Domingo, julio 14, 2024

La urgencia de desnaturalizar las violencias y la estética de la destrucción

Entre la nostalgia y la añoranza se comienza un 2024 esperanzador, porque humanamente nos hemos dicho que la esperanza es lo último que muere, sin embargo, tenemos un futuro inmediato que representa grandes retos para la humanidad. La crisis climática y sus terribles efectos materializados principalmente, pero no exclusivamente, en las regiones del sur global. Los desplazamientos humanos y las múltiples formas de violencia, emergentes y añejas, corporizadas sobre los cuerpos desgarrados por las guerras, y otras formas de violencia subjetivadas y objetivadas, tanto en los contextos sociales, económicos, culturales, ambientales y políticos, así como en los espacios más íntimos y personales, que no dejan de ser sociales. 

El horror mediatizado ha dejado de percibirse como tragedia, circula en las redes sociales a la par que los videos de animalitos, y fotografías de su comida más reciente. El horror se convierte en cotidianidad, tanto en la práctica como en las narrativas. Las actitudes generalizadas ante las violencias pasan de la indignación a la indignidad. 

¿Qué hacemos con las imágenes de la destrucción que se nos presentan incluso estetizadas? 

La estetización de la violencia naturaliza y desmantela la dimensión trágica de la misma. Ante los horrores contemporáneos, la solución inmediata es el consumo, las personas desde su individualidad prefieren salir a comprar aquello que consideran les protege del horror y los riesgos que este representa, en lugar de intentar realizar los cambios estructurales necesarios. Esto pareciera no preocupar: el capital sigue victorioso. Sin embargo, nos recuerda la urgencia de pasar de las acciones individuales, muchas veces ineficaces, para transitar a la acción colectiva, informada, creativa, y consciente, que nos permita desmantelar las formas de violencia. 

La violencia no es ni normal, ni natural, es en cambio una atrocidad de la acción humana, intencional, estructurada y tecnologizada, en contra de la humanidad y de la naturaleza. 

Resulta urgente desnaturalizar las expresiones de violencia. No es normal que avance la ciencia y la tecnología, mientras que se continúan elaborando planes de guerra y destrucción; no es normal que el consumismo masificado e institucionalizado supla las posibilidades de la esperanza y se imponga para la alienación; no es normal que continúen creciendo odios y divisiones ideológicas y no tengamos la capacidad política para trabajar por los asuntos que nos compete desde las más profundas virtudes humanas. 

Es trágica la forma en que se presentan las violencias contemporáneas, conflictos nuevos y añejos, con prácticas retrógradas en contexto sumamente complejos. La tecnologización y estetización de las violencias, han permitido su normalización e incluso legitimación. El horror, no debe ni puede legitimarse. Convoquemos a nuestras comunidades a construir formas conscientes y proactivas por una cultura del buen trato, del bien vivir, de la equidad y la justicia social, a partir de la posibilidad creativa de transformar al mundo desde una cultura de paz, dignidad y seguridad humana y cuidado de la Madre Tierra

Temas

Más noticias

Uruguay rescata el partido para ser tercer lugar de Copa América

A sus 37 años, Luis Suárez le dio este sábado un último regalo a Uruguay en la Copa América al forzar con el gol...

Los mexicanos Santiago González y Giuliana Olmos van por el título de Wimbledon

Santiago González y Giuliana Olmos han hecho historia en el tenis mexicano. La dupla nacional clasificó a la final de dobles mixtos en Wimbledon y es la...

Últimas

Últimas

Relacionadas

Cunden en Israel crisis política y repudio a Netanyahu

Tom Walting y Chris Stevenson Tel Aviv. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha disuelto el gabinete de guerra de su país, acción orientada a...

Aumenta número de ojivas nucleares en alerta en el mundo, avisa SIPRI

Sputnik Moscú. Las potencias nucleares están modernizando sus arsenales. De esta forma aumenta en el mundo el número de ojivas nucleares en alerta, informó el...

Crisis climática y violencias estructurales

La violencia es acción intencionada que daña de forma física, emocional, sexual, económica, social, etc., con el objetivo de someter o controlar a la...

Más noticias

Uruguay rescata el partido para ser tercer lugar de Copa América

A sus 37 años, Luis Suárez le dio este sábado un último regalo a Uruguay en la Copa América al forzar con el gol...

Los mexicanos Santiago González y Giuliana Olmos van por el título de Wimbledon

Santiago González y Giuliana Olmos han hecho historia en el tenis mexicano. La dupla nacional clasificó a la final de dobles mixtos en Wimbledon y es la...

Pericos recibe al Águila en el Serdán este sábado y domingo

Los Pericos de Puebla (38-34) regresan a casa para una estadía de dos series, iniciando este sábado a las 14:00 horas con doble cartel...