Minera Gorrión insta a la Semarnat a resolver la MIA del proyecto Ixtacamaxtitlán

Minera Gorrión (MG), subsidiaria de Almaden Minerals a cargo del proyecto de mina en el municipio poblano de Ixtacamaxtitlán, instó a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) a reiniciar el Proceso de Evaluación de Impacto Ambiental (PEIA) del proyecto Ixtaca y, con ello, la emisión de un resolutivo sobre su Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).

A través de un comunicado, Gorrión explicó que el pasado 4 de septiembre del año en curso, el juzgado a cargo de un proceso de amparo promovido en contra de las concesiones originales del proyecto de mina Ixtaca, desestimó un “incidente por exceso o defecto” presentado por la empresa en relación con la decisión de Semarnat de suspender el PEIA del proyecto Ixtaca. 

La Semarnat alegaba que debió adoptar esta suspensión en virtud de la ausencia de una resolución judicial definitiva sobre dicho proceso de amparo. En los acuerdos de la decisión judicial, asegura la minera,  se señala que la Secretaría “no forma parte de este amparo, por lo que no está impedida de concluir con dicho PEIA”. Concretamente, el juzgado señala que todas las decisiones de dependencia relacionadas con el proceso de autorización de la Manifestación de Impacto Ambiental del proyecto Ixtaca “no son actos que hayan sido señalados en presente juicio de amparo”, y que, por ello, “tiene libertad en emitir lo que bajo su responsabilidad y facultad corresponda de jurisdicción.”. 


También la Presidencia de la República, la Secretaría de Economía, la Dirección General de Minas, el Congreso y el Senado presentaron sus correspondientes informes durante el proceso de revisión del incidente por parte de la autoridad judicial. 

A decir de Gorrión, la sentencia deberá ser notificada formalmente a la Semarnat por parte del Juzgado, “quedando la empresa pendiente de la decisión que al respecto tome la propia institución respecto a dicha resolución, y manifiesta su deseo de que se pueda concluir el proceso de evaluación relativo a la MIA del proyecto Ixtaca”. 

Desde octubre del año pasado, la Semarnat mantiene pendiente de resolución el trámite de evaluación de la MIA del proyecto de mina Ixtaca bajo el argumento de la ausencia de una sentencia definitiva sobre el proceso de amparo que inició en 2015 un ejido de Tecoltemi en contra de las concesiones mineras originales otorgadas a la empresa.

Gorrión ingresó el 4 de febrero de 2020 un “incidente por exceso” ante el juzgado a cargo del caso, el cual fue aceptado para estudio y resolución. El argumento principal fue que la Semarnat no forma parte de este amparo y, por lo tanto, la autoridad no tenía base legal para aplicar esta suspensión en el PEIA relativo a la MIA del proyecto de mina Ixtaca. 

Asimismo, la empresa “actualizó en su momento su sistema de concesiones de tal manera que no se afectaran los terrenos” de Tecoltemi, “el cual incluso se encuentra a más de 7 kilómetros fuera del área de influencia del proyecto, encontrándose además en otro Sistema Ambiental Regional distinto al de la MIA del proyecto”, se asegura en el comunicado.

La empresa afirma que “nunca ha realizado actividades mineras en los terrenos de este ejido y ha reiterado que tampoco los hará a futuro, algo sobre lo que incluso ha dado fe ante notario público. Como es público, este amparo es contra diversas instituciones del poder ejecutivo y legislativo de nuestro país y detrás están activistas que, en realidad, buscan reformar el actual sistema de concesiones mineras en México, provocando para ello litigios ajenos que involucran a los títulos legalmente otorgados a empresas como Minera Gorrión”. 

El 2 de abril de 2019, el Juzgado Segundo de Distrito emitió una resolución por la cual el actual sistema de concesiones mineras en México sería inconstitucional. El Congreso, el Senado, la Secretaría de Economía, la Dirección General de Minas, y la empresa como tercera interesada, presentaron sus respectivos recursos, por lo que la juez del caso lo turnó al Tribunal Colegiado correspondiente. Todavía no se ha emitido una resolución judicial que cause efectos definitivos.