Morenovallistas se llevaron documentos de proyectos suntuosos, revela el gobernador

Es Imagen/ José Castañares

Documentación sobre los proyectos más suntuosos del morenovallismo, que fueron financiados mediante esquemas como el de Proyecto de Prestación de Servicios (PPS) fueron saqueada, reveló el titular del Poder Ejecutivo en Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta.

“La maraña del Museo Barroco es impresionante y tiene documentos en varias secretarías: la Secretaría de Educación (Pública), en Infraestructura, obviamente en finanzas y nosotros ahora que estamos en el gobierno estamos encontrando que se llevaron muchos documentos, estamos trabajando en cada caso, en la plataforma Audi, en el Museo Barroco, la Rueda de la Fortuna (…) el tren turístico, en el teleférico, en todo, en todo estamos trabajando, aguántenos tantito, están involucrados todos los angelitos y angelitas de lo peor”, expresó el mandatario en la rueda de prensa virtual que ofreció esta mañana.

“Para cada obra de estas suntuosas que generaron los PPS, la defensa vergonzante de los gobiernos panistas fue decir ‘no endeudamos a Puebla, porque esto no es deuda’, porque modificaron la ley, ya que habían creado toda una ingeniería administrativa para que todas esas obligaciones de pago no aparecieran como deuda”, dijo antes.


La víspera, Barbosa anunció que el gobierno del estado iniciará litigios contra anomalías de costos y contratos en las obras contratadas mediante las figuras de PPS o Asociaciones Público Privadas (APP) durante el sexenio de Rafael Moreno Valle Rosas, con el fin de combatir ilegalidades y reducir la carga fiscal-

El titular del Poder Ejecutivo se refirió al Centro Integral de Servicios (CIS), mismo que representa un pago aproximado de 15 millones de pesos mensuales; el Museo Internacional Barroco (MIB), al que se destinan 26 millones de pesos cada mes; y las plataformas de Audi para las que se erogan 60 millones cada 30 días.

El mandatario expuso que en el contexto de la crisis generada por la pandemia de coronavirus en la entidad se trata de un gasto oneroso.

“Es una carga financiera muy alta para el gobierno de Puebla. Tenemos presiones financieras por pagar esto. Son descuentos a nuestros ingresos. Pronto estaremos en litigio con todos ellos para corregir esta circunstancia”, acotó de manera breve.

En su toma de protesta el 1 de agosto de 2019, el gobernador del estado, Luis Miguel Barbosa Huerta, reveló que la deuda pública heredada por los gobiernos morenovallistas, asciende a 44 mil millones de pesos, siendo este un renglón “que Puebla necesita saber, pues lo reclama”.

En su mensaje subrayó que en torno a esta deuda heredada, visible en infraestructura como el CIS y el MIB se van a “integrar equipos especializados para tomar decisiones correctas”.

Economistas como el hoy diputado federal Eudoxio Morales Flores han estimado que los PPS contratados en el sexenio de Rafael Moreno Valle generarán 550 mil millones de pesos que estarán yendo a la bolsa de valores a través de la firma Evercore.

Esta empresa de Pedro Aspe Armella, quien fue secretario de Hacienda con Carlos Salinas de Gortari, es la encargada a 50 años del fideicomiso que administra los recursos del Impuesto Sobre Nómina (ISN) para pagar dichos PPS, lapso en el que, de acuerdo a una corrida financiera (proyección) elaborada por el académico, generará la citada cantidad.