No se ha dejado de luchar por desprivatizar el agua; falta voluntad del Congreso: Rivera

A dos años de gobierno la alcalde de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, reconoce que la desprivatización del servicio de agua, drenaje y saneamiento no ha sido proceso fácil debido a que requiere la participación de los tres poderes del estado; sin embargo, dijo que continúa trabajando para que esto no se quede en una promesa de campaña.

Claudia Rivera Vivanco concedió una entrevista al periodista Fermín García para el programa “Aquí Vamos”, del periódico La Jornada de Oriente, que es transmitido en redes sociales, en la que estuvo acompañada de la secretaria de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad, Beatriz Martínez Carreño, y del secretario de Gobernación, René Sánchez Galindo.

El tema central fue el desabasto del servicio del agua, drenaje y saneamiento en 56 colonias de la capital, donde no cuentan con el recurso o si les llega es de pésima calidad. Esto, aunado a que la empresa Concesiones Integrales SA de CV no dota del líquido a las 17 juntas auxiliares.


La presidente municipal admitió que desconoce cuántos habitantes no están recibiendo el servicio del agua en la ciudad de Puebla durante la pandemia por el virus Covid–19, ni para cuándo se garantizará el suministro en las comunidades e inspectorías.

Indicó que la falta de información y de la desprivatización del agua se debe principalmente a que no existe voluntad política del Congreso del estado para agilizar el proceso de revocación del título de concesión a la empresa Concesiones Integrales SA de CV.

Además, consideró que también hace falta fortalecer el Consejo del SOAPAP, el cual preside que se vigile a la concesionaria para que cumpla con el contrato, y se convoquen a sesiones como marca el reglamento.

“Es mi obligación que las acciones que nos corresponden se hagan, al final empujamos pero podríamos ir a un mejor ritmo si lo hacemos en conjunto”, enfatizó.

Por esta razón, Claudia Rivera hizo un llamado al resto de sus compañeros en otras encomiendas e instituciones a que hagan lo propio y den resultados para cerrar la brecha del rezago en Puebla.

“Los recursos no son suficientes, por eso nos urge hacer este cierre de filas que para algunos eran un compromiso de campaña, para otros que queremos esta ciudad es una urgencia y una necesidad”, afirmó.

–¿Qué se va a ser para mejorar la calidad del agua y para que la empresa cumpla con la función asignada a través de un contrato de concesión? –inquirió el periodista.

–El agua potable debe ser un derecho humano y parte del bienestar del municipio de Puebla. Hoy no estamos en esta situación, como lo saben, se concesionó a un particular el servicio del agua, bajo el planteamiento que el municipio no tenía la capacidad ni técnica ni presupuestal para llegar a todos los puntos que carecían de este servicio esencial.

El contrato del agua fue leonino

A seis años de que se privatizó el servicio, Claudia Rivera Vivanco acusó que el contrato fue leonino con varios cambios en la ley, bajo la sombra de la ilegalidad, lo cual ha frenado que este derecho se recupere.

A pesar de que la desprivatización del agua ya no se encuentra en la agenda pública, afirmó que “en el gobierno de la ciudad no hemos soltado el tema, pero algunos personajes intentan desinformar y compartir algunos datos que no son precisos; por eso damos la cara siempre quienes somos servidores públicos”.

En su intervención, el secretario de Gobernación Municipal (Segom), René Sánchez Galindo, hizo un recuento cronológico de cómo el ayuntamiento inició el proceso de privatización del servicio del agua en la ciudad.

Recordó que el cabildo aprobó en junio de 2019 que instancias federales y estatales revisaran el comportamiento administrativa y financiero del SOAPAP y de la concesionaria, sin que hasta el momento tengan respuesta; además, agregó, del inició la revocación de la concesión a la empresa.

Sánchez Galindo dijo que la empresa Concesiones Integrales tiene una obligación ética en suministrar el servicio del agua en las 17 juntas auxiliares, aunque no vengan en el convenio.

Mientras que la participación de la secretaria de Desarrollo Urbano, Beatriz Martínez Carreño, se ajustó a realizar una lista de acciones emprendidas desde la creación de la Dirección de Planeación y Recursos Hídricos.

Nueva directora del agua llega por recomendación de organizaciones

Uno de los temas más cuestionados fue la llegada de Beatriz Torres, exempleada de Concesiones Integrales, a la Dirección Municipal del Agua, en suplencia de Agustín Arias Sánchez.

En su defensa, Claudia Rivera indicó que el perfil de Beatriz fue recomendación de las mismas organizaciones sociales defensoras del agua, y de la salida de Arias Sánchez refirió que fue porque propuso destinar recursos millonarios al SOAPAP para presuntamente mejorar el servicio.

“Necesitábamos una persona técnica que no se prestara a una agenda particular, algunos compañeros del propio proyecto ya estaban proponiendo que el municipio hiciera el pago o entregara recursos al SOAPAP durante la contingencia, cuando lo que buscamos es reducir gastos y ser austeros”, enfatizó.

Al final, las autoridades municipales indicaron que al SOAPAP ingresan alrededor de mil millones de pesos anuales por manejo financiero, y que no necesita del gobierno de la ciudad para cumplir con su función.

En tanto, refirieron que el modelo de privatización hecha a la empresa Concesiones Integrales fue para no otorgar agua en zonas marginadas ni invertir recursos donde más se requerían, que son las juntas auxiliares, por lo que exhortaron a los poderes Ejecutivo y Legislativo a que se definan para cumplir las promesas de la Cuarta Transformación.