No encuentran la obra pública del exedil de Tepeyahualco

Un caso muy peculiar de una gestión pública llena de tintes de corrupción y contradicción, es la que encabezó José Eladio Dimas Martínez Salinas, quien fue presidente municipal de Tepeyahualco y ahora simplemente nadie encuentra la obra pública que reportó durante su gestión como edil en el periodo de 2014 a 2018.

Todo se debe a que este personaje como alcalde se creyó la promesa de que todos los ediles que garantizaran el triunfo de Martha Érika Alonso Hidalgo, en la elección de gobernador de 2018, no iban a ser fiscalizados en el uso de recursos públicos.

Siendo un político protegido por Fernando Morales, el presidente estatal del Partido Movimiento Ciudadano, creyó fervientemente que el morenovallismo lo protegería y que efectivamente nadie revisaría la manera en que ejerció el presupuesto municipal.


Debido a que no se encontró la obra que reportó en sus informes de gobierno, el ex edil Dimas Martínez Salas enfrenta la carpeta de investigación CDI 188/2020/FFCC/AUI por el delito de peculado por un monto estimado de 6 millones 789 mil 290 pesos.

Es una cantidad de recursos podría parecer una cifra pírrica frente a los grandes escándalos de corrupción del morenovallismo, sin embargo es importante tomar en cuenta que Tepeyahualco es uno de los municipios con menor población en el estado, pues no tiene más de 16 mil habitantes y cuenta con una de las mayores dispersiones de su gente, pues viven en promedio 36 personas por cada kilómetro cuadrado.

Por tanto, 6 millones de pesos en esa región es un monto que puede marcar un desarrollo social distinto de esa comunidad. No es algo menor.

Junto con Dimas Martínez, también se encuentran denunciados penalmente Marcos Cruz García y Filiberto Velasco Hernández, quienes fueron el tesorero y el director de obras públicas, respectivamente, en la pasada gestión y también se creyeron la promesa morenovallista de que nadie iba a tocar a los que garantizaron votos a favor de Martha Erika Alonso.

Lo sorprendente, es que Dimas Martínez, siendo alcalde de Tepeyahualco siempre presumió como su principal logro la instalación de una planta de Granjas Carroll en esa región, la cual tiene una capacidad de crianza de más de 130 mil cerdos al año.

Ahora es quien se encuentra atrás de las protestas, que un grupo de vecinos de una junta auxiliar encabezan contra el actual ayuntamiento, al que culpan de solapar a Granjas Carroll, cuando el presente gobierno no tuvo nada que ver con la llegada de esa empresa a la región.

Y es que aunque parezca increíble, pese a las denuncias que ya pesan en contra de José Eladio Dimas Martínez, sus preocupaciones no se centran en demostrar que es inocente del delito de peculado, sino en conseguir que su esposa sea la candidata de Movimiento Ciudadano a la presidencia municipal el próximo año.

Tal parece que nadie la ha explicado al edil de Tepeyahualco que ya murió el morenovallismo, que permitía todo tipo de abusos y extravagancias del poder político.