Reapertura de negocios no esenciales contribuirá a reducción de la inflación, opina economista de la Ibero

Es Imagen/ Katia Fernández

La reapertura de empresas y comercios no esenciales ayudará a que los precios en Puebla se controlen, ya que debido al confinamiento de más de cuatro meses por la pandemia de Covid–19, la oferta y la demanda no se mantuvieron equilibradas.

Así lo consideró Juan Carlos Domínguez Vergara, economista de la Universidad Iberoamericana Puebla, quien comentó a La Jornada de Oriente que en ese periodo varios productores aprovecharon para encarecer sus mercancías o servicios, lo cual finalmente incidió para que en la primera quincena de agosto esta entidad federativa y su capital registraran la inflación más alta en el país. 

Eso incidió para que en la primera quincena de agosto, en comparación con la segunda de julio de este año, esta entidad federativa y su capital registraran la inflación más alta en el país.


La ciudad de Puebla tuvo 0.87 por ciento, con lo cual superó el índice inflacionario de México, de 0.24 por ciento.

En tanto que el estado de Puebla mostró la mayor variación quincenal de toda la república mexicana, de 0.72 por ciento, con base en las cifras del instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“Pienso que sería, en primera, una cuestión natural por el encierro, que fue lo que provocó en México y en Puebla esta situación. Obviamente siempre debe haber vigilancia de las instituciones para que pueda controlar aquellos negocios que puedan pasarse de lanza”, apuntó en entrevista telefónica.

En todo caso, Domínguez Vergara subrayó que es necesario observar el índice inflacionario en la segunda quincena de este mes, para ver si el hecho de que Puebla capital y estado se colocarán como las demarcaciones más caras es atribuible a una situación casual o ya es una tendencia.

El economista agregó que la inflación no está disparada, ya que el Banco de México (Banxico) fijó una meta de 3 por ciento para el país y en los primeros 15 días de agosto fue de 3.99 por ciento, en términos anuales.

En ese periodo, cabe mencionar, el principal aumento en productos y servicios se presentó en la piña, que costó 20.21 por ciento más, seguida del limón, con incremento de 15.73 por ciento; el tomate verde, con 10.97 por ciento; y el jitomate, 9.51 por ciento.

Por otra parte, Juan Carlos Domínguez vislumbró que la recuperación económica de Puebla dependerá de la reapertura gradual y de que no haya un repunte en los casos de infectados.

Comentó que incluso si el estado se mantiene en semáforo naranja, en 2021 podría empezar a notarse mejoría.

“Lo que resta del año podría ser un periodo de estabilidad, de no bajar más, para a partir del próximo año empezar a recuperarse lentamente… ahorita hemos visto que ha bajado la curva de contagios, pero no hay que echar campanas al vuelo, siempre hay probabilidad de que haya un rebrote”, expuso.