Lunes, agosto 15, 2022
- Anuncio -

LA LLAMADA DE LOS TELEFONISTAS POBLANOS

- Anuncio -

Relacionadas

Estallan telefonistas huelga en Telmex por violaciones al contrato colectivo de trabajo

Agremiados al Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) estallaron la huelga en las instalaciones de Teléfonos de...

Telmex, en riesgo de perder presencia en el mercado por falta de inversión, advierte líder sindical

Tehuacán. Hay un riesgo real de que Teléfonos de México (Telmex) pierda participación en el mercado, advirtió Vicente Cid Díaz...

Líder nacional de telefonistas ignora casos de hostigamiento sexual y laboral, señala Eréndira Díaz

Hostigamiento sexual y laboral contra trabajadoras se ejerce por parte de representantes sindicales y bajo la indiferencia del dirigente...

Destacadas

Con restricciones Comuna condena a voceadores a la extinción: Elisa Molina

Con las restricciones que pretende imponer el ayuntamiento de Puebla capital a los voceadores de la ciudad los condena...

Extraen cientos de especies arbóreas de los cerros de Malacatepec para adornar áreas verdes de Lomas de Angelópolis, denuncian pobladores

Cientos de árboles, de las especies cuajiote y copalillo, han sido cortadas de raíz en los cerros de Santa...

Una elección “ruda” y “conflictiva” enfrentará la próxima presidente del IEE en 2024, vislumbra el INE

El INE está en la búsqueda de una presidente para el Instituto Electoral del Estado (IEE) que hará frente...

En muchos sentidos, el destino que corran los conflictos laborales del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) con la empresa Teléfonos de México, será el destino de la gran mayoría de los conflictos laborales en el país, si se da el caso de que los trabajadores asalariados no pongan énfasis en el ejercicio de las herramientas legales con que cuentan para la defensa de sus derechos laborales; a saber, sindicato, contratación colectiva y huelga. A raíz de la reforma a la Ley Federal del Trabajo, de primero de mayo de 2019, cuya pretensión simple es ventilar el enrarecido ambiente de las relaciones laborales dotando a los trabajadores de nuevas posibilidades legales para que, por sí mismos, sin tutela de rancios líderes sindicales, entren a la defensa de los derechos laborales que las leyes les confieren; diferentes estamentos de la clase patronal están exacerbando un movimiento político social de combate a esos derechos, con la finalidad de hacerlos nugatorios en todo cuanto sea posible: jornadas extenuantes, carencia de seguridad social, bajos salarios, maltratos de palabra y obra, sin prestaciones legales, sufrimiento de riesgos sanitarios, no pago de tiempos extras, faltas de probidad u honradez empresarial, despidos injustos, e incluso, el horario de verano -ideado y creado para aumentar los niveles sociales de explotación laboral- impuesto bajo el engaño del ahorro en el consumo de electricidad, etc. La otra modalidad de escamoteo empresarial de derechos laborales de los trabajadores, se da en el plano de la “justicia laboral”. Cuando los trabajadores se proponen defender sus derechos frente al ultraje, entonces, la corrupción y lentitud de las instancias de administración de justicia laboral son eternos aliados de los esfuerzos patronales para escatimarlos, en una lucha sórdida, sin tregua ni cuartel, que se libra cada día, en toda empresa grande, mediana, o pequeña; en las juntas o tribunales de arbitraje, o tribunales laborales, buscando evadir responsabilidades frente a los trabajadores.

Tratándose de la organización de éstos, históricamente han sido manifiestas y, por lo general,  violentas las acciones empresariales y charriles encaminadas a impedir, al costo que sea, cualquier intento obrero encaminado a la formación de un sindicato auténtico; toda una era de sindicalismo corrupto abanderado por conocidas centrales obreras en el país ha cobijado la existencia del charrismo sindical, el sindicalismo fantasma y blanco, venta de contratos colectivos de protección patronal, venta de plazas, extorsión con emplazamientos a huelga, revisión de contratos colectivos a espaldas de los interesados, uso indebido de la huelga en fraude de acreedores, hasta llegar al punto tramposo del no ejercicio de este derecho de los trabajadores para permitir que algunos gobernantes se ufanaran de la inexistencia de huelgas o del mantenimiento de “un clima de paz laboral” durante su gestión, como formas de alabanza política. Sin duda, uno de los elementos fundamentales que explica nuestro atraso como sociedad es la falta de ética patronal en el cumplimiento de los derechos laborales.

Una buena parte del sector empresarial, acostumbrado al recurso de la corrupción para el avance de su productividad y el incremento de sus tasas gananciales abonadas con evasión fiscal y la miseria de los incrementos a los salarios mínimos, ha decidido acudir a distintas maneras de intensificar la explotación del trabajo asalariado; especialmente ahora, como forma de activismo social contra las políticas económicas, fiscales y salariales del actual gobierno, atizando lo que se aprecia ya como una especie de guerra económica -coloquial y técnicamente bautizada como inflación- para resarcirse de las disminuciones de ganancia que puedan representarles los incrementos salariales decretados o los pagos de impuestos obtenidos. Son las particularidades de cada empresa en materia de capital, mercado, e industria de su actividad productiva o de servicios, las que determinan las formas ideadas para desarrollar ese activismo depredador de los derechos laborales de sus trabajadores que sirve, al mismo tiempo, para enfrentar decisiones de gobierno que, creen, afectan sus intereses económicos.

