Martes, julio 23, 2024

La estrategia ganadora para 2024

Destacamos

Desde el ámbito del bloque mayoritario, actualmente en el gobierno federal y con expectativas reales de refrendar el triunfo electoral en junio venidero, se dice tener la posibilidad (no la seguridad) de lograr un triunfo absoluto en las elecciones, lo que aseguraría la continuidad de su proyecto, en lo que la candidata única de Morena a la presidencia, Claudia Sheinbaum, ha descrito como el “segundo piso.” 

Hasta ahora, la base para soportar el objetivo, está marcado en las 17 propuestas dadas a conocer por parte de la exjefa de gobierno capitalina, sin  embargo, son puntos que garantizarían la continuidad, pero sin cambio y lo que debiera hacerse es plantear las cosas de tal manera, que los electores que apoyen vislumbren nuevas escenografías de transformación real, cambios que garanticen mayor estado de bienestar para la mayoría de los mexicanos, en tanto, lo hecho hasta ahora está bien, sin embargo, no es suficiente. 

Y los pasos a dar deben de empezar desde ahora, desde la definición de quienes pueden ser los (as) postulados (as) a los cargos de elección popular, congruentes en su trayectoria política y social, pero sobre todo entre lo que dicen y hacen, evitando el saltimbanquismo, bajo la idea del pragmatismo electoral de que considerándolo (a) se pueden alcanzar más votos. Ya vimos en lo que terminó actuar así, en los casos de Lilly Téllez y Germán Martínez. 

Ampliar el abanico aliancista sí, sólo no podría Morena y sus actuales partidos coaligados, pero el punto no es voltear la vista al centro y sus representativos, sino más a la izquierda, la misma que no se cree representada en el partido de López Obrador, aunque al final acabe votando por ese lado. Hay chairos morenistas que dicen que la izquierda ya tiene partido que es Morena, entonces para qué se quiere otro, aunque en los hechos se reivindique de humanista, no de socialista, menos aún de comunista. Este es un punto flaco del partido gobernante, que al paso del tiempo puede crecer y el hoyo hacerse más grande. 

Y no voltear al centro, no evita que la Coalición “Juntos haremos historia”, trace una estrategia hacia las clases medias, que no es monolítica y cargada a la derecha. El punto es que se ha abandonado, se ha dejado perder un sector de ella, muy dúctil a ser influido por el conservadurismo y ganados hacia sus posturas. En México no se consideraron las experiencias que al respecto se dieron recientemente en Sudamérica, particularmente en Bolivia, Perú, Ecuador y Argentina. 

Mediciones sociales muy mañosas dicen que uno de seis votantes del 2018 por López Obrador, ya no votarán por Sheinbaum en 2024, aunque el grado de aceptación en la mayoría de las encuestas dadas a conocer estos días, registren una diferencia de más de cincuenta por ciento de la morenista en relación de la Señora X. 

De esta manera, se debiera radicalizar la estrategia a seguir por parte de la coalición morenista, no solo para garantizar la mayoría calificada, sino para que haya realmente cambio con cambio en el siguiente sexenio. 

Ultimas

Presentan Carrera “Todo México Salvando Vidas”

Se realizará el próximo 8 de septiembre con la causa de ayudar a la Cruz Roja
- Anuncios -
- Anuncios -