Sábado, noviembre 27, 2021

Marko Cortés manda señal de que avala el triunfo de Díaz de Rivera

Destacadas

A dos meses de su despenalización, Puebla sigue criminalizando el aborto con 4 carpetas de investigación

A dos meses que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) puso fin a la criminalización del...

City Lomas en Malacatepec-Ocoyucan atentaría contra la Reserva Estatal Sierra del Tentzo: Semarnat

El Desarrollo inmobiliario City Lomas en Malacatepec-Ocoyucan del Grupo Proyecta pondría en riesgo la Reserva Estatal Sierra del Tentzo,...

No hay ninguna intención de cambiar al auditor superior del estado: Sergio Salomón

El gobierno del estado presentó al Congreso local una reforma constitucional que tiene como objetivo ampliar la regulación sobre...

Se dice que Marko Cortés Mendoza, el presidente nacional del PAN, ya mandó una señal mediante la cual le dio la espalda a Genoveva Huerta Villegas y legitimó el triunfo de Augusta Díaz de Rivera en la disputa por el Comité Directivo Estatal (CDE) del partido. Al tiempo de reconocer que el liderazgo del blanquiazul hoy en día descansa en una figura central: Eduardo Rivera Pérez, el edil de la capital.

Que esa “señal” –dicen los conocedores del tema– se produjo el pasado 20 de noviembre y estuvo a cargo de Jorge Romero Herrera, el actual coordinador de los diputados federales del PAN y uno de los hombres de mayor confianza de Marko Cortés.

Romero Herrera es un político muy poderoso, pues es quien controla al PAN de la Ciudad de México, luego de que ha sido líder juvenil panista en la capital, dos veces diputado local, coordinador parlamentario en la Asamblea de Representantes y titular de la delegación Benito Juárez.

- Anuncio -

En abril de este año, tuvo el encargo de ser quien revisara las declaraciones patrimoniales, fiscales y de intereses, así como los probables antecedentes penales o de violencia política de género, de todos aquellos que fueron candidatos a diputados federales del PAN en todo el país. Además de ser quien tenía la comunicación con las dirigencias del PRI y el PRD, como parte de la alianza electoral Va por México.

Sin embargo, una peculiaridad importante es que ha sido un líder panista distanciado, a veces enfrentado, con Josefina Vázquez Mota, la excandidata presidencial albiazul en 2012.

Eso lo lleva a no ser un político cercano a Eduardo Rivera Pérez, quien si ha sido parte del círculo político de quien también fuera secretaria de Desarrollo Social y de Educación en los gobiernos de Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa, respectivamente.

Por eso a muchos sorprendió que el pasado 20 de noviembre, durante la apertura de la Casa de Gestión del diputado federal Mario Riestra Piña, el político defeño se llenara de elogios hacia Eduardo Rivera, de quien dijo que es un líder que está uniendo a todos los liderazgos panistas de Puebla en el camino –pronosticó— de que el PAN ya tiene asegurado el triunfo en la lucha por la gubernatura del estado en 2024.

Si fuera otro personaje, sus palabras lisonjeras en torno a Eduardo Rivera serían solamente una mención más, sin ningún peso político.

Quienes entendieron el mensaje, captaron que en realidad Jorge Herrera lo que estaba haciendo era trasmitir un mensaje de Marko Cortés a favor de Eduardo Rivera y de Augusta Díaz de Rivera, pero principalmente le daba la espalda a Genoveva Huerta Villegas, quien tiene impugnada la elección interna del PAN en la lucha por la presidencia del CDE.

Marko Cortés no puede hacer esas expresiones –por ahora– porque tiene que ser institucional y esperar a que, concluya el proceso electoral interno del partido para hacer algún pronunciamiento acerca de la situación del PAN en Puebla.

Ese día, en el acto de convocado por Riestra, el coordinador parlamentario Jorge Romero Herrera sin ningún empacho llamó a Augusta Díaz de Rivera como “presidenta electa del PAN”, y le dijo que su tarea será muy importante, razón por la cual le expresó: “cuentas con nosotros”.

¿Por qué habló en plural cuando le dijo a Díaz de Rivera que será apoyada? Porque parecía que entrelíneas mandó el mensaje de que Marko Cortés y otros dirigentes del PAN la reconocen como ganadora de las recientes votaciones albiazules, pero sobre todo que no respaldan la lucha jurídica de Genoveva Huerta, quien ha impugnado los comicios y acusa que hubo un fraude electoral en su contra.

El mensaje de Jorge Romero Herrera fue claro: destacó las capacidades, la experiencia y talentos mostrados en San Lázaro por sus homólogos Humberto Aguilar Coronado, Ana Teresa Aranda Orozco, Mario Riestra y otros legisladores, pero nunca, ni por accidente o cortesía, hizo la más mínima mención de Genoveva Huerta Villegas, quien también es diputada federal.

Simple y llanamente: la ninguneó. La borró del desarrollo del panismo poblano. Como si no hubiera sido la presidente del partido en los últimos años y ya dos veces diputada federal.

- Anuncio -

Ultimas

Cabildo autoriza al edil Eduardo Rivera solicitar al gobierno estatal 14.8 mdp para obra pública

El Cabildo capitalino autorizó al edil Eduardo Rivera Pérez solicitar al gobierno del estado apoyo financiero de “recursos no...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -