Patrones no apoyaron a 8 mil meseros en paro, les negaron la seguridad social

Foto: Es Imagen/ Jacqueline Steffanoni

La Asociación de Meseros de Banquetes de la ciudad de Puebla acusa que empleadores no los han apoyado y piden que el gobierno les exija dar seguridad social a su personal.

Apostados en el zócalo de la ciudad, sus representantes, José Vargas y Pedro Luna, expusieron que a diferencia de quienes laboran en restaurantes, muy pocos recibieron ayuda económica o en especie de sus patrones.

Al ser trabajadores eventuales les niegan las prestaciones de ley o beneficios, lo que les afecta en estos momentos de emergencia sanitaria por Covid–19.


“Que el gobierno nos apoye para que ahora, con las nuevas condiciones y el nuevo reglamento que vayan a sacar para los eventos, que se exija que al personal de cocina y meseros se les otorgue una seguridad social”.

José Vargas sostuvo que incluso la sociedad civil fue más solidaria con ellos que los empleadores, a pesar de que son los que menos pagan impuestos.

“Se hicieron ojo de hormiga”, indicó al sostener que aunque algunas empresas de banquetes ya estaban en números rojos antes de la emergencia sanitaria, hasta ahora ninguna ha cerrado definitivamente.

La pandemia ocasionó que 8 mil personas que atendían a comensales en eventos sociales, se quedaran sin empleo.

Al ser los primeros afectados, debido a la prohibición de reuniones masivas, buscaron apoyos de las autoridades.

Por parte de la administración estatal les fueron entregadas 400 despensas, mientras que el ayuntamiento de Puebla otorgó a 250 agremiados 3 mil 500 pesos, un paquete de alimentos o un bono para el pago de luz; todos ellos por única vez.

Para enfrentar la falta de ingresos en su trabajo habitual, los meseros que laboraban en festejos o reuniones en salones y jardines, han tenido que auto emplearse para poder subsistir.

Algunos ahora se desempeñan como guardias de seguridad privada y otros están enfocados en la venta de productos como gelatinas, empanadas, baguettes, juguetes y rompecabezas.

José Vargas y Pedro Luna indicaron que en estos momentos lo más importante es la salud, por lo que respetan la restricción impuesta por la autoridad estatal para que no se reabran los salones sociales.

“Fuimos los primeros afectados y vamos a ser los últimos (en regresar) porque los banquetes aglomeran mucha gente”.

Pero para el retorno, los meseros exigen que los patrones los doten de los insumos necesarios para protegerse, como gel antibacterial, cubrebocas y guantes.

Los representantes estiman que será hasta enero de 2021 cuando vuelvan al trabajo.