Alfombras monumentales y efímeras en el Museo de Santa Mónica

“No puede haber alfombrismo sin comunidad”, afirmó Alejandro Lira, uno de los 16 artesanos que forman parte del grupo Alfombristas Mexicanos que este jueves 24 de marzo colocaron, en el Museo de arte religioso ex convento de Santa Mónica, un ejemplo de su trabajo, las alfombras monumentales y efímeras.

En los patios principales de este recinto dedicado al arte religioso novohispano y de los siglos XIX y XX, así como en el Coro bajo y en una de sus salas principales, se extienden “Las tentaciones de Jesús”, el nombre del proyecto realizado por este grupo de artesanos que cultivan la tradición originaria de Huamantla.

Con dicha propuesta, como explicaron los artistas populares durante una entrevista conjunta, representan las “tres tentaciones de Cristo” mismas que, además de su lectura religiosa, pueden extenderse a los ámbitos moral y espiritual para proponer una reflexión y un debate personal en el espectador.


Esta vez, señalaron, las alfombras monumentales incluyen olotes pintados con pigmentos naturales, así como granzón de colores y grano de mármol blanco, que se acomodan de manera vertical y armónicamente.

 

Como explicó Alejandro Lira esta es la segunda ocasión que los Alfombristas Mexicanos fueron invitados por el Museo Santa Mónica para montar su obra en el recinto, en el marco de la llamada semana santa.

 

A través de los años, las alfombras monumentales

Su primera participación fue en 2015, con la instalación de cinco Judas “simpáticos, juguetones y encantadores” realizados con arena pintada, puestos en cuatro tapetes y una alfombra monumental.

Destaca que los Alfombristas Mexicanos son representantes de esta tradición que se cultiva Huamantla, la cual ya es considerada como Patrimonio cultural inmaterial por el estado de Tlaxcala y pugna, desde hace más de un lustro, por integrarse a la lista de Patrimonio mundial de la Unesco.

La forma de trabajo de los alfombristas es parte de un conocimiento comunitario, de una estructura social y urbana que se representa a través de jerarquías –como sucede con las mayordomías– en la cuáles están inmersos la mayoría de los vecinos de Huamantla.

Las alfombras Las tentaciones de Jesús podrán verse hasta el 29 de marzo en el Museo de arte religioso Santa Mónica, recinto ubicado en la 18 Poniente número 103, en el Centro Histórico.