Lunes, julio 22, 2024

Otras escrituras

En junio del año pasado apareció en diversos medios peruanos una nota respecto a la publicación del libro “Qillca, la escritura de los incas (2023)” de la antropóloga Gail Silverman. Según el portal de la Revista Perú Folklórico, en “el mencionado libro la investigadora presenta por primera vez sus descubrimientos luego de un denodado trabajo de campo de 50 años, tiempo en el cual logró decodificar un conjunto de tocapus que aparecen en los famosos unkus o túnicas, en este caso, de la época inca, vasos ceremoniales o q´eros, tejidos y murales de la época del Tawantinsuyu. La estudiosa concluye que estos eran una forma de escritura pictográfica empleado por los incas. Donde los ‘no entendidos’ en el tema solo vemos extraños y misteriosos dibujos de variados colores y formas, ella ha descubierto números pares, pronombres, verbos en el idioma quechua, campos de cultivos, montañas, jaguares, llamas, maíces de colores, etc., etc.” Los incas eran una de las civilizaciones de la América antigua que había sido catalogada como ágrafa al no encontrarse una escritura como las que se conocían hasta el momento. Se había especulado que los quipus, instrumentos elaborados con cuerdas de colores y nudos dispuestos de formas irregulares, es decir, que no siguen un patrón fijo entre todos los que existen, guardaban información de cómputo, pero también escritura. Ya algunos observadores del siglo XVI apuntaban su complejidad, como recoge un reportaje publicado en el Portal de National Geographic sobre estos emblemáticos artefactos: Según José de Acosta “«Son quipus unos memoriales o registros hechos de ramales, en que diversos nudos y diversos colores significan diversas cosas. Es increíble lo que en este modo alcanzaron, porque cuanto los libros pueden decir de historias, y leyes, y ceremonias y cuentas de negocios, todo eso suplen los quipus tan puntualmente, que admiran». Pedro Sarmiento de Gamboa escribió que «es cosa de admiración ver las menudencias que conserven en aquestos cordelejos» y, más tarde, Fray Martín de Murúa afirmaba que aquello que habían dejado registrado, «aunque pasasen muchos días, se acordaban como si pasase en aquel instante»”. Como sea, la dificultad que ha significado su desciframiento ha llevado a pensar que era una sociedad ágrafa y, por tanto, en un estadio evolutivo inferior. Como bien señala Silverman, pese a que se han logrado avances significativos en el desciframiento de la escritura maya y mexica -en términos de representaciones geométricas-, no se ha avanzado mucho en la escritura andina.  En su artículo “La escritura Inca: La representación geométrica del Quechua Precolombino” (2011) publicado en Ex novo: revista d’història i humanitats, publicación extinta de la Universidad de Barcelona, el propósito de su estudio “es demostrar que los Incas, exactamente como los chinos y los egipcios, se sirvieron de formas geométricas que provienen de la naturaleza para fijar su sabiduría. En primer lugar, mostraré, basándome en datos etnográficos recogidos en la comunidad quechua hablante de Q’ero (Cuzco, Perú), que ellos usan formas geométricas para decorar sus textiles. También me sirvo de datos etnohistóricos para mostrar seis formas geométricas que se relacionan con la tecnología agrícola inca (SILVERMAN, 2005 y 2007). Finalmente, indico el nombre, significado y parte gramatical de estos diseños incas, indicando nombres singulares y plurales, dos sufijos y un adjetivo. De este modo, evidenciamos que los Incas tuvieron una escritura pictográfi- ca que fijaba su sabiduría”. La nota sobre el libro y el hallar el trabajo de Silverman, me resultaron sumamente refrescantes, en un mundo académico que se muestra anquilosado en muchos espacios, pero que en otros, demuestra trabajo investigativo valiosísimo, pero sobre todo, creatividad e imaginación.

También puedes leer: Intelectualidad indígena

En efecto, Silverman se atrevió a realizar lo que para muchas academias es criticable: usó su imaginación y su creatividad y logró ver más allá de lo evidente. La investigación científica en todas sus expresiones, incluidas las Humanidades, ha de estar compuesta por teoría y método, sí; pero sin los investigadores y su capacidad de interpretar, imaginar y crear, sería una simple repetición de fórmulas, teorías y métodos. Y un componente fundamental que añado a la ecuación, es la humildad, valor tan poco apreciado por investigadores e investigadoras que presumen grados, publicaciones, conferencias y ponencias, pero que se la viven recitando lo dicho por aquel teórico, lo afirmado por ese otro investigador y poco lo que creen o piensan. ¿Para qué hacerlo, si se pueden construir carreras completas con lo dicho por alguien más, en otras épocas y sobre otros lugares que nada tienen que ver con nuestras realidades? Como afirma Johannes Neurath en su texto “Cosmopolítica contra biopoder: vida, poder y autonomía entre los wixaritari” publicado en el libro “Cosmopolítica y Cosmohistoria” (2021), editado por María Isabel Martínez Ramírez y Johannes Neurath, el “universalismo científico se considera cosmopolita, ilustrado y tolerante, pero su ‘mononaturalismo’ resulta excluyente, porque niega las ontologías y racionalidades de los ‘otros’. Aquí hay una coincidencia con principios epistemológicos que en la antropología contemporánea cada vez son más aceptados: cuando se quiere construir una antropología no colonialista, y que ‘activamente evita descalificaciones’, como dice Marcio Goldman (2016), argumentos donde prácticas de conocimiento ajenas se conciben como simples ‘creencias’ no son pertinentes. En contraste, ‘la perspectiva cosmopolítica parte de la diferencia cualitativa en los modos de existencia y de las prácticas de conocimiento vinculadas a ellos y asociadas a actores distintos en lugares diferentes’ (Cañedo Rodriguez 2013: 10).” Tal universalismo, en el tema que nos ocupa, es que la escritura debe llevar un código definido por glifos, ideogramas o letras, no por colores, figuras o patrones. Por tanto, una sociedad que se comunica de esa manera es ágrafa y necesariamente menos civilizada que otra que sí tiene esa tradición. Vale la pena preguntarse cómo es que el pensamiento occidental con su “infinita” sapiencia, no había podido entender la lógica detrás de estas formas de comunicación y conservación de la memoria. Bueno, eso se explica fácilmente por dos vías: por un lado, la producción de pensamiento pretendidamente universal que se centra en procedimientos científicos que pueden llegar a ser limitantes; por el otro, como lo he comentado en otros momentos, el excesivo disciplinamiento en que se forman las y los investigadores y la poca comunicación y colaboración entre ellos y ellas, a la par de que algunos ni siquiera consideran explorar conocimientos, teorías o metodologías propuestas por una disciplina ajena. Para su estudio, Silverman recurrió a la historia, a la etnografía, la lingüística, la arqueología y otros conocimientos; y lo más importante, aprendió el quechua, lengua franca en el Tawantinsuyu. “Además de eso -afirma la nota de Perú Folklórico-, ha vivido por 23 años en la ciudad de Cusco, 14 de las cuales ha convivido con los tejedores de la comunidad q’ero, asentados en las alturas de Paucartambo, Cusco, lo mismo hizo con los habitantes de las comunidades de Markapata, Pisac, Pitumarka, Chinchero, Cotabambas, Calca, Kauri, Huancarani, y las comunidades asentadas en las alturas de Lares. En todos estos pueblos la investigadora fue recopilando el significado que poseen los motivos que aparecen en los tocapus de la época inca, que todavía se conserva en la memoria de sus descendientes. ‘El tejido andino es la base para entender la escritura [de los incas]”, afirma la estudiosa’”.

Lo central, como apunta Neurath, es la negación de epistemologías de otras latitudes por no formar parte de las dominantes. En cierta medida se ha podido reconocer que muchas de estas culturas “sí pensaban”, pero no como lo han hecho otras más. Uno de los signos más recurrentes para definir la civilización es la escritura y con demasiada frecuencia se piensa en la oralidad como una práctica desarrollada por sociedades que se encontraban en un estadio evolutivo inferior, como si de la transmisión oral no se siguieran nutriendo todas las sociedades del presente. ¿Acaso la escritura eliminó la oralidad? De ninguna manera, han coexistido por milenios sin problema, nutriéndose mutuamente. El trabajo de Silverman nos lleva a comprender que en América en general y en el ámbito andino en particular, los códigos, usos y costumbres estaban vinculados a cosmovisiones muy diferentes a las surgidas en Europa vinculadas al cristianismo y a la producción y reproducción de conocimientos de esas latitudes. Es cierto que las conquistas y colonizaciones de estos territorios trajeron consigo un “epistemicidio” en nuestro continente del que poco se habla y que las sociedades independientes no hicieron más que refrendar el modelo de pensamiento colonial. Pero es necesario que evaluemos nuevamente lo dicho por investigadores en el pasado y que lo cuestionemos a luz de un pensamiento más integral, nutrido con otros saberes y aderezado con fuertes dosis de imaginación, creatividad y, sobre todo, humildad, esa que nos pueda devolver esa capacidad de asombro que tanto vulneran las academias con su excesivo celo “científico”.

Temas

Más noticias

Con éxito, se efectuó el Open Tennis Tour Tlaxcala 2024

Este domingo se efectuó con éxito el Open Tennis Tour Tlaxcala 2024 en el estadio de la hacienda Soltepec, ubicada en el municipio de...
00:05:59

Exhiben pueblos de Cholula cómo basurero sigue contaminando a cuatro meses de estar cerrado

A pesar de que desde hace cuatro meses el relleno sanitario intermunicipal de San Pedro Cholula no recibe ninguna descarga,  la basura acumulada desde...

Últimas

Últimas

Relacionadas

Perú: Tribunal Supremo amplía otros 18 meses prisión de Pedro Castillo

Madrid. El Tribunal Supremo de Perú anunció este jueves que amplió otros 18 meses más la prisión preventiva contra el ex presidente Pedro Castillo...

Alberto Fujimori será candidato presidencial en próximas elecciones de Perú

Ap Lima. El expresidente de Perú Alberto Fujimori, quien en diciembre pasado fue indultado de su condena por corrupción y responsabilidad en el asesinato de...

Perú y Chile empatan sin goles en Copa América

Las selecciones de Perú y Chile no se hicieron daño pero provocaron bostezos este viernes en Arlington, en un partido que cerró la primera...

Más noticias

Con éxito, se efectuó el Open Tennis Tour Tlaxcala 2024

Este domingo se efectuó con éxito el Open Tennis Tour Tlaxcala 2024 en el estadio de la hacienda Soltepec, ubicada en el municipio de...
00:05:59

Exhiben pueblos de Cholula cómo basurero sigue contaminando a cuatro meses de estar cerrado

A pesar de que desde hace cuatro meses el relleno sanitario intermunicipal de San Pedro Cholula no recibe ninguna descarga,  la basura acumulada desde...

Oculta Angon información de la sobreexplotación de agua en Cocoyotla, acusan

El movimiento que defiende el agua de San Matías Cocoyotla acusó al ayuntamiento de San Pedro Cholula, que preside la panista Paola Angon Silva,...