La falta de información en el proyecto intervención del CH, reclamo principal en comparecencia del titular de Infraestructura

Este jueves compareció el secretario de Infraestructura y Servicios Públicos del municipio de Puebla, Israel Román Romano, ante comisiones unidas, donde el principal cuestionamiento por parte de los regidores fue la falta de información sobre el proyecto ejecutivo de intervención del Centro Histórico de la ciudad de Puebla, que hasta el momento no ha logrado la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En el Palacio Municipal, el funcionario público afirmó que todos los regidores del ayuntamiento cuentan con dicho proyecto e incluso las diferentes cámaras empresariales; sin embargo, los asistentes al acto protocolario desmintieron sus declaraciones.

Los cuestionamientos vinieron principalmente de los regidores panistas Enrique Guevara Montiel, Augusta Díaz de Rivera y Carolina Morales.


En respuesta, Román Romano explicó que la propuesta cumple con todos los lineamientos del INAH y que sólo falta recabar las firmas de los vecinos, donde están avalando la intervención de las calles 5 de Mayo, 8, 10 y 12 Oriente-Poniente, así como la rehabilitación de fachadas y de casonas antiguas.

Agregó que están a la espera de la emisión de seis permisos para revisar el impacto ambiental de dichas obras.

Por otro lado, informó que este año contó con un presupuesto de 912.4 millones de pesos, de los cuales 173.8 millones de pesos fueron destinados al Capítulo 1000, que es el pago de nómina de los trabajadores.

En ese sentido, precisó que el presupuesto se redujo a 738.6 millones de pesos, de los cuales 427.9 millones de pesos ya se ejercieron y 349.6 millones de pesos se encuentran comprometidos.

Israel Román destacó que del 15 de octubre de 2019 al 11 de octubre de 2020 se invirtieron 383.2 millones de pesos en la pavimentación de más de 63 mil metros cuadrados.

Debido a que más de 50 mil capitalinos carecen de acceso a agua, drenaje y electricidad, informó que se destinaron 57.2 millones de pesos en la ampliación de la red de dichos servicios básicos.

En materia de obra pública, expuso que en infraestructura de movilidad se invirtieron 11.5 millones para la construcción de pasos a nivel, como sucedió en el Bulevar Esteban de Antuñano.

Argumentó que de los 1.6 millones de habitantes en Puebla, el 47 por ciento de la población se traslada por transporte público, el 34 por ciento lo hace caminando, el 17 por ciento a través del automóvil, y sólo el 2 por ciento en bicicleta.

Mientras en infraestructura vial, explicó que la cobertura total del municipio de Puebla es de 33 millones de metros cuadrados, de los cuales el 79 por ciento está pavimentado (26.9 millones de metros cuadrados) y el 21 por ciento sin pavimento (7 millones de metros cuadrados).

“Del total de las calles pavimentadas, el 60 por ciento están agrietadas, pero necesitaríamos 16 mil millones de pesos para rehabilitarlo; mientras que para pavimentar la terracería se requieren 10 mil millones de pesos más”, reveló.

A propósito, el titular de Infraestructura lamentó que en gobiernos anteriores se invirtieran en obras faraónicas como el Museo Internacional Barroco (MIB), que tuvo un costo de 7 mil millones de pesos, y que la autoridad terminará pagando 11 mil millones de pesos.

“Con ese presupuesto, hubiéramos terminado con el rezago de pavimentación en la capital”, refirió.

En el último año, Román Romano afirmó que el gobierno de la ciudad rehabilitó 275 mil metros cuadrados de mantenimiento vial, además de la creación de 530 nuevas calles y se taparon 202 mil metros cuadrados de baches, lo cual tuvo un costo total de 383.2 millones de pesos.

Al final, dijo que la estrategia es ir por la rehabilitación del pavimento asfáltico para dejar de tapar hoyos en la ciudad y mejorar el servicio a los poblanos.