Viernes, julio 19, 2024

La última enfermedad de Haydn

Deducir las características de las enfermedades de personajes históricos es fascinante, pues además de que nos brinda una visión de contextos culturales y sociales, permite que valoremos las características de la medicina actual, en una serie de desafíos diagnósticos que para los médicos representa un ejercicio más que interesante, pues nos adentra en lo lúdico y nos ayuda a prepararnos mejor profesionalmente de forma cotidiana.

     Este 31 de mayo se conmemora el fallecimiento de un músico excepcional.

     Franz Joseph Haydn (1732 – 1809), mejor conocido como Joseph Haydn, fue un compositor austriaco. Ha sido uno de los máximos representantes del periodo Clásico de la música, además de ser conocido como el “padre de la sinfonía” y el “padre del cuarteto de cuerda” gracias a sus importantes contribuciones a ambos géneros. También desempeñó un papel fundamental en el desarrollo instrumental del trío con piano y en la evolución de la forma sonata.

     Vivió durante toda su vida en Austria y desarrolló gran parte de su carrera como músico de corte para la rica y aristocrática familia Esterházy de Hungría. Aislado de otros compositores y tendencias musicales, hasta el último momento de su vida, estuvo comprometido según dijo a estar “forzado a ser original”, así qué, cuando ocurrió su muerte a los 77 años, era uno de los compositores más célebres de toda Europa.

     Muchas curiosidades giran alrededor de su fallecimiento. Haydn fue dado por muerto en varias ocasiones antes de morir. Esto es uno de los problemas de ser famoso y de vivir hasta una edad avanzada, especialmente dado que, en aquel entonces, la edad de 77 años era considerablemente mayor al promedio de vida, el cual rondaba los 30 años. De hecho, se cuenta que en la ocasión cuando el viejo maestro se topó con un joven talentoso llamado Johannes Chrysostomus Wolfgangus Theophilus Mozart​, mejor conocido como Wolfgang Amadeus Mozart (1756 – 1791) en Londres, el jovencito le dijo al despedirse: “Nos vamos a decir adiós porque será la última vez en nuestra vida que nos veamos”, refiriéndose a lo que parecía el próximo final de Haydn, quien entonces tenía 58 años. Nadie podría haber predicho que esto se cumpliría para el joven músico; con el deceso de Mozart, ese mismo año, apenas unos cuantos meses después tras el encuentro, cuando tenía apenas 34 años de edad.

     En otra ocasión, mal informado de la muerte de Haydn, el compositor Luigi Cherubini (1760-1842) hizo una misa en honor al maestro austriaco, que resultó una noticia falsa. Haydn, al saber esto, expresó con una sonrisa irónica: Me hubiesen notificado previamente… así me habría encantado dirigirme a mí mismo mi obra mortuoria.

También puedes leer: La última enfermedad de Copérnico

     Hay evidencias que documentan que sufrió una decadencia física importante, de modo que a los 72 años de edad decidió escribir su testamento. En ese entonces se le dificultaba mucho caminar, aunque también hay referencias de que padecía graves alteraciones en el equilibrio. La falta de “fuerza” en ambas piernas lo trasladaron al monasterio de los Servitas en Viena para visitar la capilla de San Peregrinus, el patrono de aquellos que padecen afecciones en sus miembros inferiores. Para ese entonces, Haydn aceptaba ya que solamente un milagro podría salvarlo de esa grave penuria.

     Su última aparición en público fue durante la representación de su oratorio “La Creación”, en la que todos observaron que mostraba un desgaste físico notorio, que se acentuaba con una importante labilidad emocional que lo hacía llorar con frecuencia. Tal era su estado que no esperaron al término del oratorio para trasladarlo a su hogar, en una silla.

     Resulta sorprendente que, pese a esta condición, continuó escribiendo un diario (con una letra prácticamente ilegible) y siguió componiendo hasta el final de sus días. No obstante, a medida que el tiempo pasaba, se mostraba cada vez más retraído, desinteresado y abúlico, mientras transcurría el día mientras él rezaba además de llorar sin una causa definida.

