Se suman museos de Puebla a la prevención del Covid-19 y cierran sus puertas

Los museos de Puebla vuelven a cerrar. A tres meses de su reapertura, en medio de la contingencia sanitaria causada por el Covid-19, los recintos estatales a cargo del organismo público descentralizado Museos Puebla vuelven a clausurar sus puertas en atención a las medidas establecidas por el gobierno estatal.  

Lo anterior, según informó en un comunicado la Secretaría de Cultura (SC) estatal, para evitar el crecimiento en el número de contagios del nuevo coronavirus que tan sólo días atrás reportó cuatro casos por minuto en Puebla. 

Fue el pasado 1 de septiembre de 2020, tras casi seis meses de cierre como parte de la emergencia sanitaria aún vigente, cuando reabrieron los museos. Entonces, se dijo que de los 21 recintos pertenecientes al organismo público descentralizado Museos Puebla reabrirían sus salas un total de 10. En ellos, se realizaron trabajos de higiene y se colocaron tapetes desinfectantes, que se complementa con la colocación de mamparas con los lineamientos generales para hacer frente al nuevo coronavirus. 


En ellos, se permitían aforos reducidos de cinco a 10 personas cada hora, dependiendo el tamaño e infraestructura del espacio, además de medidas sanitarias como la toma de temperatura a los visitantes, quienes deberían hacer uso de gel sanitizante y cubrebocas durante el recorrido, así como mantener la distancia debida de por lo menos 1.5 metros con otras personas. 

Para el nuevo cierre, la SC informó que los espacios museísticos que operaban con aforo reducido y cierran al público son el Museo José Luis Bello y González, el Museo Regional de la Revolución Mexicana Casa de los Hermanos Serdán, el Museo Taller Erasto Cortés, el Museo Regional Casa de Alfeñique, la Biblioteca Palafoxiana y San Pedro Museo de Arte, ubicados en el Centro Histórico. 

Al listado se suman el Museo del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, el Museo del Automóvil de Puebla –ubicado en la zona de la Constancia-, y Museo Internacional del Barroco –situados en Angelópolis- y el Museo Regional de Cholula. 

En tanto, la dependencia indicó que los museos que se mantienen sin actividad son el Museo Evolución Puebla y el Museo Interactivo de la Batalla del 5 de Mayo, en la zona de los Fuertes de Loreto y Guadalupe; así como el Museo de la Evolución, que abrió en Tehuacán. 

En el Centro Histórico cierran el Museo de Arte Popular ex convento de Santa Rosa y en el llamado Complejo Museístico de la Constancia clausuran sus actividades la Fototeca Juan Crisóstomo Méndez, la Fonoteca Vicente Teódulo Mendoza, el Museo Infantil La Constancia Mexicana, la Casa del Títere Marionetas Mexicanas, el Museo de la Música Mexicana Rafael Tovar y de Teresa, y la Casa de la Música de Viena en Puebla. 

No obstante, la SC informó que las actividades de estos recintos seguirán de manera virtual a través de redes sociales como Museos Puebla en Facebook y @PueblaMuseos en Twitter. 

Cierran “hasta nuevo aviso” zonas arqueológicas y museos del INAH 

También hasta nuevo aviso, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó que el Museo Regional de Puebla (Murep), el Museo de la evangelización exconvento de Huejotzingo, y las zonas arqueológicas de Cholula y Yohualichan pausarías sus actividades “para frenar los contagios del Covid-19”. 

En un breve comunicado, el Centro INAH Puebla informó que la medida se daba para guardar “la integridad de la sociedad”. A la par, el llamado es “no bajar la guardia y seguir las medidas preventivas”. 

En el caso del Murep, fue el primer recinto de la red de museos del INAH que reabrió sus puertas en Puebla tras permanecer cerrado durante seis meses como parte del programa de reanudación gradual y ordenada de las actividades culturales del país emitido por la SC federal.  

Luego, se dio la apertura del Museo de la Evangelización ex convento de Huejotzingo, un espacio que ofrece un acercamiento al proceso de evangelización de la zona centro del país, así como un panorama del arte religioso novohispano. 

En ambos recintos operó una entrada controlada de personas en sus salas de exhibiciones, baños y/o auditorios. Se colocaron barreras físicas (láminas de acrílico transparente) en espacios donde hay contacto directo tales como taquillas, tienda del museo o biblioteca.   

Mientras que en el museo y zona arqueológica de Cholula la dinámica fue distinta: se permitió un aforo máximo de 440 visitantes, distribuidos en grupos no mayores a 20 personas que ingresaron en intervalos de 20 minutos, además de un recorrido sugerido, medidas preventivas de carácter obligatorio y cierre de espacios. 

La zona arqueológica de Yohualichan, en su caso, abrió tan sólo unos días. Aquí, en este asentamiento anterior a El Tajín ubicado en la Sierra Nororiental de Puebla y considerado el primer asentamiento totonaco donde se inició la arquitectura que caracteriza a esta cultura, se decidió pausar la visita.  

El Museo Amparo cierra y continúa con su programa en línea 

El Museo Amparo, uno de los espacios más visitados y representativos de Puebla, también se sumó a la suspensión de actividades propuestas por el gobierno estatal. Por medio de un breve comunicado, indicó que permanecerá cerrado hasta el 11 de enero de este 2021. 

“Comprometidos con la comunidad seguiremos ofreciendo el programa en línea El Amparo en tu casa que cuenta con conferencias, podcasts, cuadernillos para niños, cuenta-cuentos y más, disponibles en www.museoamparo.com y en redes sociales”. 

Fue el pasado 1 de octubre, tras seis de meses de permanecer cerrado, cuando el recinto reabrió con entrada gratuita y un horario reducido. Abrió, como señaló entonces su director Ramiro Martínez, en la idea de promover y acoger un arte social “que deje un cuestionamiento a quien lo presencia, para que se pregunte no solo qué sino cómo, y la duda lo acompañe en el camino, luego de dejar la pieza, la sala, el museo”.