Mediante plataforma INAH buscará frenar plagio a diseños indígenas

El 19 de junio de 2017 fue publicado en el Diario Oficial de la Federación la Ley General de Cultura y Derechos Culturales, en la que se expone la promoción, respeto y protección de los conocimientos y expresiones materiales de la ciudadanía indígena mexicana, en todas sus manifestaciones.

Una de las violaciones a estos derechos se ha expuesto desde hace más de seis años con el adjudicamiento intelectual de los diseños bordados por indígenas tomados, y en algunos casos, modificados para su comercialización realizados por grandes compañías transnacionales expertas en el comercio y creación de ropa.

El caso más reciente de supuesto plagio es el de la marca española ZARA, quien distribuyó en sus tiendas una prenda con el nombre de “Chaqueta bordada”, la cual puede compararse con el diseño de artesanas en la comunidad chiapaneca de Aguacatenango. Asimismo desde 2012 más de ocho marcas internacionales de ropa, han sido acusadas de plagio por la organización Impacto, que se especializa en la incentivación de uso y consumo de prendas hechas por artesano(a)s mexicano(a)s.


Foto tomada de la red.

La Ley General de Cultura y Derechos Culturales plantea el respeto a  los elementos materiales reflejados en el arte, tradiciones y prácticas, y que de manera individual o colectiva la ciudadanía indígena reconoce como propios por el valor y significado que les aporta en términos de su identidad y a las que tienen el pleno derecho de acceder, participar, practicar y disfrutar de manera activa y creativa.

De manera contraproducente a la defensa de estas expresiones, los casos en los que el delito de plagio procedería siempre y cuando los derechos de autor estuvieran siendo amedrentados. En el caso de los diseños y bordados indígenas no cuentan con derechos de autor al ser un bien material e histórico colectivo.

María Elisa Velázquez, coordinadora nacional del Instituto Nacional de Antropología e Historia, anunció en el marco de la primera Jornada de Trabajo sobre Patrimonio Cultural y Mercado llevada a cabo en el MNA (Museo Nacional de Antropología) la creación de una Plataforma de Registro Cultural y Mercado en la que mediante un mapeo se documentará el modo y el pueblo que resulta afectado por la apropiación intelectual de sus creaciones materiales, así como la exposición de las empresas o personas que realicen ese robo para, de ser el caso, poder dar seguimiento mediante reglamentaciones y leyes a estos casos.