Domingo, abril 11, 2021

Madre de menor violada en Tlatlauquitepec desmiente que haya recibido ayuda de la Fiscalía de Puebla

Destacadas

Se concluyen en Puebla 8 de cada 10 investigaciones por delitos

El promedio de conclusión de las carpetas de investigación que se inician en Puebla por algún delito, es del...

CEN del PAN investiga denuncias de venta de candidaturas en Puebla

El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN investiga las acusaciones que enfrenta la dirigente del partido en Puebla, Genoveva...

Barbosa pide que SG intervenga para resolver conflicto con Bonafont en Juan C. Bonilla

La delegación de la Secretaría de Gobernación federal (SG) debe intervenir en el conflicto que hay con la planta...

La madre de la estudiante de secundaria que fue violada de manera tumultuaria por sus compañeros de clases, en el municipio de Tlatlauquitepec, desmintió que su caso haya sido atendido por la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE).

En entrevista telefónica, la señora Sonia informó que tras denunciar ante los medios de comunicación el caso de su hija Guadalupe “N”, ocurrido el año pasado, la Fiscalía emitió un comunicado para asegurar que está atendiendo a la víctima.

Al respecto, aclaró que no fue canalizada al Juez Especializado en Justicia Penal para Adolescentes, y que tampoco se le ha brindado ayuda a la menor de 15 años de edad, en la Dirección de Atención a Víctimas del Delito.

“No sabemos nada del caso, la Fiscalía ni siquiera le han hablado por teléfono luego que acudí a la ciudad de Puebla para estar presente con mi hija en una audiencia”, enfatizó.

- Anuncio -

La madre de la menor precisó que la denuncia de la violación se presentó desde el año pasado, sin embargo, las autoridades poblanas nunca le dieron trámite.

Incluso, denunció que su abogada de oficio, Gregoria de Jesús Olivares, la intimidó por ventilar el caso de la estudiante ante los medios de comunicación.

“La abogada que me puso al Fiscalía me citó para decirme que ya se había enterado que me estaba quejando con los medios de comunicación, y que si no confiaba en ellos que mejor buscara asesoría por otro lado”, informó.

En respuesta, Sonia comentó que no cuenta con recursos para pagarse un mejor abogado, tras señalar que el caso de su hija no está siendo defendido.

La semana pasada, la Fiscalía de Puebla informó en un comunicado que presentó ante un juez especializado el caso de una menor de edad que acusó haber sido violada por tres compañeros de su telesecundaria Tlatlauquitepec.

Para “intentar acreditar los hechos”, refirió que ante la autoridad judicial se recopilaron varios dictámenes, entre ellos el del Consejo Médico Legal del Tribunal Superior de Justicia, y solicitó la comparecencia de posibles testigos.

La Fiscalía aseveró que el abuso sexual fue denunciado el 27 de julio de 2017, es decir, “dos meses y medio posterior a que hubiese ocurrido”, por lo que indicó que “será la autoridad judicial quien defina lo que proceda de acuerdo a la Ley”.

La dependencia indicó que la menor y su madre ya reciben ayuda de la Dirección de Atención a Víctimas del Delito, donde “se le asignó a un asesor jurídico que les ha asistido en todo momento”, además de que “se han cubierto los traslados que se han requerido de Tlatlauquitepec a Puebla”.

La señora Sonia difundió que el 3 de mayo de ese año su hija Guadalupe, de entonces 14 años de edad, fue violada por tres de sus compañeros de clases, al interior de su salón de la escuela telesecundaria “Jaime Torres Bodet”, ubicada en la localidad de Calatepec, en el municipio de Tlatlauquitepec.

Sobre el caso, dijo que la maestra de la víctima intentó ocultar el abuso y señaló que a la escuela “se viene a estudiar, no a putear”.

Reveló que en su momento también los maestros de la escuela amenazaron a Guadalupe para que no le dijera nada, y le estuvieron llamando por teléfono para que “nos arregláramos y llegáramos  a un acuerdo”.

La madre de la estudiante dijo que tras hacer pública la situación recibieron amenazas de muerte por parte de las familias de los tres agresores.

Por esta razón, también solicitó la intervención de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, con el fin de que un médico legista certificara la violación de la adolescente.

Finalmente, Sonia logró reorientar la denuncia en el proceso penal número 722/2017/AIMP; sin embargo, el acoso y las amenazas obligaron a ambas mujeres a refugiarse en una comunidad vecina a Calatepec, y a dar de baja a la menor de la secundaria donde le retuvieron sus documentos e intentaron que firmara un acuerdo en el cual renunciaría a su derecho de denunciar a las autoridades educativas.

 

- Anuncio -

Ultimas

Con 300 impugnaciones, buscan que Morena repita selección de candidatos en Puebla

La designación de candidatos en Morena enfrenta más de 300 impugnaciones tan sólo en Puebla, dio a conocer el...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -