Miércoles, junio 12, 2024

La contaminación del Atoyac cuesta a la agricultura y al turismo hasta 16 mdd anuales: UIA

Destacamos

Menos de 1 millón y hasta 16 millones de dólares al año asciende el costo económico que genera la contaminación del río Atoyac a la agricultura y al turismo, dos de los sectores más perjudicados en el estado de Puebla. 

Esto de acuerdo con el estudio El costo de la contaminación en la cuenca alta del río Atoyac: una revisión sistemática, que efectuaron los investigadores María Eugenia Ibarrarán, Romero Saldaña-Vázquez y Tamara García Pérez, del Instituto de Investigaciones en Medio Ambiente Xabier Gorostiaga S.J., de la Universidad Iberoamericana Puebla. 

Te puede interesar: LA CONTAMINACIÓN DEL ATOYAC

Los académicos encontraron en un universo de 358 estudios en la web, que sólo 10 cuentan con costos originales de contaminación. 

Informaron que la calidad del agua en la Cuenca Alta del Atoyac (CAA) ha sido devastada por las aguas residuales industriales y municipales, así como por los desechos que los habitantes locales echan a los ríos, que pasan por poco o ningún tratamiento. 

Por esta razón, dijeron que la contaminación pone en riesgo los beneficios que la naturaleza provee a las personas y afecta la salud, la producción de bienes y el valor de las propiedades cercanas al cuerpo de agua. 

Admitieron que se ha escrito mucho sobre el río, su contaminación, las causas y consecuencias, así como políticas a seguir; sin embargo, sostuvieron que son pocos los estudios que han estimado los costos que esto implica. 

Al respecto, destacaron que la contaminación del afluente ha causado mermas en la reducción en los precios de venta de productos agrícolas, por el orden de los 2 y hasta 16 millones de dólares anuales, debido a que son penalizados por proceder de zonas cuyo riego es con agua altamente tóxica.  

La salud tiene uno de los costos más altos con 10.1 millones de dólares anuales, mientras la industria reporta un valor de 9.3 millones de dólares, derivado de los costos de limpieza de sus aguas residuales, y la biodiversidad de 1.9 millones de dólares por año.  

Además, los investigadores afirmaron que la contaminación del Atoyac no sólo ha provocado daños millonarios a la salud, sino ha generado enfermedades no transmisibles en la población, como leucemias y deficiencias renales, que está continuamente expuesto a los tóxicos del afluente. 

Esto último documentado por el Centro Fray Julián Garcés de Derechos Humanos, y que llevó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) a emitir la recomendación número 10/2017, para la reparación del daño ambiental y afectaciones a la salud de la población que aún no se ha cumplido.

Puedes ver: Afirman autoridades que han cumplido ocho de 11 puntos de la recomendación de CNDH para sanear al Atoyac

La recomendación fue emitida a los gobiernos de Puebla y Tlaxcala, así como a los ayuntamientos por donde atraviesa el afluente, por violar los derechos humanos a un medio ambiente sano, saneamiento del agua y acceso a la información, con relación a la contaminación de los ríos Atoyac y Xochiac. 

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) determinó que la Cuenca del Alto Atoyac se encuentra dentro de las 50 Regiones de Emergencia Ambiental, a las que han llamado “Infiernos Ambientales”, debido la alta contaminación del agua, suelo y aire. 

Autoridades sin un plan para la restauración ambiental

A pesar del resultado de las investigaciones, los académicos de la Ibero señalaron que no hay cambios en la situación ambiental y las personas siguen expuestas a la contaminación. 

Reconocieron que, si bien es cierto que se ha estudiado mucho el problema de la contaminación en el Atoyac y sus alrededores, esta información no ha sido utilizada para elaborar un plan a largo plazo de restauración ambiental por los diferentes actores sociales de la cuenca. 

En todo caso, refirieron que esta información ha quedado en manos de autoridades, a veces con buenas intenciones, que carecen de una perspectiva a largo plazo y de un plan de acción con un presupuesto asignado para la recuperación de la cuenca.  

Destacaron que aun cuando se refieren solamente a la Cuenca del Alto Atoyac, en México existen al menos 50 zonas de emergencia ambiental que urge atender a partir de información científica.  

“No tener estudios actualizados y comparables sobre el costo de la contaminación es grave, ya que sin información pertinente las propuestas de políticas públicas e incidencia serán pobres”, sentenciaron. 

Hay más de 16 mil fuentes contaminantes en el río Atoyac

Durante el inicio de la epidemia por Covid-19, los investigadores observaron un incremento de descargas residuales al afluente, debido a que disminuyó la vigilancia para evitar la contaminación. 

Datos de un diagnóstico realizado para un plan de rescate del Atoyac, revelaron que en Puebla hay un total de 16 mil 506 fuentes de contaminación, de las cuales 8 mil 640 son del sector de servicios; 3 mil 639 de industrias manufactureras, 3 mil 301 de comercio al menor, 853 de comercio al por mayor y 73 de minería. 

Esto representa en su conjunto 15 por ciento de las descargas al río. 

En la Cuenca Alta del Atoyac, que comprende 47 municipios de Tlaxcala y 22 de Puebla, habitan 4.2 millones de personas de acuerdo con el censo de población y vivienda realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en 2020, las cuales esencialmente se dedican a la agricultura, al comercio tanto de menudeo como de mayoreo, servicios y a la producción industrial de textiles, autopartes, productos médicos y alimentos.

Ultimas

San Felipe Tepatlán logra su Ordenamiento Territorial Ecológico

San Felipe Tepatlán, municipio totonaco en la Sierra Nororiental de Puebla, se convierte en el tercer municipio de la...
- Anuncios -
- Anuncios -