Sábado, junio 19, 2021

Con la exposición “Cosmogonía de las piedras”, Marie Strauss llama a observar la materia

Destacadas

Aumentan 29% violaciones sexuales contra menores de edad en Puebla durante 2021

Un incremento del 29 por ciento registró Puebla en las denuncias por violación a menores de edad, durante los...

Con más de 100 impugnaciones refutan elección de 48 alcaldes y seis diputados locales de Puebla

La elección de alcaldes de 48 municipios y de diputados locales en seis distritos enfrentan más de 100 impugnaciones...

Eduardo Rivera ganó Puebla capital al aumentar en 25% su votación respecto a 2018

El alcalde electo de Puebla Eduardo Rivera Pérez superó la derrota que enfrentó en la elección de 2018 frente...

Piedras de basalto y tezontle se yerguen en el Observatorio Astrofísico de Tonantzintla (OAT). En el vestíbulo de este centro de investigación aquella materia cincelada establecen una suerte de diálogo “sobre algo que no sabemos”, como señala su creadora, la alemana Marie Strauss (Berlín, 1981).

Aquel diálogo lo hacen entre sí, confía, pero también con el OAT que este 2017 cumple 75 años de haber sido fundado. “Para mí que son seres propios, es un pensamiento medio esotérico, pero creo que hacen una plática entre sí”, reitera.

Bajo el nombre de Cosmogonía de las piedras, la artista Marie Strauss muestra su trabajo escultórico monumental en Puebla, en el marco del Año Dual Alemania–México 2016–2017.

- Anuncio -

Curada por Daniel Garza–Usabiaga, la exposición reúne el trabajo que la artista graduada de la Universidad de Bellas Artes de Berlín trabajó en los últimos años, el cual oscila entre su relación con México, su taller en su natal ciudad y lo aprendido de maestros japoneses.

Incluso, dijo que la muestra está inspirada en la descripción del escritor y sociólogo Roger Caillois (1913–978) hizo sobre la capacidad de los viejos iniciados chinos y japoneses de desplazarse a otros estados de percepción a través de la observación de ciertas piedras.

Agrega que como artista fue importante y vital el trabajo con el material, el desarrollar la forma misma de cada una de las obras y la conexión corporal que estableció con los materiales.

“Es algo muy corporal. No hay máquinas, hay martillo y cincel, por lo que me tomó un año hacer una sola pieza. Me acerqué con toda mi fuerza ante una pieza de una tonelada ubicada en mi taller”, dice Strauss al teléfono, una mujer rubia y menudita.

Agrega que esa relación corporal se continúa con el espectador, ya que este puede no solo ver a cada una de estas piedras de manera distante, sino que puede rodearlas, tocarlas, atravesarlas, interrumpir su diálogo o sumarse a él. Notó que esa acción sucedió días atrás, durante la inauguración de la exposición en el OAT, cuando niños de escuelas primarias no dudaron en interactuar con las piezas.

Marie Strauss menciona además que la ubicación de cada una de las piedras de esta Cosmogonía… fue pensada desde su taller. Ahí, con ayuda de una maqueta sobre el OAT que construyó gracias a la información que le dio un equipo del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica –liderado por el científico y encargado de Difusión, Raúl Mujica García–, pudo identificar las distintas maneras posibles en que podría ubicar cada una de sus obras hasta tomar una decisión final.

Una conexión especial, destacó la artista ganadora de premios como el del Instituto Goethe de la Ciudad de México por su proyecto de escultura participativa en Ciudad Juárez, Chihuahua, fue aquella que estableció con 42 de las 15 mil placas astrofotográficas de la Cámara Schmidt de Tonantzintla que desde 1942 muestreó todo el centro de la galaxia y uno de sus polos.

Con dicha colección, la cual está inscrita en el programa Memoria del Mundo de la Unesco, Strauss estableció una conexión y una idea especial: que las piedras crean formas como una intención, como algo que se observa en el Universo, acaso el nacimiento o la muerte de una estrella.

Por ello, y con esto culmina, la exposición Cosmogonía de las piedras llama a observar, a establecer una conexión visual, a pensar en cómo fue la vida de los astrofísicos dedicados a ver lo que sucede a miles de años luz, a mirar cuando algo –un polvo, una piedra– se vuelve materia.

La muestra podrá visitarse hasta el 19 de marzo en el OAT, un centro ubicado en la calle Luis Enrique Erro número 1 de Santa María Tonantzintla.

- Anuncio -

Ultimas

Barbosa se reúne con Genoveva Huerta y 13 alcaldes electos

Este viernes el gobernador Miguel Barbosa Huerta se reunió con 13 alcaldes electos y la dirigente estatal del Partido...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -