Miércoles, junio 23, 2021

Las elecciones en Puebla

Destacadas

Más de 882 mil hogares en Puebla no tienen acceso a internet, revela ENDUTIH

Alrededor de 882 mil 392 hogares en Puebla carecen de internet, lo que  equivale a 51.5 por ciento del...

Reducen PRI y Morena su presencia en los municipios al perder 39 que ganaron en 2018

Aunque el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Movimiento Regeneración Nacional (Morena) fueron las fuerzas políticas que ganaron el mayor...

En 2020 se inició una carpeta de investigación por algún delito cada 12 minutos y se resolvió un caso cada 10 días

Durante 2020, las autoridades en Puebla iniciaron, en promedio, una investigación por algún delito cada 12 minutos, en contraste,...

Como en todo el país, las elecciones del domingo seis de junio pasado en Puebla, fueron elecciones clasistas, no porque alguien haya decidido dividir a la sociedad poblana y que lo haya logrado, sino que la realidad muestra a una sociedad dividida entre quienes se identifican con un proyecto social que privilegia el interés público y otro que atiende al interés privado. Esta vez, los votantes pudieron distinguir entre uno y otro proyecto para votar en consecuencia.

Esta afirmación, se mostró en Puebla con meridiana claridad a todo lo largo de la campaña y durante la jornada electoral, día en que la clase de altos ingresos y cierta clase media fueron convocadas por diversas organizaciones de derecha y salieron a votar masivamente para mostrar su oposición al proyecto alternativo de nación, que no conocen, pero identifican con el comunismo, cuyo significado también ignoran, pero las llenas de temores. Ambas clases, por principios rechazan las políticas que procuran la igualdad social pues consideran que cada quien merece estar en el lugar que ocupa; en consecuencia, se oponen, por ejemplo, a que el gobierno gaste en apoyar a los jóvenes que llaman “ninis”, o que se proponga una reforma fiscal que permita al gobierno obtener recursos para impulsar políticas que procuren la igualdad social, que es nítida expresión del daño social causado por el modo de producción neoliberal capitalista. Por eso, llenas de temores de que se llegue a imponer un régimen socialista, asustada por la pobreza a la que sus agoreros le han dicho los puede arrojar el proyecto alternativo si llega a consolidarse; así, y con la convicción de que apoyaban el interés de su clase, la burguesía con mayores ingresos, y su caricatura, parte de la clase media, salieron a votar masivamente y mostrar su preocupación por lo que sienten su incierto futuro.

Esto, y el hecho de que Morena, alejada de la realidad y dedicada su burocracia a dirimir a quién le “pertenecían” los cargos de dirección, fue incapaz de enfrentó los discursos de odio y miedo, las noticias falsas y la propaganda de la derecha, lo que le permitió a ésta, coaligada electoralmente, recuperar el gobierno municipal de Puebla, así como buena parte de los gobiernos municipales que forman parte la zona metropolitana de la ciudad de Puebla (ZMCP)l. Las Cholulas, San Pedro y San Andrés, municipios donde se asientan los sectores de mayores ingresos de la ZMCP y la clase media con aspiraciones, que tradicionalmente forman parte del abstencionismo, salieron a votar y ganaron, lo que al mismo tiempo las dejó satisfechas por haber mostrado su desprecio por los chairos, que habían tenido la osadía de gobernar la ciudad de Puebla, emblemática ciudad donde hace años surgió el grito “cristianismo sí, comunismo no”.

- Anuncio -

Por supuesto, la derecha utilizó noticias falsas y mentiras como núcleo de una campaña mediática basada en un discurso de odio y que se orientó a desprestigiar al  Presidente López Obrador diciendo cosas como que gobierna mediante “caprichos y puntadas” o que el gobierno de la Cuarta Transformación estaba preparando un decreto mediante el cual se le permitiría apropiarse de los bienes de las personas para venderlos y obtener recursos destinados a financiar los megaproyectos de AMLO, al que llaman autoritario, cuando no dictador. Esto alimentó, el odio irracional hacia el Presidente y “para frenarlo” se convocó a la población a votar por la coalición derechista que no mostró tener un proyecto de gobierno y sólo se oponían. Con todo y eso, el domingo seis de junio salieron a votar quienes tradicionalmente han formado parte del ejército del abstencionismo, que esta vez se redujo unos puntos.

El impacto de esa campaña, fue menor en el resto del estado, lo que permite, con datos del PREP al 7 de junio, a Morena y sus partidos aliados ir arriba en la votación en 17 de los 26 distritos locales, mientras la derecha ganaba 9, con lo cual la coalición Juntos Hacemos Historia, asegura la mayoría en el Congreso del estado.

Ciertamente, los discursos de odio y miedo, jugaron su papel para que la derecha doblara, pero no se puede soslayar la responsabilidad de Morena, que no logró mostrar la capacidad mostrada en 2006, 2012 y 2108 para movilizar a la población y fortalecer la convicción de la necesidad del cambio; no hubo capacidad política para convencer a los trabajadores de no votara contra ellos mismos al sufragar en favor de los partidos de sus enemigos de clase. Hay otras cuestiones que plantean preguntas que requieren respuestas colectivas, consensadas; debate que sea parte de un proceso que vuelva a darle a la militancia el poder de decidir sobre la política a seguir, así como de decidir quién ocupará los cargos de dirección y quienes sus candidatos. A los políticos profesionales, ocupados siempre en la búsqueda cargos y candidaturas, que desplazaron a los militantes se le deben acotar sus actividades y someterlos a las decisiones de la militancia, aquella que creció de manera formidable cuando Morena era movimiento y carecía de recursos, hasta que las prerrogativas millonarias, “escrituradas por el diablo”, llenaron al nuevo partido copado por profesionales y alejaron a la militancia de las actividades partidarias.

No pretendo pontificar sobre una situación que entiendo compleja y que tiene demasiados críticos, más bien se trata de encontrar aquello que resuelva la incertidumbre del futuro de Morena en Puebla.

- Anuncio -

Ultimas

Anuncia regidora de Deportes aprobación para rehabilitar la Alberca Semiolímpica y una Pista de Tartán

Tehuacán. Antes de que concluya la actual administración se espera concluir la rehabilitación de la Pista de Tartán de...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -