MORENA: POCA ESPERANZA

mágenes del exterior del salón con frío en San Manuel, donde se realiza la asamblea de Morena del distrito 12, todas las asambleas se realizan a puerta cerrada. FOTO: esimagen / José Castañares

Evidentemente el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) es una organización política que tuvo como uno de sus principales fines apoyar a que Andrés Manuel López Obrador llegara a la Presidencia de la República y otros integrantes de lo que ahora es conocida como la Cuarta Transformación Pública del país, asumieran también puestos en el poder público, lo cual se consiguió.

Sin embargo, ahora el reto que tiene esta nueva fuerza política es llevar una vida plenamente institucional, acorde al planteamiento de cambio que ha hecho el titular del Ejecutivo.

El cometido no es nada fácil y se puede afirmar que en este momento la institucionalidad es una de las principales carencias de todos los partidos políticos en México.


No obstante, la empresa para Morena se hace todavía más difícil debido al alejamiento que por voluntad propia ha tenido de dicho instituto político, lo cual ha generado que los grupos enquistados solo por el interés del poder, comiencen a llevar a cabo prácticas corruptas de los partidos en los cuales militaron y que son totalmente contrarios a los postulados enarbolados por el presidente de la República.

Morena debe reconocer que los vicios que están emergiendo en su entorno pueden acabar siendo una amenaza para la concreción de la Cuarta Transformación.