Sábado, noviembre 27, 2021

La fuerza del coraje

Destacadas

A dos meses de su despenalización, Puebla sigue criminalizando el aborto con 4 carpetas de investigación

A dos meses que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) puso fin a la criminalización del...

City Lomas en Malacatepec-Ocoyucan atentaría contra la Reserva Estatal Sierra del Tentzo: Semarnat

El Desarrollo inmobiliario City Lomas en Malacatepec-Ocoyucan del Grupo Proyecta pondría en riesgo la Reserva Estatal Sierra del Tentzo,...

No hay ninguna intención de cambiar al auditor superior del estado: Sergio Salomón

El gobierno del estado presentó al Congreso local una reforma constitucional que tiene como objetivo ampliar la regulación sobre...

¿Cuántos Pueblas podrían comprarse con la nómina del Guadalajara? Era lo que menos se le hubiera ocurrido preguntarse a la multitud de jubilosos poblanos que, a medianoche del sábado, seguían festejando el pase a la liguilla que la Franja acababa de obtener pasando sobre unas alebrestadas Chivas por la vía de los lanzamientos de desempate.

¿Merecimientos? Todos. Por cuanto vale el espíritu de lucha, la voluntad de ser, la entereza para sobreponerse a un marcador dos veces adverso y buscar la victoria hasta el final, cuando un Rebaño arrinconado y perplejo vio salir por centímetros el remate cruzado de Tabó que siguió al espléndido remate de Lucas Maia cuando se levantó más que nadie en busca de un córner desde la derecha y puso en el ángulo opuesto su remate de cabeza del minuto 89. De sentirse ganador y hasta dominador del partido, el Guadalajara pasaba de nuevo por la prueba de ácido de un Puebla crecido y dispuesto a vender cara la derrota. Al tanto abridor de Brizuela (6´, en error de Correa), respondió la Franja con el penal furiosamente pateado por Tabó (20´: ¿fue dentro o fuera del área la zancadilla a Araújo?), y al frentazo a bocajarro de Mayorga (62´) con el gesto aéreo de Maia que puso la contienda 2-2 y la llevó al punto de penal.

Allí donde se agigantaría la figura de Antony Silva –que contuvo en gran forma los envíos de Cisneros, Huerta y Mayorga– y la sangre fría desde los once pasos de los ejecutores poblanos De Buen, Tabó, Villalpando, Escoto, Reyes y Maia. Pero el triunfo es de todos. Y por supuesto de Larcamón, que nos lleva de sorpresa en sorpresa. Hasta los cuartos de final, por lo pronto. Y contra los panzas verdes del León, aparentemente.

- Anuncio -

Martino en la mira. Bastaron un par de reveses, por lo demás previsibles, para que la publicrónica armara fenomenal escándalo, la continuidad del Tata Martino ocupe el centro de la discusión y las redes ardan en denuestos contra el DT y sus futbolistas. Suyos en el sentido de elegidos y alineados por el técnico rosarino, al que efectivamente le comieron el mandado sus pares norteamericanos, aunque no es menos cierto que viajó sin el armamento necesario para ganarles la partida.

De tan conocida, más que entretener aburre esa vieja y gastada película. Antes era la prensa quien llevaba la voz cantante. Hoy vociferan frenéticos los panelistas y alborotan los redistas sociales. Pero la tonada no cambia: en caso de incendio rómpase primero el extinguidor que dice “Director técnico”. Si eso no bastara, donde la etiqueta “Jugadores”. Y si el fuego amenaza con hacerse incontrolable habrá que recurrir al extinguidor titulado “Directivos”.  Por lo pronto, la tunda va dirigida a Gerardo Martino, vituperado incluso por los que pocos días antes le tenían reverenciales consideraciones, no era un colombiano desconocido sino un argentino de currículum respetable.

Alguna razón tienen, desde luego, los que denuestan al Tata. Contra Estados Unidos, el equipo se fue apagando en sus manos como un cerillo y nada hizo por remediarlo. Y en la nevada Edmonton, la reacción final del Tri no alcanzó a salvar ni un mueble. Para mí que, lo que a todos les parece gesto indiferente del rosarino, es más bien fastidio ante lo irremediable. Y lo irremediable es que nuestros futbolistas internacionalmente no dan la talla. Y si el Tata insiste en poner a los que juegan en equipos Europa es para exhibir la realidad en su estado más crudo. Recordemos con qué presteza prescindió de ellos para poner casi puros primerizos contra Ecuador “B”, aparentemente para salvar la urgencia de un partidito molero más. Pero, ¿no  tendría el secreto propósito de exhibir la pobreza del material humano de que nuestra Primera División dispone? Si así fuera la jugada le salió redonda, dígalo si no el resultado del desdichado encuentro (2-3).

