Mercados registran baja de hasta 60% en sus ventas por Covid–19

Entre 50 y 60 por ciento han caído las ventas en algunos mercados ubicados en la ciudad de Puebla, de acuerdo a testimonios de locatarios y con base en un ejercicio de observación realizado por La Jornada de Oriente.

En el Venustiano Carranza, ubicado en la 4 Poniente, clientes es lo que menos se observa en los pasillos, en su mayoría estos son ocupados por comerciantes que entre sí platican sobre la difícil situación por la que atraviesan.

Uno de los afectados es el señor Abel Guevara Rodríguez, quien desde hace 50 años tiene una carnicería en ese centro de abasto.


Comentó que en los últimos días la venta de carne ha descendido en 50 por ciento, pero tiene la esperanza de que en 15 días la situación mejore.

Don Abel, al igual que sus compañeros locatarios, ha reforzado las medidas de higiene, cuenta con cubreboca, gel antibacterial y un impecable mandil blanco para que no quede lugar a dudas de que el sitio está limpio y no hay riesgo de contagio del coronavirus.

“Han bajado mucho las ventas, ahorita no hay nada de venta, está como 50 por ciento abajo. Ahorita lo que tenemos nada más es hacer limpieza y esperar, no hay de otra. Muy difícil está esto, estamos esperando ahorita a ver qué es lo que pasa porque ahora no hay nada de clientes”.

De su negocio se mantienen cuatro personas, las cuales no están preparadas para un cierre temporal, si es que así lo determinan las autoridades.

Frente a este inmueble se encuentra el Mercado de Sabores, donde se vende comida típica poblana, y en donde la clientela también es escasa.

Ayer solo había unas cinco mesas ocupadas y el resto vacías. Los locatarios están listos para prestar el servicio, también mantienen pulcros sus espacios de trabajo, pero no hay a quién atender.

En el mercado Hidalgo hay un poco más de gente que en los dos antes mencionados, pero la caída en ventas es igual o hasta mayor.

Reyes Sánchez Flores comentó a La Jornada de Oriente que en su puesto de verduras y legumbres la comercialización descendió 60 por ciento, pero cerrar no está en sus planes, puesto que ocho personas dependen del funcionamiento de este.

Dijo que han tratado de mantener los precios bajos para que la gente no se limite tanto en sus compras.

“Tratamos de buscar los mejores precios en la Central de Abasto para venirlos a dar a acá a un precio más económico que el de los supermercados”.

Ayer se realizó el lavado de todas las áreas del mercado, con cloro y jabón, además se han colocado botellas de gel antibacterial en cada uno de los puestos y en los pasillos.