Sábado, abril 10, 2021

Mujeres indígenas, historia, saberes y participación

Destacadas

Se concluyen en Puebla 8 de cada 10 investigaciones por delitos

El promedio de conclusión de las carpetas de investigación que se inician en Puebla por algún delito, es del...

CEN del PAN investiga denuncias de venta de candidaturas en Puebla

El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN investiga las acusaciones que enfrenta la dirigente del partido en Puebla, Genoveva...

Barbosa pide que SG intervenga para resolver conflicto con Bonafont en Juan C. Bonilla

La delegación de la Secretaría de Gobernación federal (SG) debe intervenir en el conflicto que hay con la planta...

Los estereotipos de género y las expectativas de género en las regiones indígenas, son complejas y han normalizado y naturalizado diversas formas de violencia contra las mujeres. La violencia feminicida en el marco del capitalismo heteropatriarcal, es un problema que permea la realidad contemporánea de las mujeres. La violencia contra las mujeres en general, y contra las mujeres indígenas en particular, no es algo novedoso, sino que actualmente, se trata del aumento de una violencia que se ha perpetuado a través de la historia. Sin embargo, me interesa escribir hoy acerca de las mujeres indígenas, no del modo en que las clasifica el Estado, como recipientes de políticas públicas paliativas, no como las categorizan la antropología como sujetas de estudio, ni como las clasifican las estructuras de dominación, como personas totalmente subordinadas. Escribo desde la posibilidad de honrar y reconocer su historia. Reconocer su experiencia, su trabajo y su participación social y política que son, entre muchas otras cosas, el modo en que las mujeres indígenas, van reconociendo y construyendo una mejor historia para ellas, sus familias y comunidades.

Las mujeres indígenas no son una historia de pobreza y lucha, aunque en sus vidas, y a través de la historia, existan formas de empobrecimiento y violencia que las mujeres han aprendido a resistir en un primer momento, para luchar y transformar. Por eso también me parece fundamental reconocer su historia de fortaleza, identificar la forma en que revitalizan, transforman y preservan su cultura, en aquellos aspectos que beneficien su dignidad de vida, desde la creatividad y la posibilidad. Sabemos que las mujeres indígenas se expresan desde el anonimato cotidiano, pero también desde su presencia visible y contestataria. Las mujeres en los pueblos primigenios, han tenido un camino de ideas, acciones y corazones abiertos, desde donde se encuentran con otras mujeres, y construyen espacios valientes que llenan con voces solidarias. Las mujeres conocen el derecho consuetudinario, y el derecho positivo, y han aprendido a utilizar ambos para reclamar sus derechos despojados. Las mujeres indígenas, se organizan, son fuerza y fundamento en sus regiones. Se han instruido en el uso de la herbolaria y la sanación, son curanderas, que saben integrar los saberes ancestrales y las técnicas contemporáneas. Son educadoras en sus hogares, pero también han salido de ellos para formarse, son maestras, científicas, abogadas y defensoras de los derechos propios y de otras mujeres, cuidadoras de la salud emocional desde la psicología comunitaria, médicas tradicionales, y han asumido diversos trabajos y roles con el objetivo de erradicar la violencia en sus comunidades. Son mujeres de una estirpe de guerreras, de poetas, de artistas textiles y joyería, manos creativas que entretejen historias. Manos que entre texturas y aromas, recuperan las semillas criollas y defienden la soberanía alimentaria. Defensoras de territorios, cuidadoras de la madre tierra. Mujeres que cuestionan lo impuesto desde los feminismos blancos o mestizos y construyen sus propias formas de feminismos. Mujeres que ponen en jaque las prenociones y estereotipos sobre ser mujeres indígenas, cuestionan prácticas que les han sido impuestas, y cuestionan también las herramientas que han sido impuestas desde fuera, las deconstruyen, las resignifican, y si lo consideran pertinente las integran como herramientas para su trabajo contra la violencia hacia las mujeres indígenas.

Mujeres, hijas, hermanas, amigas, tías, madres, abuelas, bisabuelas. Voces amables y poderosas. Con una larga historia de participación en los procesos productivos comunitarios. Con participación social y política desde donde reorganizan prácticas comunitarias y culturales. Las mujeres indígenas cansadas de ser víctimas del colonialismo, del patriarcado y del capitalismo, definen otras formas de organización social. Plantean reclamos, construyen alternativas. Reconocen limitantes y trabajan para transformar las barreras estructurales que se les presentan. No son todas, aún, falta integrar más voces, pero saben que como mujeres indígenas organizadas, pueden transformar las condiciones de opresión, violencia y empobrecimiento que  enfrentan muchas regiones indígenas en México y el mundo.

- Anuncio -

Las mujeres indígenas se redibujan, se redefinen como sujetas sociales, y exigen a sus compañeros la construcción de nuevas masculinidades. Exigen a las instituciones presupuestos, recursos, y proyectos que no les sean impuestos desde afuera, sino que involucren su participación en el diseño y creación de leyes, programas y planes que afectan o afectarán sus vidas y sus territorios. Exigen a las empresas nacionales y transnacionales, que no invadan ni les despojen sus territorios. Las mujeres indígenas se suman a otras expresiones y movimientos sociales, el cuidado de la madre tierra, los feminismos decoloniales, la lucha de clases, los movimientos obreros y estudiantiles, la diversidad sexual, etc. La participación de las mujeres indígenas trasciende lo íntimo y se vincula siempre al espacio comunitario y otros ámbitos de incidencia local, regional, estatal, nacional e internacional.

Hoy escribo desde la experiencia de compartir historias y proyectos comunes con muchas mujeres indígenas en el mundo, para honrar su historia, sus saberes y su participación.

- Anuncio -

Ultimas

Visita AMLO Puebla para conmemorar el aniversario luctuoso de Zapata en Ayoxuxtla

A una semana de haber iniciado las campañas electorales, el presidente Andrés Manuel López Obrador salió de gira este...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -