Jueves, junio 17, 2021

La crisis del Estado de derecho esta en las aulas de las universidades

Destacadas

Mantienen plantón pobladores de Coyomeapan; exigen voto por voto en la elección municipal

Tehuacán. Desde hace 10 días, pobladores de Coyomeapan, municipio enclavado en la Sierra Negra, mantienen un plantón para exigir...

Abre la FGE una investigación por la desaparición del director de seguridad de Petlalcingo

La Fiscalía de Investigación Regional de Acatlán de Osorio (FIRAO) abrió una carpeta de investigación por la desaparición de...

«[…] lo que sucedió con tantos de esos profesores

de derecho después de la guerra y cuando se instauró

la República Federal de Alemania. Es bien sabido

- Anuncio -

ya que la inmensa mayoría de ellos siguieron en

sus cátedras […] personajes siniestros, arribistas

 y descaradamente cínicos […] jamás pidieron

 perdón ni proclamo ni arrepentimiento serio».

Juan Antonio García Amado

Esta tercera semana del mes de mayo de 2021 que ha finalizado pone de manifiesto la problemática que existe con las facultades, universidades y escuelas de derecho respecto de la labor en la educación jurídica y, sobre todo, de lo que se está dejando de hacer para sacar a las nuevas generaciones de abogados. Dos sucesos que ponen en entre dicho la correcta preparación de jóvenes en las aulas de nuestro país y el hecho de que puedan ser personas útiles para la sociedad, y que manifiestan, en cambio, una producción de profesionales del derecho que van a engrosar el número de desempleados en este país, otros que laborarán en otras actividades ajenas al derecho, o bien, que se van a servir de las leyes o, lo que es más grave, que no sabrán las consecuencias de sus tarea jurídica diaria, como parece que está sucediendo con estos últimos eventos.

Aquellos descuidos en la educación demuestran que las cosas están saliendo muy mal en las aulas de clase de derecho, sobre todo, porque no se está dimensionando la labor del abogado y, si, de suyo, no se dimensiona ni la propia sociedad le da importancia —al siempre hacer menos a un abogado—, seguirá sucediendo los mismo y, peor aún, se agudizará la problemática que se está presentando con la labor de los abogados; una labor que —no se debe perder de vistas— la cumplen los estudiosos de la ciencia jurídica, tan importante para la humanidad que vive en sociedad. Por ello, no puede seguir sucediendo casos como los dos que hemos visto últimamente, sucesos verdaderamente lastimosos.

En primer lugar, la visita, en los últimos días, del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación al presidente de la República en el Palacio Nacional, según se informa, referente al problema jurídico para la viabilidad constitucional de la reforma energética propuesta por la actual administración pública federal. Esto no se puede permitir, porque es claro que hay que guardar las formas y no dar las sospechas de que se está rompiendo la división de poderes, los pesos y contrapesos de los poderes de la Unión, que no existe un Estado de Derecho, que no se respeta que todos los poderes están en el mismo orden jerárquico y no uno por encima del otro. Pero de estas muestras de que el titular de un poder acude a entrevistarse con el titular de otro se desprenden ideas en la población y sugieren que la teoría de la división de poderes queda más arruinada con lo que sucede día a día. ¿Qué se le puede pedir a un estudiante de derecho si observa esas noticias que dan mucho que pensar?, ¿dónde está la jerarquía de los jueces para resolver los problemas del juzgado? Lo cierto es que tal visita evidencia una contundente contravención a la división de poderes.

En segundo lugar, está lo que se presentó en el estado de México, lo que ha sucedido con el feminicida en juicio. Resulta que hubo que nombrarle un abogado defensor, pues se trata de un derecho elemental de cualquier persona, incluso si es un delincuente confeso. Por ello, a esta persona, que sostiene que es feminicida, se le nombró como defensora una abogada; lo cual, simplemente por ello, hace preguntarle a ella si le pasó por la mente que iba a defender a quien estuvo asesinando a mujeres durante años, y si no le causa malestar que ella (como mujer) sea quien defienda a un feminicida.

Estamos frente a un claro ejemplo de que no estamos dándole el énfasis suficiente a los estudiantes para que sepan cuál es la función social de los abogados, de esa profesión, de esa ciencia jurídica. En otros tiempos, lo que hubiera sucedido con esa abogada es que, en ejercicio a su derecho previsto en el artículo 24° de la Constitución, por objeción de conciencia, se hubiera abstenido de defender a ese sujeto, pero no lo hizo así. Simplemente, lo que ha de sostener en su defensa es que se trata de su trabajo y que por ello lo hace. Sin embargo, ¿dónde quedaron aquellas materias que se exponían en las clases de derecho para que los futuros abogados tuvieran un poco de conciencia en el ejercicio de su profesión? Es muy sencillo, las omitieron de los planes de estudios y, por ello, vemos estas atrocidades; pero es necesario tener conciencia en la ciencia jurídica, por muy grande que sea el ejemplo, como el que corresponde con la mencionada reunión en el Palacio Nacional, o por muy modesto que sea, como el defensor de oficio. Lo cierto es que, por la falta de objeción de conciencia, en Europa mataron a 50 millones de personas en la Segunda Guerra Mundial, entre ellos, a seis millones de judíos, que, ahora, por la misma falta de objeción de conciencia, están, a su vez, matando palestinos. Desde luego, algo está saliendo mal en las escuelas, universidades y facultades de derecho. (Web: parmenasradio.org).

- Anuncio -

Ultimas

Tras un año cerrados por epidemia, Cabildo aprueba reapertura de panteones en el municipio de Puebla a partir del 24 de junio

El cabildo capitalino aprobó este jueves la reapertura de los panteones en el municipio de Puebla a partir del...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -