Murieron 88 mujeres por feminicidio después de la Alerta de Género en Puebla

Por lo menos 88 víctimas de feminicidio se registran en Puebla tras la Alerta de Género que el gobierno federal emitió en 50 municipios del estado, en abril de 2019, para erradicar la violencia en contra de las mujeres.

Los crímenes ocurrieron en 26 de los 50 municipios que cuentan con el mecanismo, de acuerdo con datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) que se construyen con base en los reportes de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Fue en abril de 2019 cuando la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia de Género (Conavim) emitió la Alerta de Género, posteriormente, entre mayo y diciembre de ese año, ocurrieron 40 feminicidios.


Entre enero y octubre de 2020 hubo otros 44 homicidios de mujeres por razón de género, para sumar 84 asesinatos en total que representan un promedio de un caso cada semana.

De los 50 municipios que cuentan con el mecanismo, hubo feminicidios en la capital del estado, en donde se reportaron 15 casos, así como en San Martín Texmelucan y Zacatlán, que sumaron cuatro asesinados, cada uno.

Las autoridades reportaron tres feminicidios en cada Atlixco, Chietla, Coronango e Izúcar de Matamoros, respectivamente.

Ocoyucan, Palmar de Bravo y San Andrés Cholula, registraron dos homicidios, cada uno, y hubo un caso en cada uno de los siguientes municipios: Acajete, Acatlán, Amozoc, Atempan, Chalchicomula de Sesma, Chignahuapan, Cuautlancingo, Huauchinango, Santiago Miahuatlán, Tecali de Herrera, Tecamachalco, Tehuacán, Teziutlán, Tlacotepec de Benito Juárez, Tlaola y Huejotzingo.

Los municipios que no tienen Alerta de Género pero en donde también se reportaron homicidios de mujeres son: San Salvador Huixcolotla, Ahuazotepec, Cañada Morelos, Huehuetla, Nealtican, San Nicolás de Los Ranchos, Tulcingo, Zihuateutla, Eloxochitlán, Zihuateutla, Cuyoaco, Huitzilan de Serdán, Quecholac, Rafael Lara Grajales y San Felipe Tepatlán.

La Alerta de Género propone al gobierno del estado aplicar políticas o programas sociales para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres.

Urgen evaluación en la actuación de la FGE

Para Cinayini Carrasco Colotla, quien está al frente del Observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr), el poco seguimiento a los protocolos de investigación y la falta de una evaluación a la FGE por parte del Congreso local, son algunos de los factores que han contribuido a que el delito de feminicidio no se erradique en el estado.

Explicó que un caso concreto es el de Susana Cerón Zenteno, quien fue víctima de feminicidio presuntamente por su pareja sentimental, un policía de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de nombre Efrén Hernández Romero, pues pasaron 72 horas para que la Fiscalía formalizara la denuncia por desaparición que presentaron sus familiares e iniciara su búsqueda,

Refirió que, desde el año pasado, el Observatorio ya no participa en las mesas de evaluación de los protocolos a seguir por la FGE en caso de feminicidios y el Poder Legislativo también ha sido omiso en revisar el tema.