Lizeth Sánchez promueve a aspirante de Atlixco que carga graves historias de corrupción en Oaxaca

ES IMAGEN

Frente a la idea de que la 4T tiene amplias posibilidades de ganar la próxima elección de alcalde de Atlixco, luego de que en 2018 se quedó a unos cuantos votos abajo del PAN en los comicios locales, la secretaria de Desarrollo Social del gobierno estatal Lizeth Sánchez García, junto con Mariano Hernández Reyes, un viejo dirigente del PT, están impulsando al empresario Edmundo Pérez Escobedo para que sea el próximo abanderado del bloque lopezobradorista.

El problema de este aspirante es que estaría cargando una mala fama por presuntos actos de corrupción, que incluiría quebrantos en el extinto Seguro Popular, durante la gestión de Gabino Cué Monteagudo, cuando fue gobernador de Oaxaca.

Sin contar, que formó parte de los operadores que conspiraron junto con el senador Alejandro Armenta Mier para intentar provocar la caída de Luis Miguel Barbosa Huerta como candidato de Morena a gobernador de Puebla en el proceso electoral extraordinario de 2019.


El pasado fin de semana el PT instaló un nuevo comité municipal en Atlixco, que tuvo dos propósitos fundamentales:

Primero frenar a Arturo Lira, un activista del PT, que desde hace varias semanas ha provocado una serie de confrontaciones políticas en Atlixco entre grupos del movimiento lopezobradorista, pues este personaje decía representar al Partido del Trabajo –sin tener un nombramiento oficial– y encabezaba supuestas reuniones para definir las candidaturas de esa región de estado.

El segundo propósito fue nombrar a Edmundo Pérez Escobedo al frente de ese comité como una manera de empezarlo a colocar en el ánimo del electorado de Atlixco como posible candidato.

Llamó la atención que al acto de toma de posesión acudieron Lizeth Sánchez y otros dirigentes del PT, como Mariano Hernández Reyes, y excluyeron a figuras importantes de la 4T, como es la diputada local Guadalupe Muciño, entre otros.

Se dice que particularmente Lizeth Sánchez se ha enfocado a buscar controlar el proyecto de que al PT le den la candidatura de Atlixco, en el bloque de alianzas y partidos de la 4T, y que pueda colocar en la postulación a Edmundo Pérez, con quien guarda una estrecha amistad.

Esto luego de que la secretaria de Desarrollo Social no pudo escalar en los índices de popularidad de San Martín Texmelucan, en su pretensión de ser aspirante a edil de ese municipio.

Con el espaldarazo del sábado de Lizeth Sánchez y Mariano Hernández, quien ha sido el eterno dirigente estatal del PT en Puebla, buscan cerrar el paso a dos fuertes aspirantes a la candidatura de alcalde de Atlixco: a la diputada local Guadalupe Muciño y el polémico ex edil priista Eleazar Pérez Sánchez.

Sin embargo, la controversia que no observan “los padrinos” de Edmundo Pérez Escobedo es que el problema de fondo no es conseguir “una cargada” a favor de su aspirante, sino evitar que su pasado político y como exfuncionario público en su natal Oaxaca no acabe siendo una bola de nieve que crezca y acabe aplastando al frente lopezobradorista.

Esto es lo que se dice de Edmundo Pérez Escobedo en Oaxaca:

Según el sitio Página3.mx, el nombre de Pérez Escobedo aparece en una lista de funcionarios y operadores financieros del gobierno de Gabino Cué –cuyo sexenio duró de 2011 a 2017– que eran investigados por un quebranto por 3 mil millones de pesos a la hacienda pública de ese estado.

De acuerdo con el sitio Vínculo Informativo, Pérez Escobedo era parte del grupo de funcionarios vinculados a Germán Tenorio Vasconcelos, quien fue secretario de Salud en el gobierno de Gabino Cué y habría sido responsable de millonarios desvíos al Seguro Popular.

Y en esta trama –narra dicho medio de comunicación– el papel del nuevo dirigente del PT en Atlixco era supuestamente elaborar fracturas apócrifas para hacer una falsa justificación de miles de millones de pesos de los servicios de salud.

En el Diario Oaxaca se dice que no solamente los quebrantes se cometieron con el Seguro Popular, sino también en un proceso de obligar a 45 alcaldes a contratar créditos con el Grupo Financiero Interacciones, en el cual tiene intereses la familia Hank del estado de México.

Y ese proceso llevo a 45 municipios a contraer caros y abusivo crédito, que significa un largo y tortuoso endeudamiento.