Miércoles, julio 24, 2024

La gloria renace en Atenas 1896

14 países asistieron a las competencias de estos primeros juegos de la era contemporánea, que iniciaron el 6 y culminaron el 15 de abril. La disputa por las medallas se centró entre Estados Unidos y Grecia, encabezando al final la tabla de preseas el primero, con 11 de oro, seis de plata y dos de bronce. Los nombres del alemán Hermann Weingartner –con seis medallas en gimnasia–, de los estadounidenses Robert Garrett –campeón en lanzamiento de bala y de disco, esta última una modalidad que desconocía– y Thomas Burke –vencedor en 100 y 200 metros planos–, o del australiano Edwin Flack –triunfador en 800 y 1500 metros planos– destacaron, pero no cabe duda que las historias más interesantes estaban reservadas para la que en aquel entonces fue la prueba más novedosa: la maratón. Para estos primeros juegos los organizadores incluyeron la disputa de una nueva y espectacular carrera en memoria de Filípides, el mensajero que en la primera de las Guerras Médicas (griegos contra persas, 490 a.C.) corrió una distancia en la cual los historiadores no se ponen de acuerdo, pero que la tradición ha fijado en 42 kilómetros 196 metros, para informar a los atenienses de la victoria de las tropas helénicas en el campo de Maratón. La leyenda cuenta que, tras el anuncio, Filípides cayó muerto.

La maratón en Atenas 1896

La competencia, en los primeros juegos de la era moderna, se fijó para el 10 de abril, estableciéndose como meta el estadio (tradición que perdura hasta nuestros días). Cartero de profesión –según las fuentes más confiables–, el griego Spiridion Louis, sin haber dormido la noche previa y con una dieta a base de higos secos, le dio al país anfitrión su victoria más celebrada. Tras su triunfo, sin embargo, había dos historias de dignidad y perseverancia que, no por estar ausentes en la historia oficial de estos Olímpicos, merecen menos atención.

Los juegos de 1896 fueron programados para ser disputados únicamente por hombres, pero eso no fue un impedimento para que Melpómene, una mujer griega que merece los máximos honores en los anales del feminismo, decidiera participar en la carrera en homenaje a Filípides. Su solicitud, hecha más de un mes antes del inicio de los juegos, fue rechazada por los organizadores. En protesta, y pretendiendo probar sus cualidades, Melpómene decidió recorrer la distancia entre Maratón y Atenas. Su tiempo –la primera marca en una competencia que en su modalidad femenina no sería incluida en los Olímpicos sino hasta 1984– fue de cuatro horas y media, con una sola pausa a la mitad del camino para chupar unas naranjas; aunque tal hazaña no sirvió para hacer recapacitar a los encargados de los juegos, sí les mereció severas críticas por parte de diversos periódicos griegos y de Europa central.

La historia de Melpómene fue aceptablemente difundida desde unos días después de su valiente manifestación deportiva. Sin embargo, estudios iniciados a partir de los festejos del centenario del natalicio de Spiridion Louis, en 1972, le brindaron luz a una segunda gesta feminista relacionada con la maratón de Atenas. Por esta investigación, cuyo punto de partida fue la copia de una nota aparecida en el periódico griego Asti el 12 de abril de 1896, fue posible saber que otra mujer local, de nombre Stamata Revithi, decidió demostrar que podía terminar la prueba. Ella lo hizo hasta un día después de la competencia oficial, el 11 de abril, y su tiempo fue de cinco horas y media.

Louis dio su nombre a un estadio, y es una suerte de Hermes en el neopanteón griego. Un instituto feminista tomó el apelativo de Melpómene. Ella y Stamata merecen, al menos, un puesto equivalente al de Atalanta.

El cartel de los juegos

Temas

Más noticias

‘Pachuquismo’ muestra la “resistencia femenina a través del son jarocho y el jazz”

Con una fusión vibrante de zapateado jarocho, tap, son veracruzano y jazz en vivo, la compañía La Mezcla, dirigida por la coreógrafa y bailarina...

¡Que siempre no fue gol!

El partido de debut entre Argentina y Marruecos de los Juegos Olímpicos "terminó" en un caos después de que varios aficionados marroquíes invadieran la...

Últimas

Últimas

Relacionadas

Londres 2012: los juegos musicales

La capital británica se convirtió, en 2012, en la primera ciudad en ser sede de los Juegos Olímpicos por tercera vez. Entre lo más significativo...

Gibran Zea ya está en París 2024

Luego de realizar un campamento de dos semanas en Italia, este lunes llegó a la capital francesa el esgrimista mexicano de la modalidad de...

Pekín 2008: China vence a Estados Unidos

La capital de China obtuvo la sede de los XXIX Juegos Olímpicos luego de superar en la votación a Toronto, París, Estambul y Osaka. En...

Más noticias

‘Pachuquismo’ muestra la “resistencia femenina a través del son jarocho y el jazz”

Con una fusión vibrante de zapateado jarocho, tap, son veracruzano y jazz en vivo, la compañía La Mezcla, dirigida por la coreógrafa y bailarina...

¡Que siempre no fue gol!

El partido de debut entre Argentina y Marruecos de los Juegos Olímpicos "terminó" en un caos después de que varios aficionados marroquíes invadieran la...

Fallas en suministro de gas es una constante y está limitando la llegada de nuevas empresas a México: Canacintra

Desde tiempo atrás el abasto de gas natural y LP, así como la falta de precios competitivos de este energético, han estado presentes en...