Mercado de Amalucan sí será demolido, reconoce director del Implan

Las obras del mercado de Amalucan que realizarán la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano y el ayuntamiento de Puebla sí contemplan la demolición del mercado, reconoció Gerardo Ríos Bermúdez, director del Instituto Municipal de Planeación (Implan). 

Cabe recordar que la principal oposición de los locatarios de este centro de comercio es que serán derribadas las construcciones que les ha costado levantar por generaciones y están valuadas en algunos casos en más de un millón de pesos por local. 

Al respecto en conferencia de medios, el funcionario municipal sostuvo que se planea el derribo de lo ahora construido para que haya “una mejor accesibilidad”, así como más metraje para que los vendedores puedan comercializar. 


“Sí va ha haber una demolición, para que haya mejor habitualidad y accesibilidad, así como mayor metraje para poder comercializar”.

Ríos Bermúdez afirmó que está garantizado que los locatarios regresen a dicho centro de comercio y no sean reubicados  en otros mercados de manera permanente.

Agregó que la obra ya fue adjudicada por medio de una licitación pública nacional, por lo que se realizan los preparativos y se prevé que la obra comience en 15 días. 

Explicó que es la Sedatu la que realiza el trámite de los permisos correspondientes ante el gobierno del estado y otras instancias, por lo que confió que el proyecto caminará de manera positiva y no se cancelará.

Rechazó que haya una “imposición” de las obras, ya que se establece constante diálogo con los inconformes.

Por su parte Claudia Rivera Vivanco expuso que hay locatarios que se oponen a las obras por desinformación, sin embargo subrayó que ninguno de los comerciantes será desalojado, al tiempo de subrayar que las obras redituarán en mayores ganancias para ellos.

Indicó que con estas obras se evitará que cada temporada de lluvias haya un problema de inundación en el mercado.

Por su parte René Sánchez Galindo, secretario de Gobernación municipal, descartó que el ayuntamiento utilice la fuerza pública para desalojar a los locatarios que desde el sábado pasado duermen en el mercado para evitar el inicio de las obras.

Sostuvo que hay personas que se oponen a la transformación pero no les va a resultar pese a sus exabruptos.

Indicó que el gobierno federal se fijó en Puebla capital para realizar estos proyectos debido a que en el municipio se aplica la misma política de cero tolerancia a la corrupción.

Recordó que en total la Sedatu construirá tres obras adicionales a las del mercado de Amalucan, es decir la intervención de la hidroeléctrica Carmelas con un monto 36.5 millones de pesos; la remodelación de un parque en la colonia México 83 con un monto de 6.4 millones de pesos, en tanto que se prevén trabajos similares en el zócalo de Puebla con un monto de 60.6 millones de pesos.