Madre de víctima de feminicidio acusa a la FGE de actuar con indiferencia en el caso

Esther Gregorio, madre de la víctima, dio a conocer que hasta ayer no tenía acceso a la carpeta de investigación sobre el caso, tampoco le habían citado por parte del Ministerio Público, por lo que tuvo que pedir el apoyo de un abogado, lamentó, ya que a ella no la toman en serio ■ Foto Elizabeth Rodríguez Lezama

Tehuacán. Justicia es la exigencia de la familia de Adriana Miguel Gregorio, joven asesinada la semana pasada en la colonia Tehuacán de esta ciudad, petición que la Fiscalía General del Estado (FGE) parece ignorar por completo, según denunció la madre de la víctima, Esther Gregorio.

Resaltó que no hay avances en la investigación y el personal ministerial solo se limita a decirle que regrese en próximos días o que ya le avisarán del resultado de las indagatorias, lo cual calificó como una falta total de sensibilidad e interés por resolver un caso que ha dejado en luto a su familia y a una menor de cinco años en la orfandad, quien al parecer fue testigo del crimen.

Para Esther la FGE está dando la oportunidad al responsable del feminicidio de darse a la fuga, ya que caso se cumple una semana de los hechos y no hay avance en la indagatoria, o al menos es lo que a ella le indican las autoridades judiciales.


Hasta ayer no tenía acceso a la carpeta de investigación sobre el caso, tampoco le habían citado por parte del Ministerio Público, por lo que tuvo que pedir el apoyo de un abogado, lamentó, ya que a ella no la toman en serio.

Aclaró que el sujeto que asesinó a Adriana no era pareja sentimental de la víctima, sino un inquilino que durante seis meses, aproximadamente, rentó una vivienda propiedad de la hoy occisa, lo que generó problemas posteriores porque el hombre era muy agresivo y tenía problemas con drogas.

Lo anterior, dijo, se lo hizo saber su hija, quien también le informó que por esos motivos optó por pedir al individuo que desocupara la casa, ante lo cual fue amenazada de muerte. Días después regresó para cumplir la amenaza.

Dijo que no conoce al individuo que mató a su hija, pero sabe que además de asesinar a la joven también robó varios objetos de valor de la vivienda. Pidió que las autoridades actúen con responsabilidad en el caso y se haga justicia para Adriana cuyo único error fue dar en arrendamiento su propiedad.

No hay tranquilidad para su familia desde el día en que mataron a Adriana, no solo lidian con el dolor de haber perdido a una de sus integrantes, también sufren la indiferencia de las autoridades y viven con temor de que el asesino intente hacerles más daño, manifestó Esther.

“Tengo que saber por qué le hicieron esto a mi hija y quién fue, porque no se quién fue; quiero que lo investiguen y que hagan justicia, se los pido” suplicó en el llamado que hizo a la Fiscalía General del Estado.