- Anuncio -

Telmex, una formidable empresa del Estado mexicano vendida en 1990 de manera irregular al empresario Carlos Slim -base de la enorme fortuna que lo convirtió en el hombre más rico de México- tiene peculiares maneras de venir evadiendo el cumplimiento de responsabilidades laborales contractuales generadas con sus trabajadores. Dos son las vertientes principales: una, las que buscan la quiebra de la empresa; y, dos, las dirigidas a la inutilización del contrato colectivo de trabajo; en la consecución gradual de ambas juega papel relevante el espíritu de Salustio Salgado Guzmán, resucitado y encarnado en el líder Francisco Hernández Juárez, cuyo liderazgo rebasa los 40 años al frente del gremio telefonista.

En la primera, la transferencia hormiga (saqueo), durante más de 30 años, de los activos y utilidades de Telmex hacia la creación, crecimiento y fortalecimiento de América Móvil S.A.B. de C.V., fue cimiento sobre el que se erigió esta multinacional mexicana de telecomunicaciones con asiento en la Ciudad de México, que opera en algunos países de América del Sur y Centroamérica con el nombre de Claro;  en Estados Unidos con el de Tracfone Wireless; y el conocido de Telcel en México. Ofrece llamadas por teléfono móvil mediante suscripción móvil y, junto a Telmex, servicios de telefonía fija e Internet con el nombre de Infinitum, en paquetes. La filial de Telmex también ofrece servicios de televisión por satélite a través de Claro TV; y televisión por cable con su filial NET en las áreas de América del Sur y Centroamérica.

En la segunda, la variedad de mecanismos es amplia y la que motiva el llamado que los telefonistas de Puebla, agrupados en las corrientes sindicales Telefonistas Construyendo Democracia y Telefonistas Poblanos en Lucha, hacen no sólo a la ciudadanía poblana, sino al pueblo mexicano en general para que tome cartas en el asunto. Denuncian: <<Existió un primer emplazamiento a huelga en el año 2017 que derivó en la separación funcional de TELMEX impuesta por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y fue desechado por improcedencia. La representación sindical nos informó que mientras se mantuviera un emplazamiento a huelga y un amparo contra la separación funcional esta no procedería; lo cierto es que la separación FUNCIONAL ya es un hecho, puesto que se creó la filial RNUM (Red Nacional Última Milla, concesionaria de los postes, cables aéreos y subterráneos, almacenes y centrales, entre otros)>>.

<<El segundo emplazamiento es por el no cubrimiento de las 1942 vacantes de revisiones contractuales pasadas, más las 14350 vacantes que la dirección sindical no reclama, y que la empresa cubre con personal de filiales del grupo CARSO, PC Industrial y otras filiales. Esto significa un robo de materia de trabajo>>.

<<El tercer emplazamiento es derivado de la revisión contractual 2022-2024, en esta negociación Teléfonos de México está tratando de imponer sus condiciones a los telefonistas con el apoyo del secretario general Francisco Hernández Juárez pidiendo que se le ayude a la empresa con la carga de las jubilaciones, que ellos llaman pasivo laboral, resultado de la no aportación de Telmex al fondo de pensiones por más de 11 años, lo que implica para los activos y jubilados un intercambio de acciones bursátiles por la jubilación; así como la eliminación de la jubilación, cláusula 149, para los compañeros de nuevo ingreso. Cabe señalar que cuando se firma el Título de Concesión en 1990 la empresa se comprometió a la creación de dicho fondo y a respetar los derechos adquiridos de los trabajadores, cosa que no ha sucedido. Es necesario mencionar que esta revisión contractual está enmarcada por: las medidas asimétricas del IFT que benefician a la competencia; una campaña de sabotaje, robo y vandalismo a las redes de cobre y Fibra Óptica; la ingeniería financiera en Telmex, ya que no se explica cómo las filiales tienen utilidades y los trabajadores sindicalizados no; la falta de inversión en infraestructura en TELMEX; robo de materia de trabajo; falta de materiales, vehículos, herramientas, productos en oficinas comerciales, etcétera; aunado a la falta de personal. Todo esto da como resultado una mala atención al cliente, señalando como responsable a los telefonistas>>. Una jugada perversa: quebrar a la empresa y convertir a los trabajadores en nuevos “accionistas” para desaparecer el beneficio de la jubilación. ¿Por qué Telmex no aporta al fondo de pensiones? [Conferencia a medios de Carlos Slim – YouTube].  (Ver minutos 60 a 70 del video).

Es tarea de todos los trabajadores del país interesarse por el desarrollo económico de las empresas en que laboran, exigir sus derechos por el trabajo aportado, e impedir este tipo de ¿¡habilidades empresariales!? usando los instrumentos de lucha que la legislación establece; cuidando siempre del apoyo mutuo y solidario que las luchas por el mejoramiento de las condiciones laborales exijan en cada caso. Sólo así nuestro país será cada día mejor.

Heroica Puebla de Zaragoza, a 18 de abril de 2022.

JOSÉ SAMUEL PORRAS RUGERIO

- Anuncio -

Ultimas

El paradigma del arte hoy es la formación, afirma el artista visual Saúl Pereyra

El paradigma del arte hoy es la formación, afirma Saúl Pereyra (Puebla, 1988), artista visual que apuesta por la...
- Anuncio -
- Anuncio -