En La última y nos vamos, Susy López une la música, el cine y el teatro con títeres

En la obra La última y nos vamos, música tradicional y cine se mezclan con el teatro de títeres, para seguir revalorando a la disciplina. Esta, la más reciente producción de la compañía Susy López Títeres, gira en torno a la figura de la artista mexicana Frida Kahlo, sus pinturas y escritos, sus problemas de salud y sus amores.   

Estrenada días atrás como parte de la convocatoria Cultura en casa Puebla 2020, la pieza fue presentada como un cortometraje siendo, más bien, una acción de títeres en vivo. En ella, describe su guionista Susy López Pérez, no hay animación digital y por lo tanto no “hay esfuerzos por ocultar los hilos” ni esconder las manos en esta manipulación directa sobre mesa. 

La última y nos vamos es, más bien, “una renuncia al protagonismo actoral en favor de las figuras plásticas y una diferenciación en los universos compatibles: el de los intérpretes y el de la creación”, como escribe la productora del proyecto. 


En ella, continuó durante una entrevista que podrá verse en las redes sociales del periódico, se dio la conjunción de tres universos: cine, teatro de títeres y música. Así, se contrasta el universo de los animadores con el universo íntimo de Frida, con la narrativa cinematográfica y con hacer una historia fluida que Susy López Títeres ha propuesto a lo largo de sus piezas. 

Refirió que el antecedente de esta obra tiene que ver con su participación, hace tres años, en el Festival mundial de títeres que se realiza en Charleville-Méziéres, en Francia, uno de los más importantes de su tipo. Ahí, ofreció una obra de pequeño formato y de calle que tuvo como protagonista a Frida Kahlo y que contó con la construcción de los títeres de Irving Sanser. 

Ahora, con Cultura en casa, y dado el trabajo y la inversión previa, el proyecto pudo realizarse con el apoyo Blanca Lander en la animación; Gerardo Leiva Martínez, como cineasta y editor; Tlee Mautinus, en la asistencia de cámara; Roberto Carlos Carrizales como encargado de la transmisión; Carlos Monfil, como guitarrista invitado; Guadalupe Gómez, como intérprete de temas como La Bruja y El último trago; el diseño de Germán López; la postproducción de Miguel Méndez, y la propia Susy López como guionista, encargada de la animación y directora.  

Señaló que apoyada en la ficción histórica hizo una investigación sobre el acervo y los documentos personales dejados por la propia Kahlo. “Se abordó desde una perspectiva histórica, teatral y de animación directa, para darle valor al títere, y que se vea que esto puede hacerse en vivo y con ello revalorizar al mundo del títere”. 

Así, continuó, el encanto de los muñecos, el mundo miniatura y la comicidad de la Catrina sumergen al público en la narración. “También buscamos difundir, entre mexicanos y extranjeros, parte de nuestro arte y cultura, nuestro folklore, vestimenta, motivos, colores, música, tradiciones y pasión. Este documento sobre Frida -un poco perfil, un poco cuento- muestra a la mujer valerosa y alegre que fue, junto con algunos recovecos sobre su persona que pocos conocen y dan profundidad a su imagen”, refirió López Pérez.  

En suma, confió la directora y guionista, se trata de revalorizar al universo del títere, para saber que no es una disciplina menor, sino que se puede tratar con inteligencia y es capaz de dar diversos niveles de lectura: lo mismo para un público infantil que para adultos que puedan encontrar cuestionamientos hasta filosóficos. 

“En La última y nos vamos pasa así. Hay una anécdota que les encanta a los niños cuando aparece la Catrina, buscando a su anhelada, mientras se va insertando la investigación que se hizo sobre su enfermedad, sus amores, pues fue una mujer muy libre que se asumió de una manera integral y auténtica, que se pone al tú por tú con un personaje que era grande, como lo era Diego Rivera”. 

Continuó que Frida Kahlo no fue una mujer sumisa, sino compleja, de amores simultáneos, valiente, inteligente y con un gran sentido de la equidad. “Nunca estuvo detrás de Diego, sino que lo alcanzó y lo rebasó”. 

“Me enamoró la idea de tomarla a través de los títeres, la posibilidad plástica de los títeres te permite jugar y hacer cosas irreverentes. Hay un humor sutil, cosas tiernas. Es ficción, pero quizá ocurrió en su cabeza. Lo que se dice salió de su pluma y si bien hay un hilo conductor, se dice lo que es cierto y verdad”. 

Para cerrar, Susy López dijo que la pieza podrá verse de manera gratuita en sesiones en vivo que serán anunciadas en próximas fechas a través del sitio electrónico susylopeztiteres.com/streaming