LA ACTIVIDAD MINERA

Foto: La Jornada

Las mineras como Almaden Minerals, instalada en el municipio de Ixtacamaxtitlán, así como el abandono del campo son factores que han provocado una pérdida de los suelos en México en un 60 por ciento, denunció Laura Bertha Reyes Sánchez, presidente de la International Union of Soil Sciences, al participar en el IX Simposio de Investigación del Parque Nacional Iztaccíhuatl Popocatépetl.

Desde hace tiempo se sabe que la expansión de la industria minera no solo de Canadá sino de otros países como China, Inglaterra y Estados Unidos, es un asunto que solo beneficia a las empresas que lo practican.

En efecto: los impactos al medio ambiente causados por la explotación de minerales preciosos a cielo abierto, son letales e irreversibles: se acaba con los suelos y mantos freáticos, pero también se impregna todo lo que queda cerca con elementos mortíferos como el cianuro, que se usa para depurar los metales como plata y oro.


No solo eso, en diversas fases de los proyectos se acaba con decenas y a veces cientos de toneladas de cerros, cometiendo ecocidios de magnitudes terribles.

Por eso es que la actividad minera en algunas regiones de Canadá está prohibida, pues decenas de localidades que tuvieron la prosperidad económica de estos negocios, son verdaderos pueblos fantasmas hoy.