En Edmonton, Canadá no jugó ni la mitad de bien que en el Azteca, especialmente en aquella primera parte de pesadilla (1-1). Luego del 2-1 del martes, y si se hubiera tratado de una eliminatoria directa, los de la hoja de maple nos habrían dejado fuera. Allá tuvieron la ventaja del clima polar, que al parecer le entumeció las manos a un Guillermo Ochoa especialmente errático en las dos jugadas de gol convertidas por Larin, que en ambos casos se avivó mientras los presuntos defensores de Memo jugaban a las estatuas. A diferencia de lo ocurrido en Cincinnati, Martino movió sus fichas con mayor antelación, Canadá se replegó en vez de intentar controlar el balón, lo que quizá sería pedirles demasiado, pues excepto Davies -de discreta actuación-, no pasa de ser un equipo más de los de la geografía del balón cuadrado. Y tras del  tardío gol de Herrera (92´), que luego del fiasco del viernes anterior se compuso bastante, hasta se pudo empatar si a Jorge Sánchez no lo hubiera paralizado la helada justo en la boca del arco, en el instante final.

Como sea, México amaneció tercero (14 puntos) y Canadá líder del octagonal (16) con Estados Unidos como escolta (15); con el mismo puntaje del Tri aparece Panamá, con el que ya se empató en territorio canalero (0-0). Hay que decir que contra Jamaica (1-1), los estadounidenses sudaron tinta y debieron perder si el árbitro no les roba un gol a los isleños. Y que el despertar de Costa Rica, que llegó a 9 puntos luego de vencer al colero Honduras (2-1), tampoco da para mucho, pues son dos que no tienen con qué ofrecer mayor resistencia al Tri, salvo la que las propias limitaciones de éste puedan ocasionarle.

Falta ver qué sucede cuando nos visiten los gringos, que en fase premundial jamás lograron rescatar un solo punto jugando en territorio azteca. Como tampoco Panamá, que visitará el Azteca en febrero (02.02.22), mientras que Estados Unidos lo hará en marzo (24.03.22). Así las cosas, el enemigo a vencer sería Jamaica en Kingston (27.01.22), a condición, claro, de que se venza aquí a norteamericanos, canaleros, salvadoreños y ticos.

Ya si después de eso nos entra la calambrina será porque la crisis está más próxima de lo que se presuponía.

Por cierto. Una delegación de la FIFA acaba de visitar la CDMX para cumplir con cierto protocolo ligado al mundial de 2026, cuya organización, como se sabe, fue otorgada a la terna EU-México-Canadá, tan de moda hoy por razones políticas. Como política fue la recepción que les brindó a dichos delegados la jefa del gobierno capitalino, la doctora Sheimbaun, quien les expresó a los “distinguidos huéspedes” su interés de que el partido inicial de la Copa del Mundo se celebre en el Estadio Azteca. Resignada confirmación de que ése, precisamente, es el caramelo envenenado que los organizadores del magno evento, estadounidenses ellos, le tienen reservada a la Femexfut. Pasado el mitote inaugural, el grueso del mismo se trasladará al país de las barras y las estrellas, con Canadá como segundo de a bordo y México en papel de simple testigo testimonial.

Prepárese usted, si todo sale como está planeado, para disfrutar de partidos tan apasionantes como un China-Honduras o un Ecuador-Islandia. Pero en México, Monterrey o Guadalajara, hasta sumar diez encuentros de poca monta, porque Puebla y el resto del país fuimos descartados de antemano.

Monólogo de Hamilton. Nunca se había celebrado un GP de Fórmula 1 en el circuito de Catar: lo pagaron varios neumáticos rotos, con Bottas como damnificado principal. Tampoco se contaba con que los comisarios castigaran la víspera a Verstappen, que debió partir en segundo lugar y lo hizo en séptimo. No tardaría mucho en superar obstáculos para colocarse detrás de Hamilton, aunque a una distancia tal que nunca corrió peligro la victoria del inglés, quien acortó a 8 puntos la ventaja que le lleva su formidable rival en la clasificación del campeonato.

Detrás de Hamilton y Verstappen entró Fernando Alonso, quien pudo saborear su primer podio desde 2014 luego de dar una lección de conducción y estrategia a bordo de un auto netamente inferior a los Red Bull y sobre todo a los Mercedes, que con el motor estrenado en Brasil están volando sobre el asfalto. Al Checo Pérez una inoportuna llamada desde el pit  le costó perder esa tercera posición (terminó 4º ). Y entre unas y otras, la lucha por el campeonato se cerró de tal manera que nos esperan dos desafíos apasionantes entre Lewis y Max en Arabia y Abu-Dabi, los dos últimos GP de la año.

- Anuncio -

Ultimas

Cabildo autoriza al edil Eduardo Rivera solicitar al gobierno estatal 14.8 mdp para obra pública

El Cabildo capitalino autorizó al edil Eduardo Rivera Pérez solicitar al gobierno del estado apoyo financiero de “recursos no...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -