Jean Succar no saldrá de la cárcel; solo se ordenó justificar ampliación de su sentencia

Un tribunal colegiado ordenó revisar la sentencia de 112 años de prisión dictada en contra de Jean Succar Kuri, por el delito de pederastia. Sin embargo, la decisión solo ordena al juez justificar su decisión de aumentar la pena original, que era de 70 años de prisión.

El Primer Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito enfatizó en el acuerdo respectivo que esta decisión no implicará la liberación del imputado: “La anterior determinación no implica la libertad del ahora quejoso. Solo resta decir que, atento al principio de non reformatio in peius, no podrá incrementar el grado de culpabilidad que estableció –medio– y tampoco imponer una pena que supere la determinada con anterioridad en la resolución que constituye el acto reclamado”, según se informó ayer en La Jornada en Línea

Succar Kuri fue encontrado culpable de pertenecer a una red de explotación sexual de menores de edad, a la que pertenecían políticos como el exgobernador de Puebla Mario Marín, quien actuó para secuestrar y torturar a la periodista Lydia Cacho Ribeiro, quien había denunciado estos crímenes en el libro Los demonios del Edén el poder que protege la pornografía infantil.


Sobre la revisión a la sentencia, la también defensora de derechos humanos, escribió ayer en twitter: “#Pederastas: Esto es exactamente lo que piden los magistrados: que se reabra el caso Succar Kuri en el fuero común de Quintana Roo. Expediente que tres gobernadores han ordenado congelar. Veremos si el gobernador @CarlosJoaquin también protege a Succar, Nacif, Marín y cómplices”.

La autora mencionó así a otros dos implicados en la conjura contra ella, consumada en diciembre de 2005: el entonces titular del Poder Ejecutivo de Puebla, Mario Plutarco Marín Torres y el empresario Kamel Nacif Borge.

En el mismo microblog, la periodista agregó: “El caso #SuccarKuri es histórico. La valentía de las niñas y niños víctimas de pornografia infantil y tortura sexual fue lo que ayudó a que el equipo lograse una sentencia histórica para Latinoamérica: 112 años por delitos federales. Sus cómplices están prófugos @CarlosJoaquin”.

Luego, Lidya Cacho replicó una nota informativa publicada en el portal del periódico El Siglo de Torreón, el miércoles 15 de octubre de 2008, en la cual se consigna:

“Los exabogados del mexicano de origen libanés Jean Succar Kuri, procesado por un caso de pederastia en Cancún, afirmaron hoy que el acusado es ‘totalmente culpable’ de violación, corrupción y tráfico de menores, y pornografía infantil, como denunció la periodista Lydia Cacho.

“Si de algo nos vamos a arrepentir toda la vida es de haber aceptado la defensa (de Succar), pues es un peligro para toda la sociedad y todos tenemos hijas o nietas”, dijeron los juristas Wenceslao y Hernán Cisneros, padre e hijo, al dar a conocer el libro que escribieron sobre el caso, En las entrañas del monstruo.

“El libro está escrito a partir del trabajo que realizaron durante los once meses que estuvieron al lado de Succar. ‘Aceptamos el reto porque aparecía la duda razonable, le dimos el beneficio de la duda’, indicaron.

“Los pormenores delictivos de Succar fueron revelados por Lydia Cacho en el libro Los demonios del Eden, publicado en 2005, donde se descubre la red de protección que había tejido con políticos y hombres de negocios, entre ellos el empresario Kamel Nacif.

“El expediente legal, argumentaron los Cisneros, indicaba que algunas menores se retractaron de la acusación con el argumento de que habían sido supuestamente obligadas por las autoridades de Cancún a testificar, lo que mostraba que, aunque Succar no era del todo inocente, sí podía haber sido víctima de chantajes”.