Jueves, octubre 21, 2021

Mónica Muñoz Cid celebra su inclusión al SNCA y al proyecto Ecos sonoros

Destacadas

Protestan familiares de Carlos Portillo, presunta víctima de abuso policial, para que su homicidio no quede impune

Familiares y amigos de Juan Carlos Portillo, un joven artista plástico egresado de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP),...

19 meses de cierre por epidemia en Puebla saldó con la pérdida de 22 mil empleos, pero ya hay estrategia para recuperarlos: MBH

Se perdieron 22 mil empleos por la suspensión de actividades económicas durante 19 meses, obligada por la epidemia de...

Reclaman vecinos de Solidaridad Nacional a Eduardo Rivera escasez de agua y abusos de Concesiones Integrales

Vecinos de la unidad habitacional Solidaridad Nacional, ubicada al norte del municipio de Puebla, expresaron su inconformidad al edil...

Sin una agenda que la rija sino centrada en sus preocupaciones y exploraciones, la artista gráfica Mónica Muñoz Cid celebra varios acontecimientos: su participación en el proyecto Ecos sonoros y su inclusión al Sistema Nacional de Creadores de Arte (SNCA), que en conjunto reconocen la labor creativa realizada en la “periferia” y no en el centro del país.

De paso, dice en una entrevista que podrá ser vista en las redes sociales de este diario, alista la apertura de la instalación Muro de papel que montará en el patio del Colegio de Ingenieros Civiles de Puebla, como parte de la segunda edición de Patio: encuentro de intervenciones efímeras, un proyecto en el que creadores y arquitectos intervendrán con proyectos artísticos los patios de algunos edificios del primer cuadro de la ciudad.

En el caso de su inclusión en Ecos Sonoros, red de resistencias artísticas que forma parte del proyecto Chapultepec, Naturaleza y Cultura, la artista gráfica fue seleccionada al lado de otros 20 artistas originarios de nueve entidades del país; en su caso, desarrollará el proyecto Remedios grabados para escuchar.

- Anuncio -

Dicho proyecto, cuenta la fundadora del Jacal Gráfico, taller de grabado abierto desde 2008, consiste en llevar la gráfica al espacio sonoro, algo que es parte de sus preocupaciones: el utilizar la gráfica, sus métodos y técnicas para expandirlas a otros campos, en este caso, lo sonoro.

Remedios grabados para escuchar, precisa, tendrá una residencia en el Centro de las artes de Tlaxcala produciendo el Taller de estampa básica y avanzada Camaxtli que dirige Enrique Pérez. Consiste en recorrer el Jardín botánico de Tizatlán para conocer las plantas útiles, como aquellas de uso medicinal, y realizar una serie de recetas que serán grabadas en un disco. “La propuesta es recolectar las plantas y en el taller realizar las imprentas sobre discos redondos de cobre, con la técnica de electrolisis y luego imprimirlos. Serán 30 discos con 30 recetas distintas y 30 estampas que serán carpetas para exponer y quedarse como acervo t en el Jacal Gráfico y en el Centro de las artes de Tlaxcala”.

A la par, indica Muñoz Cid, habrá una experimentación con dispositivos para producir sonido a partir de la impronta y de softwares que convierten la imagen en sonido, con tornamesas que en vivo producirán los sonidos derivados de la gráfica.

Con el caso de su inclusión, por segunda ocasión al SNCA de la Secretaría de Cultura federal, consideró que es una gran oportunidad de consolidación a la par que, para alguien que se mueve en las periferias, es grato que se voltee a ver el trabajo que no se hace en la Ciudad de México. “Es un aliciente, permite contactos y trabajos con más gente”, refiere.

Menciona que el proyecto que desarrollará como parte del programa consiste en la realización de un sistema un banco de imágenes integrado en pictogramas de códices prehispánicos que servirán para producir varios códices de gran formato de diferentes temáticas. El primero, abunda, habla de Ayotzinapa y narra la historia de los 43 estudiantes que salieron del país de las tortugas hasta el caminar de los padres que buscan respuesta, acompañados por la “verdad histórica” creada por los entonces procurador Jesús Murillo Karam y el presidente Enrique Peña Nieto.

La también creadora del proyecto Huellas sobre desaparecidos acotó que la construcción de dicho banco de imágenes incluye el trabajo con mapas históricos del Archivo Histórico Municipal, en los que ha mapeado los lugares donde ella tiene un nexo personal.

De paso, Mónica Muñoz recuerda que la primera vez que formó parte del sistema –de 2015 a 2018- participó con seis centros de producción gráfica en diversos estados, como el Centro de las artes de San Agustín Etla, Oaxaca, algo que fue una gran experiencia, para aprender y conocer los modos de producción, así como realizar piezas que no se pueden realizar en el propio taller.

Dijo que le permitió trabajar tres años en sus piezas, mismas que estaban embaladas y listas para mostrarse en el Complejo Cultural Universitario de la UAP, un acto que se canceló por la epidemia causada por el Covid-19. Dichas piezas conjuntadas en la muestra denominada Acciones territoriales reunía siete estampas de gran formato, aguatintas y aguafuertes sobre cobre, de 1.50 por un metro, además de tres instalaciones.

En el caso de su participación en Patio efímero, dijo que a partir del 25 de septiembre presentará el Muro de papel, una especie de anti monumento integrado por seis bloques de papel reciclado, cada uno con víctimas de feminicidios en Puebla que suman 610, según el recuento hecho por Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos AC desde 2013 a partir de notas periodísticas.

“Esta acción tiene la huella y la necesidad de visibilizar, de hacer tangible un tema que duele, que es muy necesario que desde el arte podamos lanzar estas preguntas y buscar acciones que mejoren lo que vivimos las mujeres en las ciudades”, precisa.

Añade que sus proyectos reflejan lo que han sido sus preocupaciones artísticas: la vida cotidiana, lo que va reflexionando y pensando, y lo que cree debe versar el arte, el cual es una forma de comunicarse y no solo la creación de un objeto estético o bello, sino de algo que molesta, que cosquillea, que perturba. Expone que también tiene otras preocupaciones: el sentido de trasladarse de un lugar a otro, lo qué significa recorrer y habitar una ciudad, o no habitarla como ocurrió con la epidemia, que llevó al uso restringido del espacio público.

“La gráfica se ve muchas veces en dos dimensiones, pero tiene más posibilidades: la impresión en tela –como fue una instalación sobre las mujeres de su familia-, o en el caso del anti monumento Muro de papel que dará el poder recorrer un volumen, un espacio tridimensional y verlo desde otras alturas, dando la sensación que el cuerpo está inmerso en la obra. Es un gran cambio que hace que los sentidos perciban de otra forma y es una experiencia más enriquecedora. El grabado tiene esta riqueza de contrastes: de los diferentes negros de un grabado calcográfico o los grandes contrastes de una xilografía. Incluso, he sacrificado esto por un soporte transparente que da capas y significados distintos”, concluye Mónica Muñoz Cid.

- Anuncio -

Ultimas

Tiene Puebla la segunda cifra más alta de robos a transportistas en el país

Puebla es el segundo estado del país que más asaltos a transportistas concentró en los primeros nueve meses del...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -