La Compañía Titular de Teatro estrenará “Murmullos”, basada en la obra de Rulfo

Mauricio Jiménez consideró que el trabajo con la compañía universitaria es un “ejemplo de la forma en que debería suceder el teatro en México: el tener una agrupación estable con actores que giran en torno a los proyectos”  ■  Foto Abraham Paredes
Mauricio Jiménez consideró que el trabajo con la compañía universitaria es un “ejemplo de la forma en que debería suceder el teatro en México: el tener una agrupación estable con actores que giran en torno a los proyectos” ■ Foto Abraham Paredes

Este fin de semana la Compañía Titular de Teatro del Complejo Cultural Universitario (CCU) estrenará la puesta en escena Murmullos, una versión teatral del reconocido dramaturgo, director y actor Mauricio Jiménez, quien basándose en el libro de cuentos El llano en llamas y la novela Pedro Páramo, de Juan Rulfo, preparó este montaje “sin traicionar al espíritu rulfiano”.

Durante una entrevista con Jiménez, el actual encargado de la maestría en dirección de la Escuela Nacional de Arte Teatral señaló que en la puesta en escena podrá verse una de las virtudes de Rulfo: que en su obra no hay protagonistas, lo que permite que “todos los mexicanos sean los principales actores, ya que se reconocen ahí”.

Agregó que será Juan Preciado, el hijo de Pedro Páramo, quien guiará al público por los cuentos de Rulfo, ya que a través de ellos seguirá los murmullos que refieren a su padre.


Sobre el halo que pesa sobre la obra de Rulfo, con el que se dice que hay cierta dificultad para leer y comprender su obra, Mauricio Jiménez confió que el entendimiento “será apoderarnos del tema, comparándolo con una travesía de vida y con ciertos elementos simbólicos, en los que podremos identificar –conocedores y no conocedores– la idas y venidas de este personaje”.

Agregó que siguiendo los pasos de Juan Preciado se contará la historia de un hijo que busca a su padre, de un hombre que llegó a Comala porque le dijeron que ahí vivía su padre, un tal Pedro Páramo –como reza el primer enunciado de la novela–, y que guiado por Abundio Martínez llevará al espectador por varios de los momentos y las estancias de El llano en llamas.

“El lenguaje de Rulfo es nítido y claro, para quienes lo han leído entenderán las cosas y no las tomarán como simple anécdotas de teatro. Es claro que en el teatro hay poesía, pues las palabras se modifican de una forma u otra”.

“En este caso se trata de un pentimiento, de un arrepentimiento, de un sustrato que tenemos que descubrir y que se trata de una concepción poderosa: el que no sabemos a dónde vamos, el saber que somos ovejas que van por ahí, buscando”.

Mauricio Jiménez contó que Murmullos era el primer nombre posible de la obra de Juan Rulfo, quien también tenía la opción de “Una estrella a un lado de la luna”, título que una vez más, habla de la posibilidad de la poesía en el lenguaje y de cómo esta es “capaz de modificar la vida misma”.

Señaló que en el contexto de violencia por el que atraviesa México –con captura de capos del narcotráfico, muertos, suicidios y demás–, es una parte alarmante que puede compararse con el caso rulfiano, en donde se refleja la forma en la que los mexicanos se llevan con la muerte: en el mismo nivel de la vida, en el de la imaginación, en el tú a tú.

Otro aspecto, continuó el director de El día más violento, obra que es un acercamiento a la historia de los hermanos Carmen y Aquiles Serdán estrenada en mayo pasado; es que la obra de Rulfo también refiere a la violencia que produce el cacicazgo, a esa “brutalidad del macho, del ojete, del cabrón, al que se habrá de enfrentarlo de algún modo, de la mejor manera”.

Por último, Mauricio Jiménez consideró que el trabajo con la compañía universitaria es un “ejemplo de la forma en que debería suceder el teatro en México: el tener una agrupación estable con actores que giran en torno a los proyectos”.

Al respecto, Amancio Orta, director de la Compañía Titular de Teatro, explicó que el montaje es producto de un trabajo que comenzó desde febrero y que implicó el entendimiento de la obra de Rulfo, desgajando los capítulos y las palabras, para que el público la pueda entender y reinterpretar.

Indicó que el estreno será el próximo domingo 21 de julio a las 17 horas en el teatro del CCU, para luego ofrecer una breve temporada los días 3, 4 10, 17 y 18 de agosto con entrada libre y para mayores de18 años, ya que hay desnudos explícitos en la obra.