     Integrando todos los síntomas documentados, se puede deducir que este proceso de deterioro se debe a la evolución de una condición conocida como aterosclerosis, la cual incluía dolores de cabeza y debilitamiento muscular, que podrían ser interpretadas como paresias, es decir, parálisis leves causadas por una lesión en el sistema nervioso que afecta la capacidad del cerebro para enviar las señales adecuadas a los músculos, derivando en debilidad de las contracciones musculares. En aquel entonces le daban el nombre -de por sí impreciso- de “fiebre de cabeza reumática”.

     Durante esos tiempos, los recursos terapéuticos eran muy limitados a baños termales y reposo. Pero como sucede en la naturaleza, llegó el final aquella tarde del 30 de mayo. Haydn experimentó un intenso dolor de cabeza y sintió escalofríos. Se dirigió al médico, quien informó que el compositor se encontraba en un estado de invalidez de carácter grave, mostrando que el médico era preciso ya que, al siguiente día, falleció.

     A lo largo de los últimos diez años de su vida, Haydn había experimentado dificultades para andar, estuvo deprimido, se hizo evidente su labilidad emocional y, finalmente, una importante debilidad lo postró.

     Uno puede deducir con lógica que padeció una aterosclerosis cerebral con múltiples infartos. Sin embargo, recientes investigaciones sugieren una encefalopatía vascular subcortical que se caracteriza por presentar lesiones isquémicas dispersas no solo en el cerebro sino también en el tronco del encéfalo (responsables de su inclinación al llanto sin motivo aparente). Es probable que esta afección haya sido complicada por un nivel de insuficiencia cardiaca y de hipertensión arterial, debido a su cefalea recurrente.

     Después de su fallecimiento, lo decapitaron y le robaron la cabeza con el propósito de estudiar su cráneo, buscando en dónde se encontraba su talento musical. Es importante señalar que no hallaron ese centro de la musicalidad, pero por esta causa y otras que son más difíciles de explicar, como son la codicia y las desavenencias políticas, su cabeza no descansó en paz durante casi dos siglos.

     Este gran músico ahora vive en su extraordinaria obra, en una inmortalidad que seguramente persistirá por siempre, independientemente de su última enfermedad cerebral.

Comentarios: [email protected]

Temas

Más noticias

Fósil de dinosaurio logra cifra récord de 44.6 mdd

Nueva York. El esqueleto de estegosaurio más completo jamás encontrado, de unos 150 millones de años, alcanzó ayer 44.6 millones de dólares en una subasta...

Por primera vez, las mujeres tricolores predominan en la delegación olímpica

Ciudad de México. Por primera vez desde que México incursionó en unos Juegos Olímpicos en 1924, la delegación nacional participará con más mujeres que...

Últimas

Últimas

Relacionadas

Inicia Rosa Icela Rodríguez proceso para asumir cargo en Segob

Ciudad de México. A partir de este viernes, la próxima secretaria de Gobernación, Rosa Icela Rodríguez, empezó el proceso de transición para el cargo que...

Muere secretario general del Partido Comunista de Vietnam

Hanoi, Vietnam. Nguyen Phu Trong, el secretario general del gobernante Partido Comunista de Vietnam y el político más poderoso del país, falleció el viernes tras...
00:01:22

Apagón tecnológico global subraya riesgos de un mundo interconectado

Un apagón tecnológico mundial paralizó este viernes sectores que van desde los viajes a las finanzas, antes de que los servicios empezaran a volver...

Más noticias

Fósil de dinosaurio logra cifra récord de 44.6 mdd

Nueva York. El esqueleto de estegosaurio más completo jamás encontrado, de unos 150 millones de años, alcanzó ayer 44.6 millones de dólares en una subasta...

Por primera vez, las mujeres tricolores predominan en la delegación olímpica

Ciudad de México. Por primera vez desde que México incursionó en unos Juegos Olímpicos en 1924, la delegación nacional participará con más mujeres que...

Por carecer de permisos e invadir casi 600 hectáreas, Tecamachalco clausura planta de Cruz Azul

Por carecer de permisos para operar e invadir 598 hectáreas del territorio, el gobierno municipal de Tecamachalco clausuró este miércoles un yacimiento de la...