Jueves, agosto 11, 2022
- Anuncio -

La derecha y sus demonios

- Anuncio -

Relacionadas

Aspiran cuatro a la dirigencia de la sección 27 del Sntssa; Blanca Águila busca su segunda reelección

Al concluir el plazo de prerregistro, cuatro aspirantes a la secretaría general del Comité Ejecutivo de la sección 27...

Morenistas “fundadores” de Atlixco no reconocerán a ganadores de la elección de consejeros por presuntas anomalías

Atlixco. Debido a las “anomalías” ocurridas el pasado sábado durante la elección de Consejeros Distritales del Movimiento de Regeneración...

Morena deja de estar “secuestrada”; ahora es un partido abierto a la ciudadanía: Barbosa

El gobernador Miguel Barbosa Huerta destacó que la elección interna de Morena permitió que el partido en Puebla deje...

Destacadas

Dos grupos denominados “autodefensas” se rebelan a inspecciones en Izúcar

Guardianes de Izúcar y Fuerza Territorial Poblana, dos grupos que se ostentan como autodefensas, se han rebelado a las...

En Puebla nueve de cada 10 mujeres dicen haber sido agredidas en el transporte público: Inmujeres

Como en el resto del país, en Puebla nueve de cada 10 mujeres que viajan en transporte público ha...

No se permitirá que voceadores vendan otros productos que no sean periódicos y revistas: Cruz Lepe

Aunque el gremio de voceadores ha tenido que introducir dulces, cigarros y otro tipo de productos en sus puestos...

Después de los procesos electorales del 5 de junio pasado, la derrota del bloque opositor derechista puso en evidencia su incapacidad de autocrítica y una pobreza analítica que le impide aproximarse a la realidad concreta sin prejuicios, por lo que termina asumiendo posturas triunfalistas sin sustento en los procesos reales, lo que es una de las razones por las cuales el bloque opositor ha sido incapaz de atraer electores, e incluso perderlos. Se trata de una cúpula partidista alejada de, su cada vez, más exigua militancia y, mucho más, de la ciudadanía no militante que podría votar por ese bloque si se le ofreciera un proyecto de país y un programa de gobierno atractivo, que la derecha no tiene, ni parece preocuparle tener. 

Después del 5 de junio, el bloque opositor derechista asumió su postura de autoengaño y con él tratar de engañar a la ciudadanía con declaraciones que van desde una especie de empate (4 = 2), hasta una derrota de “Juntos hacemos historia”, con un argumento simplón como que Morena no logró ganar las seis gubernaturas en juego, tal como era su propósito, “sólo ganó cuatro” y perdió dos. Lo que se soslaya es que Morena no gobernaba en ninguna de esas entidades y, con esos cuatro triunfos, ahora gobierna 22 estados donde se asienta poco más del 60 por ciento de la población del país.   

Es difícil tomar en serio las declaraciones y argumentos de la derecha pues no parten de un diagnóstico cercano a la realidad del país. Por ejemplo, al bloque opositor creado, manejado y propiedad exclusiva de Claudio X, muy poco le importa construir una la narrativa creíble de la realidad nacional, apenas tiene un discurso autocomplaciente de su actuar, que luego transmite a la población.   

- Anuncio -

El bloque opositor tampoco se ha preocupado por entender al lopezobradorismo como un movimiento social que refleja los reclamos de su electorado por los múltiples y negativos impactos que trajeron al país el régimen neoliberal y sus gobiernos,  resumidos en la profunda desigualdad y pobreza de millones de mexicanos y creen, y quieren hacernos creer, que sus triunfos en Aguascalientes y Durango no se deben a sus candidatos, sino que son un rechazo a las políticas de la Cuarta Transformación y al presidente, equivocando, así, el diagnóstico que los lleva a proclamar estar listos para ganar las elecciones de 2023, en el Estado de México y Coahuila, y las presidenciales del 2024.  

Pero no es todo, el bloque opositor acusa a los gobernadores, particularmente, de Hidalgo y Oaxaca, de “haber entregado la plaza”, sin embargo, es evidente que aun si hubiera habido formas de operación política y electoral de los gobernadores, que sería absolutamente ilegal, poco o nada se habría podido hacer frente a la ventaja que obtuvo “Juntos hacemos historia” en esas entidades y en Quintana Roo. 

La derecha, también, ha usado al narco como factor de las victorias de la Cuarta Transformación, sin ofrecer prueba alguna. Sin embargo, no sería posible atribuir al narco los más de 30 puntos con los que Morena ganó en Oaxaca, Hidalgo y avasalló en Quintana Roo, ni el triunfo en Tamaulipas. Si de ese tamaño fuera la influencia de la delincuencia organizada en las elecciones, el tema ya no serían los procesos electorales, sino el de un Estado Fallido a un paso de la catástrofe, lo que ni por asomo ocurre en México. Las evidencias y la tranquilidad de los cinco procesos de junio muestran lo contrario, aunque se resista la oposición a aceptarlo. 

Finalmente, el jerarca empresario, propietario y conductor político del bloque opositor, acusa a Dante Delgado, propietario del Movimiento Ciudadano de no haberse unido a la coalición derechista, lo cual dividió el voto opositor que impidió la victoria. Otra conclusión equivocada, ya que en realidad el voto de ese partido fue apenas testimonial. En fin, el bloque opositor, salió muy raspado el cinco de junio, pero salieron a gritar ¡hay tiro!, ¡hay tiro! Sin nada que justifique su optimismo.

Así va y así llegará la derecha al 2024, sin proyecto de nación, sin propuesta de futuro: una mescolanza de partidos y es todo. Nada hay que los una, como no sea el odio personal e irracional al presidente López Obrador. Así no se ganan elecciones. 

- Anuncio -

Ultimas

Captan en video asalto a cliente de la Plaza Vía San Ángel

Cámaras de seguridad del centro comercial Vía San Ángel que se encuentra sobre la Vía Atlixcáyotl, en San Andrés...
- Anuncio -
- Anuncio -