Lunes, abril 12, 2021

Recomendamos

Recogen en un libro papeles novohispanos de Puebla censurados por la Inquisición

-

-

- Anuncio -

Biografías de monjas de conventos como Santa Mónica o Santa Rosa, burlas y papeles satíricos de personajes de la Puebla de los Ángeles, así como billetes, cartas, mensajes, diarios y papeles diversos que dan cuenta de las relaciones amorosas que fueron censuradas por el Tribunal del Santo Oficio son recapitulados en el libro De monjas, crónicas, burlas y amores: rescate de documentos novohispanos de los siglos XVII y XVIII. 

Publicado por Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México y disponible en https://www.adabi.org.mx/publicaciones/11%20De%20Monjas%20cronicas.pdf, el libro coordinado por Margarita Peña rescata textos representativos de la actividad del tribunal que se desarrolló entre los años de 1571-1572 y los años cercanos a 1821, cuando el tribunal se extingue. 

- Anuncio -

Originado en el Seminario de Literatura Mexicana en la UNAM, el libro incluye documentos depositados en repositorios como el Archivo General de la Nación Ramo Inquisición y en el Centro de Estudios de Historia de México, ahora Carso.  

Dichos textos, apunta la coordinadora en la introducción del volumen, “fueron escritos casi siempre por autores no profesionales, seres singulares que, sin saberlo, darían lugar a lo que podemos considerar una veta paralela a la literatura oficial: la literatura prohibida de la Nueva España”. 

Se trata, abunda, de una literatura espontánea que yace en los archivos inquisitoriales y que en ocasiones sirvió como documento de cargo en el proceso que alguien pasó por sus escritos y sus ideas que estaban fuera de la norma institucional y social, y del canon religioso. 

- Anuncio -

Los autores de los documentos, prosigue Peña, son “seres casi siempre marginales” como frailes solicitantes y monjas relapsas, beatas, hechiceros, ensalmadores, brujas, quirománticos o meros supersticiosos, críticos del poder religioso o del mal gobierno, judaizantes, alumbradas o clérigos enamorados. 

Este conjunto de personas produjo una cauda de textos que van desde las confesiones y las deposiciones de testigos a lo largo del proceso inquisitorial, hasta textos autónomos con rasgos literarios que serían requisados, a veces antes de llegar a la imprenta, como diarios, cuadernos, cartas, sermones, tratados; sonetos, décimas, sátiras, desmañadas cuartetas, oraciones y conjuros.  

En su mayoría los textos son en prosa y verso, y ocasionalmente, en teatro. Como ejemplo, es el tratado de quiromancia conocido como Taisnerio, por cuya copia, “treslado”, o mera posesión (y también por leer las palmas de las manos) fue procesado Pedro Suárez de Mayorga en Tepeaca, Puebla, a fines del siglo XVI, bajo el cargo de “supersticioso”.  

Otro ejemplo más es El Coloquio entre Lorenzo Muñoz y Blas Domínguez y el Diálogo de Scipión y Verganza: papeles satíricos en torno a la predicación de fray Manuel de Argüello, Puebla, 1702. 

Ambos textos, refiere Margarita Peña, forman parte de la “marea de una literatura censurada por la Inquisición que por poco ahoga a la sociedad novohispana, a la vez que testimonian nuestra inquietud respecto a los textos marginales y el trabajo de rescate realizado de los años 80 -del siglo anterior- a la fecha”. 

En el caso del género las biografías, en el libro De monjas, crónicas, burlas y amores… es una mención obligada la monja-escritora de la orden de las Jerónimas: sor Juana Inés de la Cruz.  

Asimismo, María de san José, monja del Convento de Santa Mónica considerada una escritora excepcional como lo prueban los cuadernos que dejó y en los que se basó el padre Santander para redactar su biografía, así como el texto de la relación de la salida del Convento de Santa Mónica para fundar, con otras monjas, el convento anexo al templo de la Soledad en Oaxaca. La de María de San José “es literatura conventual que linda con la mejor prosa del género narrativo en español”.  

Otro caso fue el de María Ana Águeda de San Ignacio, monja del Convento de Santa Rosa, quien como priora elevó el beaterio a convento y escribió un amplio tratado místico-teológico que trata de los efectos maravillosos de la leche de los divinos pechos de la Virgen sobre los pecadores. 

Otras biografías son las de Isabel de la Encarnación por Pedro Salmerón (Vida de la venerable Madre Isabel de la Encarnación, carmelita descalza, natural de la ciudad de los Ángeles, 1675); Agustina de San Diego, del Convento de Santa Clara, de Puebla, por Mariano Ildefonso del Río, quien escribió y pronunció tan sólo el sermón panegírico en 1727 que solía preceder a la biografía, el cual se imprimió en 1728 y fue censurado por el Santo Oficio.  

Destaca “una santidad promovida casi por aclamación popular, finalmente fallida”: el caso de la beata Catarina de San Juan, quien tuvo tres biógrafos: el padre Alonso Ramos, el padre Aguilera y José Castillo Grajeda, que a dos años de su muerte se le atribuían milagros y se la veneraba como santa, por lo que las autoridades eclesiásticas intervinieron para frenar una beatificación fuera del proceso requerido, una beatificación “espontánea”. 

En cuanto a burlas de Puebla se recuperaron los Sonetos injuriosos: resultado de la predicación de un sermón del siglo XVII y El Coloquio entre Lorenzo Muñoz y Blas Domínguez y el Diálogo de Scipión y Verganza: papeles satíricos en torno a la predicación de fray Manuel de Argüello, Puebla, 1702, los cuales dan cuenta de la sátira que, contenida en el molde del soneto, se despliega a partir de un sermón.  

En el renglón de amores, dice la coordinadora Margarita Peña, “las noticias son por demás abundantes”, con billetes, cartas, mensajes, diarios y papeles diversos, también bailes y cantos que lindan con lo picaresco, a la par de textos que aluden a relaciones entre aquellos que formaban parte de la Iglesia -clérigos y frailes- y las personas por ellos solicitadas. 

El capítulo de los clérigos “solicitantes” -y de los confesantes sin órdenes-, sus hechos y escritos, constituye un amplio capítulo de las causas perseguidas por el Santo Oficio y es cabal ejemplo de la actividad permanente, entre la población novohispana, de censores, alguaciles y jueces. 

- Anuncio -
- Anuncio -

Últimas

Con arma blanca lesionan en el cuello a coordinador del candidato panista a la alcaldía de Tehuacán

Tehuacán.- El coordinador de campaña de Jacobo Aguilar Sánchez, candidato a la alcaldía tehuacanense por el Partido Acción Nacional (PAN) sufrió un ataque con...
- Anuncio -