Domingo, abril 18, 2021

Recomendamos

La vitamina E

-

-

- Anuncio -

El abordaje histórico de la medicina es muy estimulante desde el punto de vista intelectual, pues puede ser comprendido por cualquier persona, independientemente de que posean conocimientos profundos sobre biología. Imaginar las condiciones del hombre primitivo y compararlas con la forma de vida actual constituye un verdadero ejercicio de la imaginación. La historia puede transformarse en fábula, leyenda, testimonio y maravilla, donde se mezclan errores, aciertos, esperanzas, desilusiones, avances, retrocesos, pero todo se enmarca en relatos que llegan a parecer experiencias llenas de ficción.

La historia de las enfermedades carenciales y el descubrimiento de su curación tienen mucho de interesante, pero tal vez la menos anecdótica de las vitaminas es la E. Un médico anatomista, endocrinólogo y embriólogo llamado Herbert McLean Evans (1882 – 1971) junto con la doctora Katharine Julia Scott Bishop (1889 – 1975), en 1920 descubrieron que las hembras de ratón, al ser alimentadas con manteca de cerdo rancia, sufrían abortos mientras que, al agregar aceite de germen de trigo, el embarazo se desarrollaba en una forma normal. Como en griego, la palabra griega que significa nacimiento es tokos y pheros quiere decir “producir”, denominaron a este elemento escondido en el aceite de trigo como tocoferol.

- Anuncio -

El aislamiento del principio activo solamente se pudo lograr 16 años después. Desde entonces hasta ahora, han sido aislados ocho diferentes tipos de vitamina E, que se denominan con las letras del alfabeto griego como: a, b, g,  y d tocoferoles; además de a, b, g,  y d tocotrienos. De todos, el alfa tocoferol, es el más efectivo, abundante, activo y es el que se puede adquirir como un complemento nutricional; sin embargo, es la vitamina más controversial. Su deficiencia puede ocasionar muchos problemas como irritabilidad, retención de líquidos, anemia hemolítica (destrucción de glóbulos rojos), alteraciones oculares, daño en el sistema nervioso, dificultad para mantener el equilibrio, cansancio, apatía, incapacidad para concentrarse, alteraciones en la marcha o respuesta inmune disminuida; sin embargo, en la actualidad es extraordinario, médicamente hablando, encontrar la enfermedad carencial, pues abunda en muchos alimentos.

Pero, al atribuirle muchas propiedades, se ha planteado como una alternativa para prevenir el cáncer de próstata a dosis de 400 miligramos por día y aunque muchos médicos la indicamos como un medicamento que, al tener efectos estimulantes del sistema de defensa, ayuda en múltiples padecimientos, estudios recientes han concluido que no tiene efectos benéficos en artritis reumatoide, enfermedad fibroquística de los senos, infección por VIH, osteoartritis y enfermedad de Parkinson.

Existe un mito sorprendente. Muchas mujeres acostumbran aplicar tocoferol, perforando cápsulas y vaciando el contenido en la piel, como un elemento que previene el envejecimiento cutáneo y mejorando el aspecto. Si consideramos la anatomía de la epidermis, esta vitamina, para renovar óptimamente las condiciones de reproducción celular debería actuar en la capa más profunda, denominada estrato basal, que es donde se lleva a cabo precisamente el fenómeno de nutrición celular. La lógica se comprende muy fácilmente. Es más complicado que una sustancia penetre los distintos estratos de la piel (córneo, lúcido, granuloso y espinoso para finalizar con el basal), que ingerir la vitamina y a través de los vasos sanguíneos lograr que llegue al lugar preciso. Por eso, las fantasmagóricas mascarillas de aguacate, yogurt mezclado con cereales, jitomate, mango, aceites vegetales con espinacas y una innumerable mezcla de elementos que llegan a la exageración (pues incluso he llegado a saber de personas que se aplican hasta orina), lejos de mejorar la concentración de vitamina E en la piel, condicionan el espanto de los maridos y el estupor de los médicos.

- Anuncio -

Por esta razón, se puede hacer la recomendación de ingerir tocoferol a dosis recomendadas y limitar las tan de moda “mascarillas de productos naturales” pues a la larga, por su pobre efecto terapéutico, llegan a ser por su elevado costo, simplemente alternativas cosméticas “más… carillas” que “más… baratillas”.

Comentarios: j[email protected]

- Anuncio -
- Anuncio -

Últimas

Con impactos de arma de fuego hallan cuerpo de regidor de Atoyatempan

El cuerpo sin vida y con impactos de arma de fuego de Vicente Gabriel Cabrera, regidor de Hacienda del municipio de Atoyatempan, fue encontrado...
- Anuncio -