentemente desvinculado de la realidad que le rodea, pero bien consciente de ella (de hecho, la cinta presenta una “backstory” de Toro que lo fundamenta mejor que a Reid). No obstante, todo marcha bastante bien de arranque y se mantiene a la altura por unos 90 minutos, hasta que un tercer acto confuso, sobre–cocinado y largo pone en problemas a la película. En él la guía narrativa de la acción brinca de un personaje a otro –héroes y villanos– con más giros y clímax de los necesarios. En este tramo Verbinski parece conforme con “desubicaciones” (tanto geográficas como íntimas y emocionales), pensando quizá que el riesgo puede obviarse por el sentido de show de entretenimiento que caracteriza a su filmografía. Pero como no es así, y porque la solidez de la historia sigue siendo lo más importante del cine –como arte narrativo que es– El llanero solitario queda como un film irregular, a medio cuajar apenas, tonalmente híbrido, que sin embargo tiene argumentos suficientes para que el público (¿o no, Kemosabi?) lo pase bastante bien durante más o menos 110 minutos. Lástima que dure 150.

Temas

Más noticias

La elaboración del chile en nogada es patrimonio cultural intangible de Puebla

Tal como el trueque de San Pedro Cholula y el mole de caderas de la región de Tehuacán, el chile en nogada y su...
00:01:39

Agotados y asediados por el INM, integrantes de la Caravana Viacrucis 2024 esperan a “La Bestia” para seguir camino a EUA

Agotados, con casos de insolación, con lesiones en los pies y hostigados por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) los integrantes de la...

Últimas

Últimas

Relacionadas

00:08:29

A tres años del Estallido Social del 28A

A tres años del Estallido Social del 28A  Revista  Insurrección. Colombia. Comando Central del ELN de Colombia Después de tres años del estallido social, ejerce un nuevo...

Lluvia deja dos lesionados en el IEE y daños en la sede del PREP

La tormenta que se registró la tarde hoy en Puebla capital dejó dos lesionados en el Instituto Electoral del Estado (IEE) y daños en...

INM y GN detienen a la Caravana Viacrucis 2024 que estuvo en Puebla en Tlaxcala, temen los regresen a la frontera sur

Los cientos de integrantes de la Caravana Viacrucis 2024 que estuvo en Puebla fue detenida por agentes del Instituto Nacional de Migración y la...

Más noticias

La elaboración del chile en nogada es patrimonio cultural intangible de Puebla

Tal como el trueque de San Pedro Cholula y el mole de caderas de la región de Tehuacán, el chile en nogada y su...
00:01:39

Agotados y asediados por el INM, integrantes de la Caravana Viacrucis 2024 esperan a “La Bestia” para seguir camino a EUA

Agotados, con casos de insolación, con lesiones en los pies y hostigados por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) los integrantes de la...

Puebla, sin recuperar 14% de las unidades económicas que había antes del Covid, indican cifras del Inegi

Puebla no ha logrado retomar la cantidad de establecimientos, que tenía antes de la epidemia de Covid, son 14.8 por ciento menos, respecto a...