Mi gobierno respeta la libertad de expresión, aunque hay insultos y actos fuera de la ley: Barbosa Huerta

El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta reiteró que su administración siempre será respetuosa de las diferentes expresiones que colectivos feministas y organizaciones hagan, a pesar de que sean insultantes e incluso sean ilegales.

“Son libres expresiones dentro de la tolerancia que existe para que grupos organizados por diferentes razones se expresen (…) respetamos la libre expresión, aunque sean expresiones insultantes y fuera de la ley”, aseveró el mandatario estatal en su habitual rueda de medios el pasado viernes.

Las declaraciones del titular del Poder Ejecutivo las emitió cuando le preguntaron su opinión acerca de que colectivas poblanas se manifestaron desde las primeras horas del pasado 11 de septiembre en el edificio de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla (CDHP), en solidaridad con sus compañeras que se mantienen en posesión de las oficinas centrales del organismo nacional homólogo (CNDH).


Las feministas de Puebla expresaron también su repudio a las autoridades del estado de México que esta madrugada desalojaron a sus compañeras de la colectiva Manada Periferia, que fueron reprimidas y desalojadas violentamente cuando ocupaban el inmueble de la comisión en aquella entidad.

Las colectivas poblanas llevan su manifestación de manera totalmente pacífica: solo han realizado pintas en la fachada del edificio de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla, colocando afiches con los nombres y fotografías de mujeres víctimas de violencia.

Las feministas, en su mayoría jóvenes, llevan como estandarte una mona de calenda, con el rostro embozado y en actitud de protesta.

Esta madrugada, unos 30 efectivos ministeriales desalojaron por la fuerza a las activistas que mantenían tomadas las instalaciones de la Visitaduría General de la Codhem, en el municipio mexiquense de Ecatepec, desde la tarde del jueves, por lo que hubo golpes y varias de ellas fueron detenidas.

Al respecto, en la cuenta de twitter @ArtemiSatanica circulan los nombres de las personas presuntamente detenidas durante el desalojo de la visitaduría de la CEDHM: María Estéfany Rodea Sánchez, Magda Soberanes Flores, Nidia Andrade Cárdenas, María Liliana Rojas Moreno, Alejandra S. Corzo López, María Guadalupe Melqueades Ángeles, Ashli Cortés Padilla, y hace hincapié en que Erika Flores, una mujer embarazada de ocho meses de gestación, fue golpeada.

La Jornada en Línea informó el pasado viernes que Las familiares de víctimas y grupos feministas que mantienen tomado el edificio de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en el Centro Histórico anunciaron que en estas horas han comenzado a llegar personas de diversos estados del país para mostrar su solidaridad y quedarse temporalmente en la sede, y adelantaron que por los actos de represión ocurridos en Ecatepec esta madrugada, se tomarán más inmuebles en los próximos días.

Poco después de las 11 de la mañana, algunas de las familias que arribaron a República de Cuba 60 dieron una conferencia de prensa en la que manifestaron su apoyo a la toma y señalaron que durante el fin de semana llegarán más personas al lugar.

“No dejarán de llegar colectivos de toda la República hasta que todo se cumpla. ¡Ya basta de tolerar al gobierno que nos está engañando, ya es hora de desnudar quién está haciendo el trabajo (de defensa de las víctimas) y quién no!”, dijo María Guadalupe Narciso, integrante del grupo Padres y Familiares de Desaparecidos, Secuestrados y Asesinados en Guerrero y el País.

Por su parte, Bertha Nava Martínez, madre de Julio César Ramírez, normalista de Ayotzinapa asesinado el 26 de septiembre de 2014, señaló que varias integrantes del colectivo “Los Olvidados de Ayotzinapa” acudieron al edificio ocupado para dar una muestra de apoyo a las ocupantes.

“Aquí estamos, en apoyo de las compañeras. Venimos a acompañarlas un rato y estar acá con ellas, para que vean que no están solas. No las vamos a dejar solas. Es tiempo de la unión, de la fuerza, de la organización, que es a lo que le tiene le miedo el gobierno: a la gente organizada, porque la ve y tiembla”, manifestó.