Jueves, agosto 11, 2022
- Anuncio -

Desde la caricatura reúnen a 163 personajes de la vida cultural y política del siglo XIX

- Anuncio -

Relacionadas

Contienen en un libro historias extrañas y anécdotas inexplicables de la arqueología

Historias calladas, platicadas en voz baja, en forma de susurros, pues no son cosas que se platiquen a diario...

Desde miradas actuales abordarán la conquista militar y religiosa de hace 500 años

Para analizar y reflexionar de manera crítica sobre diversos temas relacionados con los acontecimientos más significativos de la Conquista...

Nota aclaratoria de Rutilia Amigón Amigón

Respecto a la nota “Por su crítica al programa de reconstrucción, Rutilia Amigón denuncia represión por parte del INAH”,...

Destacadas

Dos grupos denominados “autodefensas” se rebelan a inspecciones en Izúcar

Guardianes de Izúcar y Fuerza Territorial Poblana, dos grupos que se ostentan como autodefensas, se han rebelado a las...

En Puebla nueve de cada 10 mujeres dicen haber sido agredidas en el transporte público: Inmujeres

Como en el resto del país, en Puebla nueve de cada 10 mujeres que viajan en transporte público ha...

No se permitirá que voceadores vendan otros productos que no sean periódicos y revistas: Cruz Lepe

Aunque el gremio de voceadores ha tenido que introducir dulces, cigarros y otro tipo de productos en sus puestos...

El libro A la luz de la caricatura. Diccionario gráfico, México 1861-1903 se concibe como un mapa onomástico de 163 mexicanos de las generaciones que hicieron, batallaron y vivieron en sus propias trincheras políticas la Reforma y la consolidación de la República en el país. 

La publicación reciente del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) es resultado de una indagación multidisciplinaria hecha en 68 títulos de periódicos y revistas, siete archivos, cinco bibliotecas y los fondos reservados de otras dos, así como en más de un centenar de trabajos impresos y tesis, una labor emprendida por un equipo de investigadoras encabezado por la historiadora Esther Acevedo Valdés. 

Este diccionario de la opinión pública, con apéndice de imágenes, resultó en un grueso tomo de 428 páginas que ha sido producto de la investigación extensa de las investigadoras Esther Acevedo, Helia Emma Bonilla Reyna, Gretel Ramos Bautista, Norma Angélica Pérez Gasca y Mónica Ponce, en su mayoría adscritas a la Dirección de Estudios Históricos del INAH. 

- Anuncio -

La coordinadora de este proceso de cinco años, Esther Acevedo, explicó que la obra se gestó con una publicación anterior que incluía un breve diccionario con los personajes más conocidos y también dijo que se tomó como base la tesis doctoral de Gretel Ramos: La Biblia en El hijo del Ahuizote: una semblanza del Porfiriato, en la que la historiadora del arte identificó un mayor número de ellos.  

Acotó que los datos recabados aumentaron exponencialmente y, ahora, en A la luz de la caricatura aparecen organizados en cuatro secciones: una pequeña biografía, un comentario o anécdota sobre los personajes (retomados de alguno de sus contemporáneos), sus retratos y sus caricaturas. En las páginas interiores aparecen los acercamientos a las 163 figuras públicas, mientras que en el catálogo se muestra el cartón completo para conocer el contexto real de la publicación.  

En su caso, Gretel Ramos expuso que lo que se buscó con este trabajo fue la interacción con otras áreas, no solo la historia o la historia del arte, sino también con la literatura, la sociología y la antropología, para ahondar en la dimensión humana de los personajes. 

Éstos, completó, como buenos hombres decimonónicos, tenían diversas facetas en su historial: escritores que ejercieron el periodismo, políticos que llegaron a ser ministros e, incluso, presidentes, pero que tenían una carrera consolidada como militares o abogados, o ambas.  

Al respecto, Salvador Rueda Smithers, director del Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec, calificó al libro como “un instrumento de consulta absolutamente necesario para el estudio de la vida política y cultural de la segunda mitad del siglo XIX mexicano”.     

La oferta del libro, dijo el también historiador, va más allá del prontuario de caricaturistas: “es el mundo biográfico de la caricatura de esa época, y en ese laberinto, circulan dibujantes y actores políticos, pero también creaciones e interpretaciones de personajes públicos en su tinta, desde empleados hasta presidentes de la República”.  

Por su parte, el historiador Antonio Saborit García Peña y el artista Damián Ortega consideraron que el libro recupera la credibilidad histórica de un grupo extraordinario de caricaturistas, así como de los personajes que pasaron por su trazo, los “signos” que se pierden en el tiempo, ya que “si ahora nos ponemos a investigar algún cartón de hace una década, probablemente no recordemos a figuras públicas que estaban en los reflectores en ese momento.  

“A la luz de la caricatura. Diccionario gráfico, México, 1861-1903 nos regresa a la complicidad del espectador, a encontrar la broma sutil y los gestos de personajes en su contexto histórico, en la mirada y la voz de sus contemporáneos, correligionarios y detractores. Hablamos de figuras como, por ejemplo, Sebastián Lerdo de Tejada y Benito Juárez, y los ‘científicos’ del Porfiriato que cambiarían su faz a la luz de los intereses ideológicos de la siguiente centuria”, concluyeron. 

- Anuncio -

Ultimas

Alistan un foro en la UAP para atisbar nuevos paradigmas de la bioculturalidad

El cuarto foro Desarrollo y Medio ambiente en México, el paradigma de la bioculturalidad permite cambiar un dicho mexicano...
- Anuncio -
- Anuncio -