Fernando Manzanilla es uno de los golpeadores de la derecha, acusa Luis Miguel Barbosa

El exsecretario de Gobernación de la actual administración estatal, Fernando Manzanilla Prieto, es uno de los “golpeadores de la derecha” que están detrás de los cuestionamientos contra la reforma a la Ley de Educación en el estado, acusó el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.

Al referirse a la polémica por la aprobación del ordenamiento, mismo que fue respaldado por el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, el mandatario poblano afirmó que otros golpeadores de la derecha, que han cuestionado la legislación, son la dirigente panista, Genoveva Huerta Villegas y el diputado local, Oswaldo Jiménez López.

“Los conservadores y la derecha tienen sus voceros y gente que miente como regla y como práctica y los que saben hacer solo guerra sucia. Eso hace la presidente del PAN, el diputado, Fernando Manzanilla, un tal Pedro Gómez, exservidor público con investigación por corrupción, son de la granja de los conejos”, expuso


Respecto a Fernando Manzanilla afirmó que maneja un grupo de bots que atacan a su gobierno, los cuales en su opinión no tienen mayor impacto.

Agregó que entre los voceros de la derecha se encuentra el comunicador Francisco Zea que hizo ataques denigrantes en contra suya.

“Yo ni había tomado en cuenta sus acusaciones. Ayer después de la comida me leyeron sus acusaciones y dije esto no puede quedarse así y le respondí en una carta publicada en mi cuenta de Twitter. Es de esas personas que ofenden todos los días y no están acostumbrados a que les respondan, es un vocero y queda bien de la derecha”, acotó.

Agregó que nunca ha sido el propósito de su administración quedarse con los bienes de las universidades como se ha argumentado.

“Las previsiones de esa reforma las tienen otros países. Son las mentiras que difunden siempre los conservadores”, expuso.

El pasado 26 de mayo el propio Luis Miguel Barbosa acusó que el Consorcio Universitario pretende crear una cortina de humo con sus críticas en contra de la Ley de Educación porque lo que realmente les molesta es que ya no podrán abusar de los estudiantes.

En conferencia de medios matutina afirmó que las universidades están en su derecho de promover los amparos que consideren necesarios, pero reiteró que no existe ninguna intención del gobierno de apropiarse de los bienes muebles e inmuebles de dichas instituciones educativas.